Fandom

Wiki Errantes

Rescate del Alcaz

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Rescate del Alcaz
Imagen de Rescate del Alcaz
Información de la Batalla
Fecha 04/09/2013
Lugar Isla de Alcaz
Resultado Liberación de prisioneros
Beligerantes
Horda Rebelde
Prisioneros
Horda de Garrosh
Comandantes

TrasfondoEditar

El Lanza del Rey y la Rabia del Sol se habían desviado del cuerpo principal de la flota cerca de las costas de Durotar. Varios navíos de la garroshía habían atacado al grueso de los barcos thalassianos bien entrada la madrugada, pero no les habían cogido desprevenidos, pues los oteadores tenían constancia de su presencia cercana desde horas atrás. La batalla naval se inclinó a favor de la flota de Quel'Thalas, bien preparada y pertrechada con refinado armamento para mar y maquinaria arcana prestada por el Relicario. Seldune Namardan, a cargo de la Rabia del Sol, había visto cómo eran rodeados por los enemigos y obligados a retirarse al sur. A pesar de que resistieron con denuedo y rechazaron un intento de abordaje acabaron por perder de vista a sus compañeros, viéndose obligados a navegar a la deriva hasta que regresó la luz del astro rey.

Cuando amanecía, la Rabia del Sol y el Lanza del Rey divisaban nuevas costas, pero en esta ocasión no eran las pedregosas y áridas de Garrafilada, sino una ínsula frondosa cercana al pantano del Marjal Revolcafango. Observaban, además, que había abarloados dos barcos de Grito Infernal. Los nostramo de sus embarcaciones lo señalaron con precisión, se dirigían hacia la Isla de Alcaz....

<<>>

Un grupo de exploración desembarcó de los dos navíos thalassianos extraviados y se adentraron en la Isla de Alcaz, en apariencia desértica y colmada de un inquietante silencio. Los exploradores recorrieron una zona en la que encontraron una estructura humana de madera que estaba siendo invadida por la vegetación, en la que se hallaba un trol kalari que también estaba siguiendo la pista a la tripulación del barco garroshista abarloado en la costa por mandato de su tribu. Uniéndose a los rebeldes elfos de sangre, que también incluyeron a la General de la Guardia Gris, Kalishta Shrien'dralar, continuaron con sus pesquisas.

Tras recorrer la zona occidental de la ínsula pasaron a la oriental, donde hallaron más ruinas de edificiaciones humanas con una salvedad, que estaban repletas de soldados de la Alianza y de la Horda rebelde los cuales habían sido asesinados de las formas más brutales; empalados, ahorcados, decapitados y clavados en las paredes de las casuchas. Cercano al enclave principal en el que se hallaban escucharon voces de orcos procedentes de uno de los fosos del lugar, donde presumiblemente se encontraban los garroshistas manipulando más prisioneros de guerra.

Aprovechando que se acercaba un grupo con un trol prisionero para su ajusticiamiento, los exploradores se escondieron en una de las casas de la zona y llamaron la atención de los enemigos con un ruido desde dentro. Cuando los orcos entraron para ver qué ocurría fueron muertos al instante. A continuación, se procedió a taponar la salida del foso en caso de que llegasen refuerzos, los cuales empezaron a salir con dificultad una vez notaron que el pelotón de ejecución no regresaba.

Al constatar que los rebeldes se encontraban en su campamento y estaban obstaculizando las salidas, los restantes guerreros de Grito Infernal salieron furiosos de los túneles subterráneos y presentaron batalla en la que fueron derrotados, mientras que otra buena parte de ellos perecieron cuando la estructura de madera que soportaba uno de los túneles se derrumbó por los hechizos de Kalishta.

Derrotada esa unidad de la garroshía, la unidad de exploración descendió hacia las antiguas mazmorras de Alcaz, donde todavía quedaban restos visibles de los esqueletos de reos olvidados, percatándose además de que había celdas reutilizadas. En la principal de ellas hallaron nueve prisioneros de guerra: dos humanos, dos tauren, un kaldorei y cuatro trols lanza negra. Una vez fueron liberados, el grupo fue advertido por el sin'dorei Zulthalos de que había escuchado un sonido procedente del exterior que sembró la preocupación en los rebeldes. Los rescatados que estaban en condiciones de luchar se armaron con armas de los orcos caídos o con instrumentos de hierro de la prisión, saliendo de nuevo al exterior para enfrentar la amenaza.

De vuelta en el campamento, observaron cómo una hidra tratada con magia oscura de los chamanes de Grito Infernal irrumpía desde la frondosa vegetación, sacudiendo cinco negras cabezas que emitían chillidos enloquecidos, deseosa de cobrarse un festín con aquellos incautos. El combate contra la bestia fue complicado, mas finalmente y a pesar de la muerte de uno de los prisioneros, la superioridad numérica de los rebeldes y los rescatados bastó para acabar con ella y regresar a los dos barcos thalassianos con rumbo a Trinquete, donde los prisioneros rescatados serían devueltos cada uno a su bando.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar