Fandom

Wiki Errantes

Mávira Thompson

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios2 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Mávira Thompson
Imagen de Mávira Thompson
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Género Femenino
Raza Humana
Edad 26 años
Clase Violinista
Ocupación Dir. Arlequín
Lugar de nacimiento Gilneas
Afiliación Arlequín
Estado Viva

TrasfondoEditar

Mávira Thompson llegó al mundo entre los colores azabaches y amarillos de una de las carpas de la compañía circense gilneana “Apícula”, ideada, oficialmente, por su padre Charles, dirigida en clandestinidad por su madre Melena y avalada en saco roto por el abuelo Liam. Mávira creció sintiéndose parte de una gran y grotesca familia de deformidades. Por un lado, su madre intentaba educarla en los valores de la pulcritud y la educación, manteniendo los ojos y la esperanza fijos en la idea de que, algún día, el carisma de la pequeña le permitiría salir de ese bucle nobiliario de rancio abolengo que la marcaba con el apellido “Thompson”. Por otro lado, su padre Charles se empeñaba en demostrar cada noche, botella de whiskey (o vino, dependiendo de la inspiración artístico-nobiliaria del día) en mano los valores de la felicidad, el honor familiar, el libertinaje, la ca

lidad artística, las mujeres lozanas de increíble flexibilidad… en definitiva; las ventajas que reportaba la vida del buen artista circense.

A pesar de las diatribas educacionales que ocasionaban el conflicto de valores al que se veía, a diario, sometida la pequeña; lo cierto es que el mundo de Mávira giraba en torno a las distintas personalidades que formaban parte del elenco de “Apícula”. Mientras la compañía viajaba en su gira particular por tierras gilneanas, Mávira aprovechaba para acercarse a todas aquellos curiosos personajes. De ellos, además de tomar instrucción de diversos tipos (musical, física, acrobática, contorsionista), alimentando con ello su marcada vocación artística, aprendió también sobre la vida misma, marcando su mente con el fuego vivo del imperativo “Válete por ti misma”.

Mávira creció absorbiendo cuanto le rodeaba. Su actividad polifacética le permitió protagonizar numerosos números en “Apícula”, llegando, su desparpajo y virtuosismo con el violín y las cintas, a ser reconocidos y demandados por el público.

Poco a poco y con el paso del tiempo, Mávira fue aprehendiendo todo cuanto le rodeaba y seleccionando aquello que le interesaba de manera egoísta. Creó, en sí misma, un imaginario propio y se encerró a cal y canto en él con el fin de protegerse de quienes le rodeaban.

Pronto by Klaamka.jpg

Mávira antes de una de sus actuaciones.

Progresivamente y a medida que crecía, los sinsentidos de su abuelo Liam fueron empapando su intelecto e imaginación y convirtiendo a la joven en una persona inquieta, cuyo móvil en la vida era aprender más y más; estudiar sin límite. Por otro lado, su familia artística le brindó una educación musical y teatral que, sin ella saberlo, determinaría el rumbo que, en un futuro, marcaría su vida como violinista y artista.

Pero, aunque nuestros mundos son solo nuestros, los de otros, por desgracia, no lo son. Tras la catástrofe gilneana, la compañía se disolvió. Más de la mitad de los miembros perecieron en la desgracia y, otros tantos, desaparecieron, entre ellos su padre y su hermano Ulthran (con quién se reencontró años después).

A partir de este momento, la vida de Mávira daría un vuelco. Las risas de sus compañeros, ahora ya de rostros desdibujados, comenzarían a sonar lejanas, devueltas por el eco de la soledad que, hasta tiempo después, le acompañaría.

Mi función como cronista acaba aquí. A partir de este punto, comienza otra historia y, si gustáis de conocerla, me parece que deberéis convencer a la protagonista para que os la cuente.

AparienciaEditar

Mávira es una muchacha joven, de piel blanca y rasgos suaves. Su media melena, de un natural rojo carmesí, destaca por su peculiaridad, mostrando bajo el reflejo de la luz diurna una aleación de colores naranjados y rojizos entre sus mechechones.

Sus facciones armonizan una expresión suave de labios carnosos y rojos y nariz pequeña. Entre estos rasgos cabe destacar sus ojos, grandes, de pestañas largas y color azul mar, que muestran una gran expresividad e introspección al interlocutor.

Mávira 2.jpg

Mávira es una humana de personalidad fuerte, activa y decidida. Su paso durante la vida por el mundo del vodevil y el teatro ha forjado en ella la máscara de un carácter abierto en cuanto a gesticulación y expresión facial, que confiere al personaje una virtud, como es el don de gentes.

A veces podrá encontrarse a Mávira con un arco de madera roja, grabado con motivos kaldorei. En otras ocasiones suele llevar dos espadas grabadas a mano,cruzadas en la espalda. Destacan en ellas dos zafiros en el vértice de cada una de las empuñaduras.

Siempre lleva colgado al cuello un colgante de plata, de forma esférica, grabado y calado con filigranas arabescas y complicadas. Se puede adivinar en su interior una pequeña luz dorada centelleante, que parece moverse.

CarácterEditar

Mávira.png

Mávira es una persona muy peculiar. Su visión del mundo difiere, por norma general, de la de sus compañeros. Así pues, esta mujer echa mano de su vocación teatral para convivir en una sociedad que poco tiene que ver con ella. El problema es que, en ocasiones, la máscara suele adherirse a la piel del artista.

Familiares cercanosEditar

GaleríaEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar