Fandom

Wiki Errantes

Marcos Aguilar

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Alliance.png
Marcos Aguilar
Imagen de Marcos Aguilar
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Género Hombre
Raza Humano
Edad 47 años
Ocupación Teniente de la Alianza en La Hidra
Lugar de nacimiento Crestfall, Kul Tiras
Estado Vivo

Trasfondo:Editar

Marcos nació en la ciudad tirasiana de Crestfall alrededor del año dieciséis antes del Portal Oscuro. A los dieciocho años se unió a las fuerzas militares de Kul Tiras, donde combatió tanto en la Segunda como en la Tercera Guerra. Cuando el Almirante Daelin Valiente fue traicionado por su propia hija, y muerto por el semiogro Rexxar, Marcos estuvo cerca de unirse a los desertores de Theramore, quienes en vano trataron de crear una oposición militar y política al gobierno laxista y pacifista de Jaina Valiente. Justo cuando su descontento fue a mayores, los oficiales de su división militar lo destinaron al Fuerte del Norte, en Los Baldíos. Allí pasó tres largos años, en los que apenas había conflictos graves, con la excepción de alguna escaramuza contra miembros de la Horda.

Con el estallido del cataclismo y la reanudación de la guerra entre la Horda y la Alianza, Aguilar se unió al Comando Taurajo, una unidad militar autorizada por el ejército dirigada por Albert Fergusson, un cruel veterano de guerra que era conocido en la región por sus brutales ataques contra la población taurahe. Bajo el férreo mando de Fergusson, Marcos aprendió tácticas de guerra psicológica para aterrorizar al enemigo, tales como adornarse el yelmo o las hombreras con pieles tauren. Durante su estancia en esta unidad, participó activamente en el ataque al Campamento Taurajo, donde asesinó y saqueó sin ningún remordimiento a ancianos, mujeres indefensas, y niños.

La destrucción de Theramore por parte de los esbirros de Garrosh Grito Infernal recrudeció el conflicto bélico, haciendo retroceder a la Alianza en Kalimdor. Durante la época de la Guerra Civil de la Horda, el Comando Taurajo trató de recuperar posiciones en Los Baldíos del Norte. Sin embargo, sufrieron una severa derrota en la Batalla del Paso del Espolón a manos de miembros de la llamada Horda Rebelde, en la que el propio Albert Fergusson y la mayoría de sus compañeros cayeron muertos. Aguilar, pese haber sido seriamente herido, consiguió escapar de la masacre y regresar al Fuerte del Norte, donde estuvo varias semanas debatiéndose entre la vida y la muerte. Una vez recuperada su salud, la Alianza declaró disuelta la unidad del fallecido Fergusson y enviaron a Marcos a Ventormenta. Allí pasó cuatro meses, gastando lo poco que había conseguido ganar de soldada en diez largos años de servicio en Kalimdor.

No obstante, el veterano soldado pronto fue requerido por las fuerzas de la Alianza para que participase en la Expedición a La Hidra, una operación militar que liberó una antigua colonia tirasiana (en la que había nacido su abuelo, Carlos Aguilar) de la ocupación de cuatro señores piratas que llevaban cierto tiempo molestando a la Armada Real. Decidido a dar lo mejor de sí, Marcos acabó destacándose en la recuperación del territorio isleño. A modo de recompensa y reconocimiento a su larga carrera en las fuerzas armadas, fue ascendido a teniente y designado al mando de la guarnición del Viejo Fuerte en La Hidra. Pocos meses después de la recuperación de la isla, los pigmeos nativos de la misma lanzaron una campaña bélica para expulsar a los intrusos de la Alianza. Aguilar, con el visto bueno de la Gobernadora General Jesabela Rocarena, se encargó de la dirigir la primera acción ofensiva contra los nativos.

Aguilar contra pigmeo.jpg

Marcos Aguilar luchando contra un pigmeo en La Hidra.

Siguiendo el mismo patrón del Comando Taurajo en Los Baldíos, Marcos hizo uso de la guerra psicológica para aterrorizar a sus enemigos. Empleó a grandes sabuesos de guerra para destrozar a los pigmeos y se dedicó a catapultar sus cadáveres en dirección a Olmatlán, su poblado principal. Asimismo, cuando se enteró de que los nativos tenían especial reverencia por las hidras, ordenó que se crease un tótem al estilo pigmeo representando a esta bestia, y dispuso que se quemase frente a ellos, para afrentarlos. Durante la Toma de Olmatlán, Aguilar perpetró una matanza en el exterior de la Ciudad-Templo de Olmatlipoca, en la que se aseguró especialmente de no respetar la vida de los civiles, mientras que la Gobernadora y otros oficiales de la isla luchaban entre el interior contra el Dios Hidra de los pigmeos.

Actualmente, y con La Hidra completamente conquistada, Aguilar disfruta sus días de veterano como uno de los miembros más respetados y temidos de la colonia.

Apariencia:Editar

Se trata de un hombre entrado en la madurez, con el pelo largo aún castaño pero en el que comienzan a aparecer las primeras canas. Lleva la barba larga, muy poblada e hirsuta. Sus ojos son de color oscuro, almendrados y profundos. La piel, blanca, permanece algo maltratada y arrugada por la fatigada vida del soldado. En cuanto a estatura, no es demasiado alto, midiendo en torno al metro setenta y cinco. El cuerpo es fibroso debido a la instrucción marcial y está surcado de heridas y cicatrices.

Fe: Editar

Marcos cree fervientemente en la Luz Sagrada. A pesar de que en su vida ha acometido atrocidades que van en contra de las Tres Virtudes y otra doctrinas de la Iglesia, él no guarda ningún remordimiento al respecto, pues opina que todas sus acciones han sido para el bien de la civilización humana en particular, y para la Alianza en general.

Carácter:Editar

El carácter es por lo general seco, directo y duro. Forjado en un largo servicio militar, trata con severidad y paternalismo a sus soldados, los cuales tienden a ver en Marcos un líder carismático y muy aguerrido. Con las damas es especialmente caballeroso y cortés, trato radicalmente contrario al que suministra a los enemigos de la Alianza. Quizás por fortuna o por falta de investigación, Aguilar se ha salvado de ser juzgado por crímenes de guerra en más de una ocasión.

Familiares:Editar

  • Carlos Aguilar - Abuelo: Muerto.
  • Javier Aguilar - Padre: Muerto.
  • Amanda de la Luz - Madre: Desconocido.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar