Fandom

Wiki Errantes

Reena Darokin

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Alliance.png
Reena Darokin
Imagen de Reena Darokin
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Título Lady
Género Femenino
Raza Humana
Edad 25 años
Clase Paladín
Alineamiento Neutral Bueno
Ocupación Soldado del Alba de Plata
Lugar de nacimiento Villa del Lago
Afiliación La Alianza
Estado Desconcido

TrasfondoEditar

Nacida en Villa del Lago, hija de una sacerdotisa y un paladín tullido metido a sacerdote,  su nacimiento estuvo marcado por la tragedia. Debido a complicaciones durante el parto, la niña que un día se convertiría en ella murió. Sus padres, rotos de dolor, marcharon a las Montañas Crestagrana a darle descanso a su pequeño cuerpo. Fue entonces cuando ocurrió el milagro; ante ellos apareció un extraño que irradiaba pureza y compasión. A pesar de su extraña anatomía parecía muy debilitado, casi moribundo. Ese ser no les dijo nada, pero de alguna manera les transmitía esperanza. Toco el cuerpo de la recién nacida con un hilo de Luz más brillante que el sol y se desvaneció en el aire. Un leve llanto rompió el denso silencio que la desaparición del ser había dejado: el bebé volvía a vivir.          

Tras lo ocurrido Geon y Myrla tomaron la decisión de marcharse del pueblo. Todos sabían que la niña había muerto en el parto, tenían miedo de que sus vecinos no vieran con sus mismos ojos el milagro. Sacaron partido del dolor que la muerte de un hijo inflinge a unos padres y se marcharon para olvidar. Volverían algunos años después con una “nueva” hija. Hasta entonces fueron a vivir a la Abadía de Villanorte y gracias a la Luz que aquel ser había imbuido en el alma de Reena mostró desde pequeña grandes dotes para su manejo. Empezó su entrenamiento como paladín en cuanto tuvo edad para ello.

Una noche que oyó a sus padres discutir salió fuera huyendo del griterío. Atraída por unos ruidos, encontró a una cría de trol que más o menos aparentaba su misma edad. La chiquilla se asustó, pero el trol también, ambos se hicieron un ovillo y sollozaban pidiendo clemencia al otro. Con toda seguridad, el pequeño trol se había perdido y ella empezó a llevarle comida a escondidas. No tardaron en hacerse amigos, a pesar de su rudimentaria comunicación. Ella sabía que no podía decírselo a nadie o lo matarían.

Pasaron los días y Reena se volvía menos cauta, confiaba plenamente en su discreción, la cual no era especialmente buena. Su madre conocía su secreto, pero cuando se lo rebeló su padre, este se vio en la obligación de delatarlo y una pareja de soldados salió a dar caza al mortal miembro de la Horda. Reena se dio cuenta y corrió hacía el lugar tanto como pudo, pero cuando llegó ya era tarde. Los soldados reían y bromeaban sobre su captura. El corazón de la pequeña estalló de rabia y una explosión de Luz invadió el lugar. Cuando ella despertó, los soldados ya no estaban y su madre la arropaba en la cama. Más tarde se enteraría que los soldados habían sido heridos gravemente, pero no murieron. Ahí mismo juró que lucharía por los indefensos, independientemente de su bando, raza o clase.

Cuando creció, sus padres volvieron a Villa del Lago y ella marchó en busca de aventuras como una paladín bien entrenada. Conoció a una chica al poco tiempo que la unió a la Orden de la Alta Torre, pero eso ya son otras historias. 

AparienciaEditar

Es una joven atlética de miembros fibrosos. Su pelo es corto, negro y brillante, en contra partida  a sus grandes ojos claros; de un bello color azul. Su rostro es de líneas suaves y labios carnosos, en los que casi siempre dibuja una cálida sonrisa.

CarácterEditar

Noble, recta en sus creencias y firme defensora de los inocentes, no tiene ningún problema en saltarse las normas si con ello imparte justicia. De carácter incansable en la batalla e implacable en sus decisiones, es tímida en cuanto al contacto social, por lo que tiene pocas dotes de liderazgo. Se pone muy nerviosa y se ruboriza con facilidad cuando alguien la adula.

FamiliaresEditar

Geon Darokin - Padre; Myrla Darokin - Madre. Estos son los únicos vivos.


ActualidadEditar

Despues de que el Alto Señor decretara, en un intento de mantener la Hermandad consagrada a la Luz y acallar los rumores que empezaban a extenderse, que en la Orden no había cabida para la oscuridad, todos los caballeros de la muerte, brujos y sacerdotes oscuros debían abandonarla. Tras esto, la hermandad entró en una profunda crisis. Muchos hermanos, movidos por el apego a sus camaradas ahora exiliados, abandonaron la Orden con ellos. Esto, sumado a la repentinda desaparición del alto mando, dejó a la Orden sumida en el caos. Los pocos que quedaron eran insuficientes para mantener a salvo la Abadía y enviar un destacamento a averiguar el destino de sus lideres. Ante semejante escenario, Reena decidió embarcarse ella sola en la busqueda. Despues de muchos meses de esfuerzos infructuosos y tras la aparente calma tras la derrota de Garrosh Grito Infernal por parte de las fuertas conjuntas de la Horda y la Alianza, la muchacha tomó la decisión de viajar al norte. Consciente de la oscuridad que crecía en su interior y recordando el inspirador sacrificio de Bolvar Fordragon, decidió compartir el destino del heroico paladín. Se convertiría en la guardiana del por ahora latente Rey Exanime.  Y pasaría el resto de sus días combatiendo los resquicios de la Plaga en Corona de Hielo y como custodia del trono helado.

Lo último que se supo fue que una joven que respondía a su descripción dejó una carta a medio escribir en una de las mesas de la posada de Valgarde, antes de perderse en los caminos del norte.  No se sabe si su intención era que alguien la encontrara o si simplemente la abandonó por no encontrar las palabras adecuadas. Sea como fuere, el posadero que la encontró vio como su corazón se desbordaba mientras sus ojos recorrían las líneas llenas de tachones.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar