Fandom

Wiki Errantes

Zorma Velethor

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Alliance.png
Zorma Velethor
Imagen de Zorma Velethor
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo "La Maldita"
Género Femenino
Raza Humana
Edad 42 (Antes de morir) (Presente en la Primera Guerra)
Clase Asesina
Alineamiento Caótico Malvado
Ocupación Espía del ejército humano
Lugar de nacimiento Antigua Ventormenta
Afiliación Ventormenta
Estado Fallecida

TrasfondoEditar

Zorma nació en una familia de comerciantes adinerados,lo que facilitó su educación y posterior entrenamiento.Desde pequeña lo tenía claro: quería formar parte del ejército.

Sus padres no se negaron,pues parecía un trabajo digno y deseaban lo mejor para su hija,que ya se estaba haciendo mayor.

Lo que no sabían ellos era su obsesión por el poder.Desde niña,iba a la taberna a escuchar como los bardos narraban increíbles historias de artefactos y héroes poderosos,que nunca caían y siempre vencían.Ella no quería ser menos.

Pasaron los años y la pequeña niña se convirtió en una fuerte mujer.Duros entrenamientos habían hecho de ella una diestra de la daga,y su agilidad era equiparable a la de un auténtico espía.

El ejército de Ventormenta no tardó en admitirla como espía,asignándole un buen cargo que le llevó a hacer varias incursiones.Pero la guerra llegó.

Las noticias llegaron rápido a Ventormenta.Un misterioso portal se había abierto,y un gran ejército se disponía a conquistar Azeroth.Ante la gran alarma del Rey,un ejército de humanos fue mandado allí con el objetivo de intentar parar su curso.Zorma Velethor estaba entre los elegidos.

Una vez allí,se quedó impresionada.El portal era enorme,y el ejército orco era inmenso.

Aunque pensaba lanzarse a la batalla,algo la paró en seco.Se acordó de esas leyendas de lugares inhóspitos,donde seres extraños escondían tesoros para cualquiera que tuviera la valentía de cruzar sus dominios.Grandes héroes habían surgido de esos lugares,guiados por sus intereses y voluntad.Ella miró aquel portal unos segundos.Esta era su oportunidad.

Se colocó un casco de batalla orca que yacía sobre un cadáver,y se lanzó contra el ejército.Moviéndose como el viento,esquivando el filo de las hachas,logró atravesar aquel portal.Cuando quiso abrir los ojos y comprobar que a pesar de los tajos y golpes no estaba muerta,quedó maravillada.Una selva se hallaba ante sus ojos.Y un ejército seguía avanzando hacia el portal.

Antes de que la pudieran matar,saltó desde la plataforma.Se rompió el pie al hacer eso,debido a la altura,y quedó un rato inmóvil,llorando.Pero no iba a fracasar,no ahora.

Cogió su daga rápidamente y se cortó parte de la pierna."Solo necesito un pie para caminar"-pensó.Apoyada en el mango roto de un hacha que encontró en la zona baja del portal,caminó sin cesar unas horas.Cuando no pudo más,se paró en seco y se tiró al suelo.Su pierna vendada le provocaba una gran agonía,pero ella no iba a dejar que nada la detuviese.No ahora.Se levantó a duras penas y puedo observar un campamento orco a unos pocos metros de ella.Parecía deshabitado,una gran pira estaba apagada y varios trozos de algo que parecía carne estaban mordisqueados.Fuera de quien fuera,ya no estaba ahí.

Se acercó lentamente al campamento y se sentó sobre el suelo,dolorida.Hambrienta,comenzó a devorar un trozo de carne roja que se encontró en las proximidades.No tardó mucho en percatarse de la presencia de algo o alguien más.No estaba sola.Había demasiado silencio.Cuando volvió la vista atrás,no puro evitar un gesto de horror.

A su espalda se hallaba un orco bastante macabro,con una calavera en la mano.Él la observaba con algo de curiosidad,sin apartarle la vista.Pasó unos segundos mirándola en silencio,hasta que abrió la boca."¿Cuánto pagarías por tu alma?"-dijo en idioma orco.Zorma no sabía nada acerca del orco,como es lógico,asi que simplemente asintió.Sin saber muy bien qué decir o hacer,sacó una daga lentamente y la apoyó sobre su pierna izquierda.Hizo varias señas al orco,señalando a la daga continuamente,indicándole que quería poder,que había oído leyendas acerca de seres que lo confieren a cambio de algo,y que estaba dispuesta a pagar lo que hiciera falta.El orco se fue dando cuenta de lo que deseaba,y asintió lentamente,con una leve sonrisa."Yo haré poderosa esta daga..*Señaló a la daga e hizo un gesto de grandeza*...pero tú,a cambio,me concederás un miembro de cada generación...de tu familia *Se limitó a mirarla.No sabía cómo iba a reaccionar en caso de conocer sus palabras,así que tal vez debía guardar silencio.*

Zorma asintió lentamente,con una sonrisa."El precio ha sido bajo,teniendo en cuenta el poder que voy a tener ahora"-Pensó,feliz,aunque algo insegura.Su deseo estúpido de poder hizo que no pensara en nada más.Fue un error fatal.

El orco comenzó un extraño ritual en torno a la daga.El suelo estaba lleno de calaveras,bastante macabras,que inspiraban temor.

Cuando acabó el ritual,la daga ya no era la misma.Un intenso brillo verde recorría su hoja,una y otra vez.Zorma la sostuvo con algo de temor.Al sacar su otra daga,parte de ese brillo se transfirió a la segunda arma,haciendo que cobrara el mismo aspecto que su "hermana".

Zorma se levantó lentamente,apoyada en el mango,con cara de impresión.Nunca había visto nada igual.Empezaba a dar pasos cuando se percató que las dagas ya no estaban con ella.Dio la vuelta y sintió un golpe horrendo en el corazón.Bajó la vista.Ambas dagas atravesaban su corazón.Cayó al suelo,perdiendo sangre.Intentó localizar al orco.Ya no estaba.Era su fin.

A los pocos días de su muerte se encontró su cuerpo en las actuales Tierras Devastadas.Tenía un agujero en la zona del corazón.Pero faltaba algo.Las dagas ya no estaban.


Con el paso de muchos,muchos años,llegó un mensajero a la reciente Gilneas.Se acercó al hogar de Los Velethor,y llamó a la puerta.Esta se abrió a los pocos segundos.

El mensajero llevaba una capucha bastante grande,era muy difícil ver su rostro.Al ver la puerta abierta,avanzó un poco.Llevaba un cofre en la mano.

Abrió lentamente el cofre,dejando a ver dos dagas,con un leve resplendor esmeralda.Levantó un poco la cabeza y miró a la mujer.

"Son de una familiar suya muerta.Aquí está su única pertenencia.Disfrútenlo".

Antes de que la mujer pudiera dejar de mirar a las dagas,tenía el cofre entre las manos.No pudo decir nada,pues,al levantar la vista,el misterioso mensajero ya no estaba.


Una maldición se extendió sobre Los Velethor desde aquel día.Un miembro de cada generación terminaba siendo un demente,un auténtico esbirro demoníaco.Muchos fueron desterrados de Gilneas por el bien de la ciudad.La mayoría murieron de hambre.Pero aún hoy,la maldición sigue vigente.Nadie sabe cómo acabará esto.

AparienciaEditar

Largo pelo blanco,ojos marrones y cejas arqueadas.Su mirada era capaz de paralizarte,solía transmitir mucho odio.

Estatura media,con anatomía musculada y muy delgada.

CarácterEditar

Obsesionada con el poder,se unió al ejército sólo para intentar tener relevancia en la historia.

Seria,desconfiada,y a veces algo demente.No pensaba mucho las cosas,hacía lo que su corazón le decía en cada momento.

FamiliaresEditar

Jade Velethor

Valeria Velethor

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar