Fandom

Wiki Errantes

Syalian Sombravil

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Syalian Sombravil
Imagen de Syalian Sombravil
Información del personaje
Género Femenino
Raza Kaldorei
Edad 12.000
Clase Cazadora de Demonios
Alineamiento Caótico neutral
Lugar de nacimiento Suramar
Afiliación Illidari
Estado Viva


TrasfondoEditar

Infancia y juventud:Editar

Syalian Sombra de Luna se crio a las afueras de Suramar, la Capital de los altivos elfos de la noche 11.000 años antes de la Apertura del Portal Oscuro. Creciendo en una de las zonas más exteriores de la ciudad, llegando casi a ser un pueblo independiente. Sin embargo, esta zona jamás se libró de la cruel represión élfica por parte de la Reina Azshara. Todo y, aun así, Shyalian se crio en una familia tranquila. Su padre era un apacible sastre de la ciudad y su madre servía como una de las asistentes de una Altonata de la zona llamada Arinial Canto Arcano. Sus tres hermanas trataron de labrarse una vida en las zonas más interiores de la Capital como guardias de la ciudad. Siendo la menor de las tres se crio prácticamente sola con sus padres viendo a sus hermanas muy de vez en cuando, y su padre falleció debido a un malentendido con uno de los guardias personales de la Reina. Eso llevó a Syalian en su juventud a querer abandonar aquella corrupta ciudad. Desde pequeña, le fascinó la figura de Elune debido a la influencia de su Madre y quiso entregar su vida al sacerdocio de Elune en el Templo de Zin’ashari. Allí aprendió ciertas habilidades de las sacerdotisas, sin embargo, Syalian siempre mostró un carácter algo alegre y salvaje para la vida tranquila del pueblo lo que le llevó a disentir con más de una compañera del sacerdocio. Sin embargo, todo eran problemas menores ante lo que estaba a punto de ocurrir.

Cuando la Reina Azshara empezó los oscuros contactos con la Legión Ardiente, Shyalian ayudó a las zonas exteriores en la defensa del mismo Templo y de las zonas colindantes de la ciudad, sin saber muy bien ninguna lo que ocurría dado que nunca se habían visto luchando contra semejantes criaturas de donde quiera que viniesen. Jamás había tenido que enfrentar semejantes seres y esto le causo grandes temores, tantos que durante un tiempo no quiso abandonar el Templo de Elune buscando consuelo en el rezo y la meditación, aquellas criaturas le causaban grandes miedos que quería superar. Una vez renovado su valor siguió ayudando a las sacerdotisas de una forma más activa, descubrió tener una gran habilidad para el uso de armas cortas como las lanzas y dagas, combinándolas con sus otras aptitudes.

Syalian sacer.jpg

Más tarde comprendió que el horror que vivían era mayor de lo esperado, los demonios emergían desde la mismísima capital élfica, arrasando todo a su paso. Enseguida Syalian pensó en su familia de los exteriores de la ciudad, abandonando su puesto corrió hacia la antigua zona que había sido su hogar y encontró un espectáculo grotesco, sus hermanas habían pensado parecido a ella, aunque con un final horrible, un guardia vil les había partido en dos a dos de sus hermanas y la otra no había sido capaz ni de reconocerla en ese momento creyendo que era un saco de carne de animal. Cuando volvió la vista observó como el guardia vil aplastaba la cabeza de su madre que le dirigió una última mirada desesperada de ayuda. Al hacerlo Syalian enloqueció y con su lanza en mano se lanzó a la cabeza del guardia hundiendo su daga repetidas veces, sintiendo un odio y furia hacia esa criatura, no sabría decir cuánto tiempo estuvo destrozando la cabeza de aquel guardia, pero cuando recobró el sentido unas Hermanas de Elune la encontraron llorando con su madre en brazos. La sacaron a rastras de allí tratando de ponerla a salvo del caos que era la capital.

Iniciación como Celadora y El Traidor.Editar

Shyalian celadora.jpg

Recobrada de todo aquello y refugiándose con el resto de Hermanas de Elune. Su mente solo veía una y otra vez aquel espectáculo sangriento que había vivido en la Capital que tanto había odiado. Se enteró años después que la Altonata que había asistido su madre dejó a los ciudadanos a su merced de los demonios mientras ella pactaba oscuros pactos con ellos dejándoles morir a todos. Su odio y furia empezaron a dejar de encajar en las Hermanas de Elune. Se enteró de la formación del grupo instado a formarse por Malfurion Tempestira, el druida, llamado “Las Celadoras” en el que algunas Hermanas de Elune entraron para vigilar al llamado “Traidor” en las zonas que ahora se conocían como Islas Abruptas después del Primer Cataclismo. Allí pensó que encajaría mejor puesto que sentía que sus Hermanas la miraban con recelo por su carácter después de lo ocurrido. Sentía tanta rabia que prefería tener su rostro cubierto de aquella armadura para verse lo menos posible.

Durante todos aquellos años vigilaron a Illidan Tempestira durante más de 9000 años. Sintió curiosidad desde el principio por aquella figura. Habían formado todo un cuerpo especial de sacerdotisas para vigilar a un solo elfo, muchas veces preguntó por él, pero no averiguó mucho más que las demás Celadoras supieran. Hasta que el Traidor escapó de la celda ayudado misteriosamente por la Suma Sacerdotisa de Elune, Tyrande. Fue entonces cuando Syalian se enteró del retorno de la Legión, el odio que había conseguido aparcar tanto tiempo volvió a surgirle de forma casi inmediata. Se unió sin pensarlo al grupo de caza de Maiev con la esperanza de matar así demonios para cobrarse su venganza por su familia. Durante todo este tiempo Shyalian acabó con la nueva amenaza sátira que había liberado Illidan contra ellas, sus habilidades no habían empeorado y su uso de armas unido a su enorme deseo de matar demonios aumento su rabia en combate. Sin embargo tuvo que ser retirada debido a una herida que le dejó un naga enviado por Illidan. Después de recuperarse se enteró del desastre de Maiev en Islas Abruptas y se unió de nuevo a la Caza de Illidan una vez ella regresó junto al resto de celadoras. Esta larga caza les llevó hasta un mundo devastado, donde Shyalian encontraría su destino...

Terrallende y la nueva familiaEditar

Shyalian.jpg

Syalian observó aquel mundo repleto de demonios con una satisfacción casi sádica. Mientras mataba a aquellos seres en busca de Illidian iba aumentando su satisfacción fue descubriendo la aterradora verdad sobre ellos. Estos seres no se morían. Cada vez que mataba a alguno sentía que volvía una y otra vez contra toda aquella expedición sentía que sus fuerzas se iban desvaneciendo, todo el odio y rabia se convirtieron en desesperanza y vacío. Toda su vida dedicada a luchar contra su odio para descubrir que era un odio tan infinito como aquellos seres, no habría nunca forma de saciarlo…no de esa forma, como una carcelera. Así mismo observaba como su misión cada vez cobraba un matiz más desastroso, Maiev estaba obsesionada con la caza de Illidan y a veces daba órdenes que costaban la vida de celadoras, eso le hizo perder toda la fe en sus Hermanas y ya darse por vencida en lo que hacía. Fue entonces cuando se enteró de lo que hacía Illidan, luchaba contra la Legión y lo hacía de una forma mucho más eficiente de lo que había visto entre los elfos y otros seres. Mataba y los desterraba de aquel mundo, controlándolo para que fuera seguro de ellos, lo hacía entrenando a personas para sacrificarlo todo y acabar con la Legión para siempre. Así decidió dejar su armadura de celadora en su tienda y salir corriendo del campamento donde se encontraban en ese momento, dirección al Templo Oscuro, allí se entregó a la instrucción de los Cazadores de Demonios. Pasó de ser carcelera del Traidor a ser su aprendiza en aquel Templo. Fue aprendiendo los métodos de los Cazadores de Demonios usando sus gujas especiales, parecidas a las que ya había usado en su época de celadora. A medida que se iba instruyendo, sintió admiración por todo lo que veía, todos los golpes y pesares que pasaba ahí dentro eran poco, sentía que su poder para llevar a cabo su eterna venganza estaban a su alcance, tanto el Maestro como los superiores de los Illidari le eran admirados y esperaba algún día ganarse su aprobación para ir a conquistar y destruir a la Legión. Debido a sus habilidades previas no tardó en ser apta para entrar en el ritual para ser una cazadora de demonios completa. Para cambiar a su nuevo estilo de vida se cambio su apellido por el de Sombra Vil.

Una vez apta, fue llevada al círculo de runas demoniacas para absorber al demonio para así tener plenas capacidades de caza contra aquellas criaturas que tanto odiaba. Había oído hablar a sus compañeros de la prueba, en la que muchos, no conseguían salir adelante. Sin embargo, ella tenía plena confianza en que su odio a ellos le ayudaría a superar la prueba. Una vez allí. Viendo la figura de Illidan Tempestira sintió casi una devoción hacia él para seguirle en su larga caza, cuando pronunció las primeras palabras de iniciación. Al cabo de lo que a ella le pareció un segundo de desfallecimiento, observó como una súcubo rápidamente le lanzó un latigazo sobre su piel que le arranco parte de la misma, rápidamente su entrenamiento dio frutos y le esquivó el siguiente ataque, el combate fue bastante intenso que acabó con la muerte del demonio debido a una ágil demostración de habilidad de armas de guja. Una vez muerto, Illidan le ordenó comerse el corazón arrancado del demonio. A Syalian por un momento le pareció una locura, sin embargo, obedeció y con el primer bocado sintió una arcada a la par que unos ardores por todo el cuerpo, sentía como toda su piel iba acalorándose. Una vez comido entero, pensando que ya había acabado todo Illidan le ordenó que se bebiera hasta la última gota de sangre del demonio, al lado del anterior paso le pareció casi algo sin problemas. Lo equivocada que estaba le sorprendió, una vez bebida la sangre un ardor indescriptible le recorrió todo el cuerpo hasta que cayó inconsciente en el suelo, únicamente escuchando las palabras de Illidan de fondo hasta que se perdieron en su mente.

Cuando despertó estaba en el Templo de Elune de Zin’Ashari, todo tal cual lo recordaba, ella sin embargo iba ataviada con las ropas Illidari del ritual. Oía la risa del demonio en su cabeza y en la zona, entendió que quizás fuera la misma cosa. La súcubo se regodeó de su pasado, llamándola traidora a las suyas y todos los insultos hacia ella que se le ocurrieran, echándole la culpa se lanzó contra ella y volvieron a pelear esta vez, el demonio parecía más desenvuelto que otras veces y la batalla le cobró algunas heridas más. Al herirle de muerte el demonio calló, pero la zona volvió a desaparecer. Ahora estaba en Suramar, la capital estaba desierta y las calles que tan bien había conocido. Llena de rabia por la situación decidió seguir la risa que tanto le molestaba del demonio, que seguía diciéndole lo poco que valía y que su sed de venganza era totalmente inútil. Este en un callejón la sorprendió, pero una vez delante de él Syalian cargó contra toda su defensa y lo asesinó como ya hizo con el primer demonio que mató en aquella misma ciudad, destrozo su cuerpo y la dejó en una mancha en el suelo. Esta vez se comió de nuevo su corazón y se bebió la sangre. Una vez lo hizo su mente se inundó de visiones de muerte y desolación a manos de la Legión, mundos y ciudades enteras arrasadas al instante por su devastador paso, un terror sin precedentes en su vida se adueñó de ella. No quería seguir viéndolo, si no podía hacer nada, al menos no lo vería. Sacó sus dagas y se quitó los ojos, cayendo desmallada al instante.

Volviendo en si unas semanas más tarde Syalian sintió todos sus sentidos mejorados y su visión renovada empezó a desarrollar sus nuevas aptitudes. Su piel se hizo oscura y le surgieron las mutaciones viles, pero no le importó. Siguió los planes de Lord Illidan hasta exterminar toda la existencia de la mácula Vil de la Legión Ardiente.

Marduum y el confinamiento:Editar

Syalian partió junto al resto de los cazadores a Marduum para conseguir la piedra angular sargerita. Allí una vez cumplida su misión volvió a ver a Maiev hasta que fue confinada junto a sus hermanos. Con el retorno de la Legión han sido liberados y junto a los Illidari vuelven a la caza.</p>

AparienciaEditar

La transformación vil le ha cambiado la tonalidad de la piel, lo que antes fuese morado ahora es de un negro ceniza, además tiene unos cambios en la superficie cutánea, haciendo que esta haya adquirido un tono escamado en sus brazos, haciéndolos de más demonio que de elfa. Su pelo es de color azabache y ha desarrollado unos pequeños cuernos en su cabeza. Es de estatura mas bien baja y con los brazos dibujados en vil. Sus tatuajes de color verde oscuro le recorren todo el cuerpo. Porta sus gujas de guerra a la espalda y un par de dagas vilificadas en su cinto.

CarácterEditar

Syalian Sombravil es de caracter entregada a la causa Illidari, las pérdidas y decisiones de su vida han hecho de ella una guerrera fiera aunque a veces llegue a hacer cosas suicidas. Siempre intenta hacer cumplir los deseos de los Illidari contra la Legión. La absorción de la súcubo le ha dado un caracter algo coqueto con otros aunque enrealidad los manipule, sin tener ningún interés en ellos.

AllegadosEditar

...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar