Fandom

Wiki Errantes

Una de obreros, militares y soñadores

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentario1 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Una de obreros, militares y soñadores
Imagen de Una de obreros, militares y soñadores
Información del evento
Fecha 24/07/2013
Lugar Reino de Ventormenta
Participantes
La Alianza
Promotores
Tom Swire
Rauss Smmirovich

TrasfondoEditar

La jinete de grifos desmontó con prisa en la percha de grifos de Ventormenta. Dejó a la bestia alada bajo el cuidado de Dungar Tragolargo, y corrió apresurada por las calles del Distrito de Mercaderes, hasta llegar a la entrada de la ciudad y encontrarse con el comandante de defensa de Ventormenta. Realizó un saludo militar, y de inmediato procedió a informar a Hammond Clay.

- Mi general, vengo de los Páramos de Poniente, de Arroyo de la Luna. Debo informar sobre los sucesos allí acontecidos. *tras una breve pausa que el general se tomó para asentir y prepararse para lo que parecían lúgubres hechos, continúo* Una banda de asaltantes armados con rifles, cerca de una decena, han asaltado el campamento base de Arroyo de la Luna...

- ¿Han habido bajas? *interrumpió Hammond*

- No, por suerte no... pero tenemos cuatro heridos de bala en el campamento, que estarán siendo atendidos ahora mismo.

- *El general suspiró, aliviado* ¿Y qué hay de los asaltantes? Habrán sido capturados, espero.

- Los soldados se vieron obligados a disparar a matar para detener el ataque... los asaltantes sufrieron 7 bajas, mientras que tres escaparon.

- ¿Por qué una banda de asaltantes tan pequeña considera lógico un ataque a un campamento mejor armado y con superioridad numérica? *dijo Hammond, con el ceño fruncido ante el derramamiento de sangre*

- El agente de campo del IV:7 Ran Dom investigó los cadáveres... parece ser que, se trata de obreros, canteros y peones que trabajaban en el reino. Incluso... consiguió esto. *la jinete de grifos entregó un papel que llevaba doblado en la cartera al general*

- *Hammond coge el papel y lo lee, con gesto poco amigable* ¿Más revueltas del proletariado? ¿Y ahora armadas? No consentiré que esto llegue más lejos. *él devuelve el papel a la jinete de grifos* Vuelve a tu puesto, *ambos realizaron un saludo militar, y la jinete de grifos volvió a por su grifo, satisfecha*

Tras consultarlo con quien fuere debido, Hammond Clay ordenó reforzar ligeramente la presencia militar en los Páramos de Poniente hasta nueva orden, así como alertar a las autoridades del reino que fuese cacheada toda persona sospechosa, no podían arriesgarse a que los tres desaparecidos intentasen algo.

Editar

Entre el proletariado de la ciudad, circula una información en papel, la cual desde la información de los Páramos de Poniente se esmeran en esconder a ojos de la guardia. En dicho papel, se puede leer:

Trabajadores de todo tipo, jornaleros, estibadores, canteros, obreros, granjeros, carpinteros, herreros, pescaderos, curtidores, albañiles y peones.

Este mensaje va por vosotros.

Estamos cansados de ser la moneda de la nobleza. Cansados de la opresión a la que nos someten las clases altas. Del poco valor que nos dan. Cansados no solo de nuestros duros trabajos sino de ver sufrir a nuestras familias, hambrientas y harapientas sin un cobre mientras ellos disfrutan en sus palacios. Y sobre todo, cansados de trabajar para ególatras.

Nuestras agotadoras horas de trabajo merecen una mayor remuneración. Merecemos seguridad laboral. Merecemos el derecho al descanso y al respeto que nos deben nuestros superiores.

Debemos hacer llegar el mensaje.

Ve a los Páramos de Poniente con tu familia y con tu gremio. Danos tu martillo, y nosotros te daremos la justicia, la libertad, los derechos que mereces.

Por el Amanecer Rojo.

Desarollo del eventoEditar

Resumen 24/07/2013:

Un caballo marrón se acercaba a las murallas de la ciudad ventormentina. A lomos suyos, un soldado del reino, embutido en placas blancas y azules, y justo detrás de este, lo que quedaba de un difunto hombre. Gracias a escaleras de madera y cuerdas, en pocos minutos el cadáver del hombre, encapuchado, con un manto marrón cayéndole sobre lo que quedaba de su armadura de la IV Compañía, ensangrentado y con el rostro reventado por un arma de fuego colgaba a las afueras de la ciudad, goteando sangre ocasionalmente. El encargado de este macabro trabajo se acercó al general de defensa, que contemplaba con firmeza la nada agradable imagen.

- Mi general. -saludó militarmente- El culpable de lo que se conoce como "Amanecer Rojo". Él repartió los panfletos que la guardia aún sigue incautando en la ciudad, y él coordinó una manifestación violenta en Villa del Lago.

- Son insistentes. Informe y recuento de bajas, soldado.

- Atacaron la villa desde el oeste, eran más o menos una docena... obreros, armados con armas contundentes. Entraron en la villa infiltrados en un carromato de estiércol. Este y dos más eran los únicos que iban armados seriamente. -el soldado hizo una pausa para contemplar como los primeros cuervos se posaban en el cadáver- En cuanto a las bajas, el informe es el siguiente. -el soldado extendió un pergamino y comenzó a leer- La población de Villa del Lago ha sufrido tan solo una baja, la del concejal de economía Marian Brajoy, mientras que los heridos se extienden a un civil con quemaduras leves y dos soldados fuertemente golpeados.

- -el general interrumpió al soldado- ¿Quieres decir que su objetivo era solo el concejal de economía? ¿Y qué hay de Salomon?

- Eso parece, mi general. La agente de campo Glyphia Sanderson del IV:7 se encuentra investigando el crimen.

- Por lo menos, la amenaza ha sido repelida, he de suponer.

- No, mi general... -dice, cabizbajo- ...de los doce criminales que asaltaron la villa, nueve han muerto, tres han escapado... tenemos el nombre de "Rauss", supuestamente el cabecilla del entramado.

- -Hammon Clay chasquea la lengua- Entonces, la amenaza aún existe. Vuelve a tu puesto. Me encargaré personalmente de hundir a esos traidores.

Ambos realizaron un saludo militar. El soldado se retiró y volvió a Villa del Lago sobre su caballo marrón, mientras que Hammond Clay tuvo que volver a consultar con quien fuese necesario, para aumentar aún más la seguridad en el reino. Se celebró una ceremonia de entierro al concejal de economía Marian Brajoy, en el Cementerio de Ventormenta. Las fronteras se endurecieron, cacheando a fondo toda mercancía y/o persona que pasase por ellas.

Esa misma tarde, se informó de la desaparición total de la propaganda roja de la ciudad, además de los últimos casos de detención a civiles por posesión de panfletos ilegales. Ningún obrero más volvió a hablar de esos panfletos, intimidados por sus supervisores. Los obreros continuaron reparando la ciudad, los estibadores construyendo barcos, los carpinteros creando hogares y los canteros picando cobre. En sus hogares, ellos soñaban con una vida más justa... una vida roja.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar