Fandom

Wiki Errantes

Whu Pan

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentario1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Whu Pan
Imagen de Whu Pan
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo Retaco, Grisgris
Género Masculino
Raza Pandaren
Edad 31 años; Nacií el 2 de enero del 0 D.P.
Clase Monej
Ocupación Monje errante
Lugar de nacimiento Playa de la Tortuga; Espesura Krasarang
Residencia Espesura Krasarang
Estado Vivo

ReseñaEditar

Nació en la espesura de Krasarang: Su nacimiento y el de su gemelo coincidió con la apertura del Portal Oscuro ergo invasión orca, pero esto fue más allá de la niebla, siendo que en Pandaria no ocurrió nada fuera de lo normal. Podría decirse que los dos hermanos eran el sol y la luna, que se complementaban. Uno, reflexivo, imaginativo, pasivo. El otro, arrojado, audaz y con los pies en la tierra. Sus locas aventuras (iniciadas por Whu, el arrojado) traían de cabeza a su padre, de hecho hasta una vez el pequeño Whu fue raptado por una tribu de hozen... siendo conocido por éstos como "pekeño muk muk". Sin embargo una aventura a la Jungla Prohibida fue la advertencia que le dio la vida más chocante para Whu Pan. Fueron demasiado lejos. Una tigresa les encontró, casi mató a Whu Pan y de Suo no se sabía nada. Aquel día fue el detonante para que comenzara su senda a la madurez y el cambio, pues nunca encontraron a su hermano; él y su padre debieron asumir que ya no estaba entre los vivos.

Un par de años después su padre había encontrado un cachorro quilen de piedra el cual si Whu Pan le ayudaba a cuidar y adiestrar podría quedárselo como montura. Fue ése el regalo que más apreciaría el joven cachorro.

Siguieron pasando los años, y cumplió la quincena. Aunque algo tarde, tomó la decisión de peregrinar al Pico de la Serenidad, lejos, al norte, y convertirse en un monje. Tal vez fuera su tono de convicción absoluta, tal vez fuera la resolución en su mirada, pero algo convenció al padre de que su camino se hallaba allí.

El joven cachorro partió a lomos de la formidable bestia quilen, que ya era adulta, rumbo a la fría Kun-Lai. Acostumbrado al clima de calor aplastante de la jungla krasari, sufrió bastante, aunque tuvo la sensatez de coger algunas pieles al partir para abrigarse. Llegó sin percances notables al Pico de la Serenidad.

Los primeros meses de entrenamiento los pasó más enfermo por el frío local que entrenando, aunque era parte de su entrenamiento: Se haría uno con ese clima. Hasta el punto de que años después fuera conocido por entrenar tras las lecciones en calzones, con cierta picardía. Este comportamiento llamó la atención de una pandaren de su edad llamada Karmín, que le reprendió. Y del roce nace el cariño, ese día conoció a su futura pareja.

Habiendo pasado ya quince años en el Pico de la Serenidad perfeccionándose decidió salir a dar la vuelta al mundo (para él, Pandaria, dado que la niebla aún no se había retirado) con su prometida. Cada provincia del este de la Muralla dejó un bonito recuerdo en sus mentes... salvo la Espesura de Krasarang.

Había pasado un año hasta que habían visto todas las demás provincias a fondo y decidieron adentrarse a la natal de Whu. La niebla se había disipado y unos forasteros habían invadido el continente, trayendo una guerra ancestral consigo.

El sha, que normalmente yacía latente, dormido, y apenas se había manifestado en los últimos años, había despertado completamente ante las mentes nocivas de más allá de la niebla. La Atalaya de Zhu entera estaba sumida en la desesperación. Whu no había caído. Karmín tampoco... de momento.

El tiempo que pasaban investigando algún remedio, probando distintas maneras de animar a la población, fue el tiempo que tardó en contagiarse la desesperación a la mujer. Llegó a ser muy profunda, siendo una más de los afectados. Incluso comenzó a ahondar... abrumó su mente de tal modo que solo encontraría la liberación escapando de su pareja y lanzándose por un acantilado.

Whu se enteraría muy tarde de esta noticia: Durante un tiempo creyó que estaba desaparecida. Recibió la noticia tras haber luchado y vencido junto a la Grulla Roja y aventureros de más allá de la niebla al sha de la desesperación. De seguir vivo dicho sha, hubiera sido fuertemente poseído.

Cuando volvió a su aldea natal, se encontró a su padre, muy enfermo, con el pelaje cayéndosele y famélico. Una mancha oscura se extendía por su piel. La muerte de su progenitor la sobrellevó muy bien: Así lo deseaba, según sus palabras. Era para él un orgullo tener a su único hijo a su lado mientras abandonaba este mundo: No se iba con tristeza, sino con alegría.

Este sentimiento de orgullo fortaleció a Whu, que se adentró desde las Estepas de Tong Long al Desierto del Pavor: Iba a por la Emperatriz y a por el Sha del miedo. Se alió, al igual que los forasteros de más allá de la niebla, con los Klaxxi. La experiencia fue horrible, pero la Emperatriz cayó. Whu consiguió dos cimitarras de ámbar que conserva a día de hoy.

Ahora le tocaba el turno al sha del miedo: La Veranda de la Primavera Eterna era un lugar curioso, no sabría cómo definir su experiencia ahí... terrorífica al final, sin duda. Pero como su Emperador, figura a la que admiraba, venció sus miedos aquel día y las fuerzas de la niebla y de fuera unidas acabaron con otro sha más.

Resultó muy herido, pero tuvo tiempo de recuperarse hasta que el Rey Trueno viviera de nuevo... los susurros corrían por toda Azeroth. La figura del Rey Trueno fue como el último obstáculo que Whu veía en su camino. Colaborando con el asalto del Shadopan, se adentró en la Isla del Trueno y en el Solio del Trueno. Lo que vivió ahí dentro podría haberle destrozado la mente, pero perseveró. El momento que peor lo pasó fue cuando la hidra Megaera casi se lo comió... tuvo suerte de que un tauren, Oakhu, le cortara esa cabeza; Le estaría eternamente agradecido.

Tirano. Dictador. Soberano. El Rey Trueno era una figura imponente y colosal, mas, aunque blandió el poder de los mismos cielos y de un guardián titánico que él mismo agredió, la unión hace la fuerza necesaria para clamar justicia por los crímenes de Lei Shen, que debería estar muerto. Whu pudo comprobar que a más grande mayor es la caída. Como trofeo personal, se llevó un hacha de guerra forjada en el trueno de una cámara del palacio que albergaba tesoros jamás vistos.

Esta sería su última gran aventura en Pandaria. Ahora que sabía que Azeroth no fue destruido en el Cataclismo del Pozo de la Eternidad... ¿Qué habría mejor que hacer que darle la vuelta al mundo,mundo? ¡Si hasta había otro planeta llamado Terrallende! ¿Qué le depararía el futuro en Azeroth? No lo sabía, pero sabiendo que tendría a su amigo Oakhu al lado, no temía a nada, ni a mil hidras... ¿Dónde decías que estaba el refugio bajo tierra?

AparienciaEditar

Notablemente más bajo que la mayoría de pandaren y también más gordo. Presenta el pelaje increíblemente sedoso, suave y abundante, siendo del color del atardecer.

La cara es redonda, muy ancha y de mejillas abultadas. Le crece poco pelo, que no pelaje, pero sí barba. Llevarla o no es decisión suya.

Los dos ojos, son del color del jade propio de las hojas del té, contrastando con el color atardecer de sus motas. El izquierdo muestra tres cicatrices,  líneas paralelas. Cualquier entendido en bestias sabe con seguridad que se tratan de heridas antiguas y provocadas por un enorme felino. Si tienes el horror u honor de visualizarlo con el torso al descubierto, descubrirás que la espalda está enteramente sesgada por otro zarpazo,

Viste ropa de cuero, generalmente ligera. Sin embargo, siempre le verás o con un pañuelo de arpillera o con una caperuza con una bufanda de lanaviento, la cual perteneció al "Zorro Regio", uno de sus antepasados, una leyenda de hace milenios. Domina cualquier arma típica en un monje. Sean espadas, afiladas hachas, pesadas mazas, tradicionales bastontes, amenazadoras armas de asta o incluso arcos largos.

CarácterEditar

Gener-oso (chistaco), pacífico y algo callado. Son las primeras palabras que se le vienen a la mente a cualquiera de sus amigos a la hora de definir al pandaren. Cuida de los suyos con una lealtad férrea e incuestionable. Coge confianza y amistad muy rápido, ayuda a todo aquel que lo necesite, lo que a veces le lleva a tomar riesgos que no tienen nada que ver con él.

Es algo rarito con respecto a los pandaren: No le gusta el bambú. También prefiere la birramiel, que descubrió hace poco, y ha sustituido en su escalafón al aguamiel... Aunque le gusta la cerveza, prefiere la primera bebida mencionada: ¿Birra con miel? Es el cielo en su paladar: ¡Tamaño el agrado de degustar el dulce líquido de los Augustos mismos!

Tiene un pavor profundo a las hidras desde el percance con Megaera, que casi se lo come.

Familia, allegados y bestias en propiedadEditar

  • Nelín Yuon (Pareja. Personaje jugador) - Viva. Una pandaren pastora de yaks, con conocimientos de cocina y medicina.
  • Wu Pan el Domabrisa (Abuelo) - Vivo. Instructor de jinetes de dragones nimbo.
  • Tsu Pan el Maestro de Bestias (Padre) - Fallecido el 30 D.P por una enfermedad desconocida y degenerativa
  • Huma Pan la Borracha Guerrera (Madre) - Fallecida el 3 D.P en batalla, haciendo honor a su apodo.
  • Suo Pan (Hermano gemelo) -Dado por fallecido el 9 D.P en la Jungla Prohibida, fruto de la imprudencia de ambos hermanos.
  • Karmín (Prometida) - Fallecida el 30 D.P. Se suicidó, profundamente poseída por la desesperación del sha que azotaba Krasarang. Estaba encinta de mellizos.
  • Xin Qian Pan "Paso Nocturno" (Prima. Personaje jugador) - Hija de Pan Pan y Eir, actualmente se encuentra más allá de la niebla.
  • Khanju - Vivo. Quilen pétreo que sirve como montura a Whu Pan.

OtrosEditar

Mide 1,87 metros

Pesa 146 kilogramos

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar