Fandom

Wiki Errantes

Trisaga Lágrima de Plata

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Trisaga Lágrima de Plata
Imagen de Trisaga Lágrima de Plata
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo Lágrima de Plata
Título Bálsamo
Género Femenino
Raza Kaldorei
Clase Sacerdotisa
Alineamiento Legal Bueno
Ocupación Sanadora
Lugar de nacimiento Monte Hyjal
Residencia Astranaar
Afiliación Templo de la Luna, Vuelo Bronce
Estado Fallecida

Bálsamo Trisaga, llamada Lágrima de plata, fue el último Bálsamo de Azeroth.  Recorrió todos los caminos del mundo y fue amiga de todos y respetada por todos. Era un pedazo de Luz en la oscuridad. El día que murió, el mundo se volvió un poco más oscuro.

InfanciaEditar

Trisaga, hija de Obedama, mostró desde muy niña los dones que tradicionalmente se asocian con Elune y por esta razón fue consagrada al Templo y apartada de su familia.

Como novicia aprendió las artes de la curación y en la quietud del Templo sus dones se acrecentaron. Fue capaz de percibir las auras y las fracturas en las almas. Se instauró entorno a ella un aura de sosiego, una tranquilidad sutil como una caricia, que junto a su paciencia natural y su humildad determinaron que fuera destinada a la Casa de Reposo, un hospital santuario donde sanar las almas además de los cuerpos.

La Casa del ReposoEditar

Durante su servicio en la Casa del Reposo, Trisaga conoció a una joven humana llamada Liessel . Desde el primer encuentro, Trisaga reconoció en ella un fragmento perdido de su propia alma. Si amor por ella, que trascendía cualquier concepto de amor que ambas pudieran conocer, le llevo a explicarle las leyendas de su pueblo, según las cuales las almas se dividen al morir y los fragmentos se pierden en la eternidad. El regocijo de encontrar un fragmento perdido es el mayor que nadie pueda conocer.

Pasados varios años, Liessel regresó a las tierras de los humanos pero ambas sabían que una vez encontradas no podría perderse jamás. Trisaga permaneció en la Casa, cuidando de las almas heridas.

La Hija del RobleEditar

Cuando llegó a su conocimiento que Liessel estaba poniendo en peligro su vida por miedo a quedar encinta, y sabiendo que su cuerpo había quedado dañado para siempre debido a los sucesos de su juventud, Trisaga escribió a la hermana de su alma hablándole de su pariente Finarä, una druidesa de gran poder que sin duda podría ayudarla. Aprovechando la Festividad Lunar, Liessel viajó hasta Claro de la Luna y se entrevistó con Finarä

Cuando se aceptó el pago y se obró la magia, Trisaga acogió en la Casa del Reposo a Dishmal , quien necesitaba ahora tanta ayuda como Liessel había necesitado de joven. Cuando Liessel dio a luz, reveló a Dishmal el secreto y se afanó en ponerlos a salvo debido al brote de violencia que surgió en Claro de la Luna a causa de la magia de Finarä . Ella abandonó la Casa del Reposo para poder ayudar

ImoenEditar

Imoen Tordana 
Shattrat.jpg

Trisaga como sanadora en Shattrat

era una joven espía bajo las órdenes de Liessel en el Alba de Plata . Trisaga la conoció cuando se unió a sus filas para cuidar de Liessel y desde el principio tuvo la certeza de que si ya era afortunada por haber encontrado el fragmento perdido de su alma, Imoen no era sino otro fragmento perdido.  Con ella viajó hasta Terrallende y se estableció como sanadora del hospital de Shattrath.

TormentoEditar

Con la muerte de Liessel, Trisaga enloqueció. El dolor quebró toda su entereza y tras las exequias, su aura mutó. Huyó de todos cuantos la conocían y se perdió en el olvido.

Jack Auburn y el Fantasma de DesesperanzaEditar

Jack Auburn era un capitán de la Armada de Ventormenta. Desafortunadamente su barco naufragó cerca de las costas de Azshara y él, como único superviviente fue arrastrado hacia la orilla. Encontró refugio en las ruinas de un viejo templo y allí comenzó a redactar sus vivencias en un diario. Día a día y sin posibilidad de ser rescatado, el capitán Auburn fue dejándose languidecer de soledad. En su delirio, fue testigo de una aparición fantasmal, una doncella élfica envuelta en alas de gran congoja, y la congoza se deslizaba a su alrededor como un perfume que enloqueció al capitán y lo llevó a la muerte.
Tormetno.jpg

Tormento liberada

Su diario sin embargo fue hayado y la leyenda del Fantasma de Desesperanza comenzó a circular entre los cuentacuentos. En un cuentacuentos Imoen encontró la pista, meses después, del paradero de quien sospechaba era en realidad Trisaga.

En compañía de Kloderella, su amante, emprendió el camino hacia Azshara. Allí encontró al fantasma y con gran dolor hizo frente a su aura para traer a Trisaga de vuelta. Cuadno Tormento se desvaneció y Trisaga recuperó su cordura y su aura, regresaron a la civilización.

Los Hilos del DestinoEditar

A su regreso, Trisaga había cambiado. Más firme, más serena, y con una antigüedad en su mirada que no tenía antes de ser Tormento. Con su cordura regresó también un nuevo don. A sus ojos se aparecían los hilos del destino y fue capaz de ver los lazos entre las personas.

Averil LumberEditar

Su regreso le deparaba además otra sorpresa. En Theramore, la joven Irinna Timewalker le reveló la verdadera identidad de Averil Lumber , una muchacha humana estudiante de magia en Ventormenta. En cuanto sus ojos se posaron en la muchacha, la revelación fue un bálsamo para su alma puesto que de algún extraño modo Averil Lumber era en realidad Zoe Uscci, perdida en las corrientes del tiempo. Desde ese momento Trisaga, ya Bálsamo, la tomó bajo su cuidado en memoria de su madre.

Cuando la maldición de la muchacha fue revelada, Bálsamo Trisaga se entregó por completo a su salvación. Viajó por el mundo entero buscando pistas que pudieran ayudarla a cumplir su objetivo y centró casi todas sus esperanzas en un libro llamado "La Encomienda de los Vuelos".  Su búsqueda inagotable parecía no tener un fin y cada prueba que encontraba la enviaba más allá. Sayera, una dragona del Vuelo Esmeralda, le habló de Nozdormu quien tal vez con su poder de ver los auténticos hilos del destino podría ayudarla a encontrar una solución. Aquella resolución la llevó hasta Tanaris donde conoció a Dremneth, un guía humano que se ofreció para guiarla hasta las Cavernas del Tiempo y que al cabo de un tiempo se rebeló como Dretelemverneth, del Vuelo de Bronce.  
Tanaris.jpg

Dremneth intercedió por ella ante Anachronos a su llegada a las Cavernas y tras grandes deliberaciones los dragones aceptaron asistirla a cambio de un precio. Para ayudar a las Escamas de las Arenas a comprender la locura que aquejaba al propio Nozdormu, debía conseguir muestras de la corrupción que presentaban los cuatro dragones del Vuelo Verde que custodiaban los portales del Sueño Esmeralda en el mundo físico. Apesadumbrada por lo terrible de su misión, Trisaga pidió ayuda a todos sus aliados y de esta manera escribió a Kluina´ai Nubeblanca de los Tauren, a Amnehil Ramaplateada, mayor defensor de Astranaar, al hechicero Angeliss A´nariel , quien poseía el corazón de Averil, a Aynarah A´neth Arcopluma de Astranaar, al sacerdote humano Eanor de Valois, al fiero cazador enano Irvine Wildhammer, a Tristán de la Tour y a otros muchos, rogándoles su ayuda y la de sus huestes. 

AstranaarEditar

Gracias a ellos consiguió acometer su tarea y cuando regresó ante Anachronos con las muestras de corrupción, el dragón le habló del Guardián, un poderoso druida quien según los hilos del destino, estaba destinado a salvar a Averil. Sin embargo sus peregrinaciones no habían sido bien vistas por sus mayores en el Templo de la Luna y fue amonestada. Por orden de la Suma Sacerdotisa Tyrande fue enviada a la ciudad élfica de Astranaar en Vallefresno donde debía atender a los heridos de la acuciante guerra que allí se estaba padeciendo. Con gran pesar pero sabiendo que lo que se le pedía era justo, envió una carta a Averil hablándole de las revelaciones de Anachronos y se estableció en Astranaar como responsable del hospital de campaña.

Ultima.jpg

2 de Mayo de 2010. La última mirada de Bálsamo Trisaga

Lamentablemente, una apacible tarde en la que la ciudad parecía sumida en un sueño perezoso, y mientras la totalidad de los defensores habían abandonado la plaza para asistir a los funerales del comandante Serafin de Shatignon, Bálsamo Trisaga fue degollada por un incursor orco en el hospital, donde fue abandonada y se desangró hasta morir.

EcosEditar

La muerte del último Bálsamo de Azeroth resonó en los espíritus de muchos de quienes la conocieron. Cada uno de algún modo percibió aquel atisbo de Luz que desaparecía del mundo y que atestiguaba que desde aquel instante el mundo era un lugar un poco más oscuro.

Por HesterEditar

2 de Mayo, 20:50 (Hora local en Astranaar)

En la posada de Rémol se oyó un grito.

Hester Stanhope se incorporó violentamente sintiendo que le faltaba el aliento (que ya no tenía) y que el corazón le saltaba en la garganta (que tampoco), sintiendo como si acabara de sobrevivir a una catástrofe terrible, sintiéndose morir (aunque ya estuviera muerta). Fuera la luna brillaba, como siempre, sobre el cementerio. Supuso que había tenido una pesadilla (aunque ya no soñara) y que la había olvidado, pero fue incapaz de volver a conciliar el sueño...

                                                                              ----

Por ImoenEditar

2 de Mayo, 20:52 (Hora local en Astranaar)

- ¡Jefa! ¡Jefa!

Niura sujetaba como podía a Imoen que, agarrándose la cabeza con las manos, convulsionaba incontroladamente en el suelo de la trastienda.

- ¡Jefa! Maldita sea ¡¡Daala!!

Se echó sobre Imoen intentando que el peso de su cuerpo la ayudara a evitar que la joven se golpeara con los muebles.

Poco a poco, Imoen dejó de convulsionar y abrió los ojos poco a poco, clavándolos en los de Niura, que suspiró aliviada.

- ¿Estás bien, jefa? - Creo que sí ¿Qué me ha pasado? - Dímelo tú. Estábamos hablando tranquilamente y de repente diste un grito tremendo. Te agarraste las sienes y caíste al suelo murmurando “Otra vez no, no podré soportarlo” - No sé, de repente sentí un vacío en mi interior y las voces…las voces inundaron mi cabeza como cuando… - ¿Voces? Jefa, ¿seguro que estás bien?

Imoen se levantó del suelo y se sentó en una silla.

- Sí, Niura. Sólo necesito dormir un poco. Los últimos días han sido agotadores. De verdad que estoy bien. Vete a casa, que yo terminaré con esto.

Pero a Niura no se le escapó el hecho de que Imoen no la miraba a los ojos. Aún así, había aprendido a tratar a su jefa y sabía que en ciertos momentos era mejor dejarla sola.

- Está bien, jefa. - suspiró - Nos veremos por la mañana.

Y mientras cerraba la puerta, añadió.

- Vete a dormir, anda. - Lo haré. Descuida.

Pero no se fue a dormir. Pasó la noche sentada en la silla, agazapada sobre sí misma y presa de una terrible desazón.

                                                                         ---- 

Por AynarahEditar

La centinela Aynarah A'neth Arcopluma cabalgaba a lomos de su sable bosque a través, intentando pasar desapercibida para detectar los movimientos del enemigo y preparar la defensa de la ciudad. En cuestión de segundos sintió como la tierra cedía bajo las patas de su montura, un par de pasos atrás, un rugido lastimero y de pronto ambos yacían boca abajo en el suelo del bosque. Nunca le había pasado algo así, Brisa había sido entrenada duramente y era ágil y capaz de adaptarse a los terrenos más abruptos y afianzar sus patas sobre el suelo movedizo.

Que extraño... pensó la centinela mientras se ponía de nuevo en pié sacudiéndose la tierra.

                                                                        -----

Por LeshracEditar

Hacia frio. Realmente, siempre tenia frio, aunque esta vez lo notó. Hacia tiempo que no tenia frio, que no lo sentia ¿Como puede sentir frio alguien que ha tenido el corazon helado toda su vida? Porque esta gelida sensacion no tenia nada que ver con el ambiente, con la temperatura. Era un frio que el conocia mejor que cualquier otro. Todo seguia igual.

Y en efecto, todo seguia igual. La luz seguia desvaneciendose tiñiendo el aire de color naranja y de melancolia. Las sombras seguian reptando, devorando la esperanza, esperanza que no es mas que un bello espejismo. La calidez de unas palabras amables, unas sin prejuicios por la raza, sin odio por el pasado, sin miedo por el ser, se desvanecian de repente dejando paso al frio. Todo seguia igual.

Tal vez habia sido un iluso, tal vez aquello solo fuese una fingida amabilidad. En cualquier caso, aquel encuentro le habia reconfortado en los momentos mas sombrios, era un rayo de esperanza. Esa esperanza que desaparecia, que con su ausencia dejaba las cosas otra vez como antes, como estaban. En un abrir y cerrar de ojos, el calor de un recuerdo se sustituye por esa ausencia, como si ahora no hubiese diferencia entre aquel momento y todos los demas ¿Por que habia desaparecido aquella sensacion?

                                                                         ----

Por DeganoEditar

Degano está añadiendo aceite en uno de los motores del Rompecielos. Un trabajo rutinario y aburrido, pero hoy no le esta resultando nada fácil. Una viaja herida en el hombro izquierdo le molesta cada vez que coge un bidón.

Se la hizo en Terrallende, cuando bloqueo con el escudo el golpe de un señor del foso, lo que fue muy mala idea. Herido, lanzó su última bomba a la cara del demonio, y se fue volando encima de su raya abisal.

Se la curaron se Shattrah. ¿Era una elfa de la noche? La recuerda porque intentaba sonreir, aunque parecía que no tenía muchos motivos para hacerlo.

Hoy no iba a tener un día fácil en el Rompecielos. Y tampoco tenía muchas ganar de sonreir.


                                                                       ----

Por Kluina´aiEditar

En Cima del Trueno, canturreo quedamente mirando hacia el lejano Vallefresno. Me ha dado un vuelco el corazón, y eso nunca ha significado nada bueno. "Se me saltan las lágrimas, hermana. Mas te indicaré el camino. Vuela libre tu alma, pura, sin trabas, directa al cielo limpio. Será corto tu viaje, pues tu Señora te reclama Elúne, Mu'sha la Blanca, aquella a la que tan devotamente has servido." Se me quiebra la voz, aunque no importa. Ella ya no está. Ha sido segada su vida, como tantas otras. Maldita guerra. Maldito odio Malditos todos. Sobre todo quien acabó con el ungido Bálsamo, consagrada a aliviar el dolor ajeno. Ese ser nació maldito a buen seguro, porque solamente la criatura más vil podría siquiera pensar en dañarla. Maldita también yo, por no estar allí contigo, hermana. No te conocí, pero te recordaré siempre erguida, solemne y sublímemente serena en medio del caos. Capaz de calmar incluso los tormentos interiores escondidos. Sosegando hasta a tus teóricos enemigos. No te merecíamos. Predicaste callada, con el ejemplo. No arrebaste una vida ni para sostener la tuya propia. Sin el brillo argénteo de tu cabellera de gloriosa doncella élfica, sin la Luz de la Diosa emanando de tus ojos, este mundo es hoy, si cabe, más tenebroso. Descansa en el seno de tu Señora. Que su regazo amoroso compense mil veces cada dolor, cada renuncia de tu joven vida entregada por nosotros. Y que allí, durmiendo el más dulce sueño a la espera de que tu Alma Antigua retorne, conozcas, al fin, lo que son la Dicha y la Paz, porque en este mundo desgraciado (demostrado queda) son imposibles. Que tu hermoso recuerdo, Trisaga, nunca, jamás, pueda ser la excusa para verter más sangre. "La próxima vez será mejor"


                                                                                                                    -----


Por Nirath Elh´MorothEditar

La algarabía de niños no cesaba, de ahí para allá corrían, saltaban, reñían, y reían. Con su usual tranquilidad el elfo no perdía detalle de sus movimientos y asistía al malherido pirata, paladín o mago de 5 añitos herido en esa reyerta que habían organizado, entre todos los chiquillos, en el orfanato. En el momento cumbre del enfrentamiento una pequeña guerrera fue herida, Nirath se acercó con la suficiente destreza para no empañar el honroso combate a vida o muerte que mantenían un paladín bueno contra otro muy muy bueno (palabras textuales del luchador).

La pequeña guerrera estaba herida de verdad: un corte con aspecto feo sangraba en su brazo derecho. La niña lloraba de dolor, pero sobretodo de impotencia...entre sollozos no dejaba de repetir que quería continuar la lucha pues sus compañeros, sin ella, estaban solos...

Como si el martillo de un relojero le hubiera asestado un ligero y preciso golpecito, el corazón de Elh'Moroth se encogió. En silencio limpió y vendó la herida y con un susurro le dijo a la recién sanada combatiente:

- ¿Sabes?...una vez alguien me recordó que tanto las cosas bellas como las poderosas mueren...- mientras las palabras se extinguían el dedo índice del elfo rozó una esquina del labio de la dolorida chiquilla y esta instintivamente dibujó una tímida sonrisa, señalándola continuo – ...pero las cosas buenas perduran para siempre.


Mientras una futura guerrera se giraba triunfal, y sonriente volvía a la lucha, en la mejilla del dagatorcida resbalaba una incongruente lágrima.

AparienciaEditar

Elfa de rostro amable y cabello de plata. Vestía siempre con humildad y su presencia inspiraba paz. Se dice también que junto a ella las heridas sanaban más deprisa. 

CarácterEditar

Trisaga fue instruida desde niña como el útimo Bálsamo de Azeroth y sobre esas bases construyó su identidad. Su entrega al bien del prójimo era tan absoluta que ella misma quedaba siempre en segundo plano y no dudaba en ayudar al necesitado aunque fuer en detrimento de su propia salud. La entereza se convirtió en su bastión más fuerte, y jamás se permitió más que amar al prójimo sin esperar nada a cambio. Podía ser firme y en ocasiones inquisitiva, pero se la recuerda como un espíritu bondadoso, un pedazo de Luz Pura, y ese es el Eco de su paso por el mundo.

FamiliaresEditar

Liessel Uscci

Finarä

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar