Fandom

Wiki Errantes

Las Cruzadas de las Sombras

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Las Cruzadas de las Sombras
Imagen de Las Cruzadas de las Sombras
Información de la Batalla
Fecha 04/08/2014 - ??/??/2014
Lugar Cementerio de Dragones
Beligerantes
La Horda
La Alianza
La Marcha Umbría
Comandantes
(Desconocidos)
Las Sirenas

TrasfondoEditar

Las fuerzas de la Aliianza y de la Horda han logrado vencer a Martydom y a Trisha y han logrado hacer retroceder a los no-muertos de la Marcha Umbría.

Sin embargo esto no ha hecho más que empezar...

La Marcha Umbría ha sido expulsada en gran parte... peró su base de operaciones aún sigue en pie y ahora han las cosas se están poniendo cada vez peor.

Las sirenas oscuras, las mejores agentes de Shadiness, han obtenido la misión de tomar el Templo del Reposo del Dragón y transformarlo en un santuario de sombras y corrupción.

La Marcha Umbría ha empezado a atacar directamente el templo del dragón y aunque los dragones han conseguido defender bien la torre no han logrado proteger los demás santuarios que han quedado bajo control de las sádicas hermanas.

Además las sirenas se han protegido con un escudo que no deja pasar a nadie... solo a los no-muertos con lo cúal no se las puede derrotar...

A menos que se destruyan las torres que mantienen el escudo...

En cada santuario se encuentra una de esas torres de control, sin embargo cada una de ellas se encuentra custodiada por un temible guardián que habrá que derrotar para luego detsruir la torre y así acabar con el escudo protector y poder atacar directamente a las sirenas oscuras.

Mapa Táctico:

Campaña DB Inicio.jpg


Horda (pos).png

El icono de los orcos de Orgrimmar representa la BASE DE LA HORDA


Alianza.png
El icono del león de Ventormenta representa la BASE DE LA ALIANZA


Asentamiento enemigo.png

El icono de la calavera representa LOS SANTUARIOS PROFANADOS


Defensa.png
 El icono de la espiral violeta representa el ESCUDO PROTECTOR


Moira.png
 El icono de la humana representa a la sirena MOIRA


Norna.png

El icono de la draenei representa a la sirena NORNA


Parca.png

El icono de la humana representa a la sirena PARCA


Primera JornadaEditar

Los héroes salvadores de Colinas Pardas y de Zul'drack habían llegado al Martillo de Agmar. Allí se agruparon y fueron llamados por el mismo señor de la Guerra Agmar, líder de las fuerzas de la Horda en el Cementerio de Dragones.

Una vez reunidos, Agmar les explico la situación: Las Sirenas no paraban de enviar no-muertos hacia el Templo del Reposo del Dragón para conquistarlo. Por suerte, los dragones, la Alianza y la Horda habían conseguido mantener la posición... pero no lograban hacerlos retroceder pues no paraban de venir muertos vivientes. Y por si eso no fuese poco, las sirenas oscuras había conjurado un escudo protector con lo cual no se podía entrar dentro de la base de las sádicas hermanas.

El orco les encomendó la tarea de destruir el escudo para que las sirenas fuesen vulnerables y así poder aniquilarlas y poner fin al asedio de la Marcha Umbría. Para destruir el escudo, les comentó que las sirenas habían distribuido las torres de control del escudo por los diferentes santuarios de dragones y que si destruían la gema de la torre entonces el escudo caería. También les advirtió que en cada santuario habría un guardián protegiendo la torre con lo que tendrían que ir con cautela.

Tras la reunión el señor de la Guerra partió hacia el Templo del Reposo del Dragón para prestar apoyo a los dragones. Tras un rato de deliberación y preparación, la fortaleza sufrió un ataque de una vermis de escarcha. En esa vermis iba montada Parca, una de las tres sirenas. Se rió de ellos y les dijo el gran error que habían cometido dejando indefensa su base. Tras esto, se largó volando...

Un rato después varios no-muertos comandados por algunos de los héroes de la Marcha Umbría empezaron a atacar la fortaleza. Los soldados restantes se lanzaron al ataque mientras que los héroes se enfrentaron cara cara. Algunos se conocían entre sí y guardaban ciento rencor entre ellos.

Los héroes empezaron a luchar... estaban bastante igualados y los héroes de ambos bandos se encontraban bastante heridos. Uno de los héroes de la Marcha Umbría, Sérena (quién en Colinas Pardas engaño a los héroes de la Horda y los manipuló), cayó desmayada por el combate.

Entonces, de entre el bosque apareció un chaval de unos 14 o 15 años vestido de arlequín y que iba volando en su escoba voladora. Se llamaba Salem Sombrafatal y al parecer tenia cierto poder con las ilusiones y de alguna manera logró meterse en la mente de Sérena y buscar su más horrenda pesadilla... y hacerla realidad.

Salem teletransportó a los héroes a un espacio mental-dimensional conectado con la mente de Sérena. Ese lugar tomó la forma de las Tierras Fantasmas mucho antes de que fuesen destruídas por culpa de Arthas y la Plaga. 

Salem explicó que no era del todo real... era un sueño producido por la mente de Sérena y que ellos habían caído también dentro del sueño. Sérena apareció más joven y acompañana por otros 5 elfos. Entre ellos se encontraba su padre y tres amigos. Al parecer estaban intentando rastrear un animal que hacia tiempo que intentaban cazar. Finalmente llegaron a lo alto de una pequeña colina, un punto muerto.

Entonces uno de los acompañantes asesinó al padre de Sérena y hirió a la elfa. El elfo se reía mientras decia que eran simples negocios... Sérena estaba bastante trastornada. Después del crimen la escena empezó a deteriorarse... los árboles empezaron a morir, el cielo se volvió violeta... todo había cogido un aspecto más macabro. Salem apareció y se río. Comentó que él era el Tejepesadillas y que ahora llegaba la hora de jugar. 

Emtonces el cuerpo del padre y los asesinos se convirtieron en una masa negra y oscura que formó una mostruosidad con la cara de algunos familiares de Sérena y de los mismos asesinos elfos. Sérena volvió a su yo actual y junto a los héroes empezaron a luchar contra la mosntruosidad. El monstruo era bastante fuerte pero los héroes también. Pudieron debilitar bastante al mosntruo pero este, en un momento dado, se tragó a Sérena y la dejo en un estado de Shock.

Llegados a este punto Salem, que no paraba de decir locuras y de atormentar a los héroes, aclaró que estaba en estado de Shock y que lo siguiente sería un infarto cerebral que la mataría y que provocaría que los héroes presentes se quedasen en estado de coma y que no pudiesen escapar de ese espacio onírico.

Los héroes se esforzaron en acabar con el mosntruo pero era realmente imposible... el tiempo apremiaba pues solo tenían unos 10 minutos por lo menos. Entonces Sérena despertó y reunió una gran fuerza de voluntad que provocó la explosión del monstruo y el fin de la pesadilla de Salem.

Todo el espacio se saturó... se paró el tiempo y se hizo añicos como un cristal. Entonces tomó forma el mejor sueño de Sérena dónde ella lucía una corona de hierro oscura y era la dueña de un deformado y tétrico Azeroth.

Finalmente los héroes despertaron... estaban bastante heridos y Salem estaba algo contento con lo que acababa de ver. Tras las amenazas de los héroes el joven ilusionista se marchó volando. Los héroes se escaparon malheridos y el asalto de la Marcha Umbría había fracasado.

Segunda JornadaEditar

Campaña DB 1.jpg

Los héroes de Tundra Boreal llegaron a la fortaleza de Hibergarde aunque esta se encontraba bastante solitaria y con muy pocos guardias. La mayoría de soldados habían ido a apoyar a los dragones en el reposo del Dragón contra las fuerzas de la Marcha Umbría que intentaban hacerse con el control del templo.

Los héroes fueron recibidos por Alfdaen Hathore que les condujo hasta la base principal y les explicó la situación del cementerio. Les explicó que habían que detener a las Sirenas antes de que tomasen el templo. Para ello tenían que acabar con las Sirenas (lás comandantes de las tropas en cemeneterio). Desgraciadamente se encontraban en una cueva protegida por un escudo protector que impedía que se pudiese entrar.

La misión de los héroes de la Alianza era desmolonar el escudo destruyendo las torres de control que se encontraban esparcidas en los santuarios de los dragones. Por desgracia cada torre se encontraba protegida por un guardían poderoso.

Los héroes aceptaron la misión y se prepararon para asaltar el primer santuario de todos: el Santuario de Dragones Bronce. Tras coger sus monturas: Alfdaen, el brujo Harald y el huargen Sir Adams partieron hacia el santuario.

Al llegar vieron como el lugar estaba totalmente desértico y sin ningún guardián a la vista, sin embargo la torre se encontraba justo en el medio con una brillante gema de color ámbar. Cuando los héroes se acercaron para destruira apareció el Espectro.
Espectro.png

El Espectro observó a los héroes y les comentó que no estaban preparados para enfrentarse al profeta del eclipse. Que aún no podían llegar a ver lo peligroso que podía ser su victoria para el mundo. Tras unas burlas por parte de los héroes el Espectro les envolvió en una capa de la arena del Santuario y fueron teletransportados  a otro lugar.

En verdad, llegaron al Cementerio de Dragones pero tortalmente cambiado. No había nieve alguna y el templo estaba deformado y hecho casi pedazos... un montón de espinas salían de su interior y tenía una imagen grotesca. 

El Espectro se les apareció y les comentó que este sería el más posible final de Azeroth si Shadiness ganase. Todo el norte quedaría destrozado junto Azeroth. Algo alarmados los héroes estaban dispuestos a evitar que tal futuro se llegase a cumplir. El Espectro les sometió a una prueba para probar su fuerza, su audacia y su valor.

Se enfrentaron a un orco deforme y oscuro cuyo nombre era Soldorr y tras vencerle se enfrentaron a una elfa sangrienta y sádica llamada Sérena. Ambos cayeron derrotados.

Espectro temporal.png

Finalmente llegaron al santuario de Dragones de Bronce de ese espacio temporal y se enfrentaron cara a cara al Espectro que aumentó de tamaño y adquirió nuevos poderes y una nueva forma física. Esta vez controlaba los poderes del tiempo con los que podía paralizar los ataques y controlaba la arena del sagrario con lo que provocaba dolor a los héroes.

Finalmente, Harald invocó un meteorito envuelto en llamas verdes y el Espectro fue derrotado. Todos los héroes volvieron al tiempo actual.

El brujo Harald se acercó a la gema y la destruyó. El Espectro se les volvió a aparecer y les felicitó por su victoria. Tras eso se esfumó dejando un rastro de humo negro y los héroes volvieron a la fortaleza para recuperarse y poder prepararse para el siguiente asalto.

Tercera JornadaEditar

Campaña DB 2.jpg

Los ejércitos de la Horda luchaban sin parangón en las puertas del templo del reposo del Dragón. Los no-muertos de la Marcha Umbría no dejaban un suspiro y sus ataques eran constantes y brutales.

Aún así, un grupo de aventureros de la Horda se encaminó hacia el reposo de Galakrond para destruir otra torre de control y así debilitar más a las Sirenas Oscuras. 

En el reposo de encontraron a un endemoniado ser formado por esqueletos y restos de otras personas que custodiaba la torre con una gema totalmente blanca. Los aventureros lucharon contra el no-muerto gigante y aunque bastantes cayeron al final el no-muerto fue destruido.

Una vez acabado con el sádico ser los aventureros que restaban en vida destruyeron la gema blanca y con ella el escudo se debilitó aún más. Quemaron los cadáveres de los caídos y se dirigieron hacia el Martillo de Agmar para recuperar fuerzas.

Sin embargo no solo en Rasganorte operaba la Marcha Umbría...

Un grupo de cultores liderados por el profeta del eclipse atravesaron un portal que les llevó a los baldíos del norte. Se establecieron en la Cima Calígine y algunos se disfrazados hacia el Cruce con la intención de provocar caos.

Para ello, el mismo profeta mató brutalmente a dos orcos a las afueras del poblado y luego el Gran Infernal hizo volar por los aires unas cabañas lo que provocó la muerte de una familia entera de orcos. Su gran plan era dañar la imagen de Vol'jin y cargarles la culpa a los trols poniendo falsas pistas.

Por suerte, dos pandaren y un tauren descubrieron que en verdad habían sido Shadiness y Dráegar los responsables de los crímenes. Ante una situación sin escapatoria, Shadiness cogió a un elfo de sangre y amenazó con matarlo con una navaja sino les dejaban marcharse.

Tras momentos de tensión los pandaren y el tauren pusieron sus armas en el suelo y los dos viles no-muertos escaparon.

La Sombra se extendía aún más que en el norte y estaba empezando a llegar a otros continentes, La invasión de Azeroth estaba a punto de estallar...

Cuarta JornadaEditar

Campaña DB 3.jpg

Los héroes de la Alianza se habían agrupado una vez más en la fortaleza de Hibergarde. Entre los presentes se hallaban Kalásh y al parecer su compañia de mercenarios que estuvo presionando al pater Alfdaen para que le dijese un número por el dinero que iban a cobrar. Finalmente Alfdaen le dijo la cifra y los héroes partieron hacia el santuario de dragones esmeralda.

El santuario se hallaba bastante tranquilo y sosegado. No se atisbaba ningún enemigo pero tampoco se veía la torre. Tras buscar un rato no hallaron la torre por ningún lado.

Algunos mercenarios de Kalásh se encontraban algo cansados y comentaban que lo mejor era irse. Pero de repente uno de los árboles del santuario cobró vida: le salieron unos ojos rojos y una boca...

Empezó a atacar a los héroes con sus raíces y de vez en cuando movía su "cabeza" y hacia caer manzanas podridas que explotaban al caer al suelo lo que provocó una caótica batalla...

Aunque Kalásh logró dejar ciego al árbol con dos disparos, el duelista fue cogido por sorpresa y el manzano se lo comió... luego también cogió al mismo sacerdote y se lo tragó también... 

Árbol guardián.png
Por si eso no fuese poco, algunas plantas carnívoras que podían moverse fueron a atacar a los mercenarios. Una de ellas, cabreada y furiosa, se convirtió en una huargen y empezó a atacar al árbol. Aunque en un principio no le hacía gran cosa (cosa que provocó que el árbol estallará a carcajadas y que la mercenaria se pusiese más furiosa) al final logró hacerle un corte tan grande que el árbol empezó a caerse.

Antes de que se cayese, el duelista y el pater fueron rescatados a media caída del manzano y fueron salvavos.

De la cabeza del árbol endemoniado cayó la torre que quedó bastante destruida. Tras esto, Kalásh se acerco y arranco la gema de poder (una esmeralda) y la torre se desactivó. Los héroes volvieron a la fortaleza para recuperarse de sus heridas.

Ya habían caído la mitad de las torres y solo faltaban 3... pero la Marcha Umbría seguía atacando sin cesar al templo del reposo del dragón...

Quinta jornadaEditar

Campaña DB 4.jpg

Los héroes de la Horda partieron hacia el próximo santuario: el santuario de dragones rubí. Allí les esperaba dos vermis de escarcha bastante grandes que, a pesar de su tamaño, no fueron una gran amenaza para los héroes con lo cúal los dos dragones no-muertos cayeron.

Mientras, una vez más en Kalimdor, las cosas iban mal... Después de lo sucedido en el cruce varios héroes fueron a pedir una audiencia con el Jefe de Guerra Vol'jin para explicarles la situación. El trol les explicó que habían muchos problemas en los baldíos pues ultimamente habían sido secuestrados varios orcos, taurens y algun que otro trol; por eso el jefe de Guerra ha reforzado las defensas de la región.

Los héroes volvieron al cruce y decidieron colaborar con la Horda, por eso fueron a una avanzadilla. Un bruto orco les explicó que acaban de encontrar un carro algo destrozado y que los mercaderes que viajaban habían sido secuestrados.

Tras una inspección del carro, los valientes encontraron una carta algo maltrecha. La misiva era del propio Shadiness que se refería a un jefe centauro para reunirse con él sobre los secuestros y sobre los próximos movimientos.

Los héroes partieron de immediato al lugar de la reunión que decía la carta, las charcas del olvido. Allí encontraron al profeta junto al Jefe Galmaur y otros dos centauros más. El renegado felicitó al jefe centauro por el secuestro y le ordenó que prosiguiese con la captura de civiles a cambio les ofrecería un lugar en su nuevo gobieron. Los héroes oyeron que su objetivo era, aprovechando el asedio sobre Orgrimmar, atacarla y así hacerse con el control de la capital orca.

Después de la reunión una vermis de escarcha apareció (traída directamente de la Marcha Umbría en los baldíos helados) y se llevó al profeta. Nada más irse los héroes empezaron a atacar a los centauros que cayeron rápido... pero el jefe Galmaur oponía más resistencia pero al final murió también.

De repente el profeta volvió alegre hacia el punto de reunión y se burló de los héroes. Les explicó que habían caído en su trampa y que jamás hubiese permitido errores tan grandes como lo de la carta... todo fue una jugarreta por parte del profeta. Su plan era alejar a los héroes, pues sabía que eran perspicaces, y así poder destruir el cruce por su cuenta... enviando barriles de cerveza contaminados por una peste creada por la Marcha Umbría. 

Un tauren, muy enfadado y rabioso, dió un saltó que casi provocó la caída del profeta (se aguanto en la pata de la vermis) pero lograron escapar. Rápidamente volvieron al Cruce y avisaron de que no bebiesen la cerveza... pero era tarde, varios de los brutos que habían sido puestos para aumentar las defensas de la ciudad habían bebido y empezaron a caer... ya había como unos 5 cadáveres y en las calles unos pocos más.

Por un momento la ciudad vivió el caos y la desesperación pero varios orcios auxiliares y otros brutos intentaron mantener la calma y empezaron a recopilar los cadáveres mientras los chamanes examinaban a los que habían bebido algo de cerveza.

Había sido un duro y cobarde golpe por parte del profeta pero sin embargo el poblado comercial no cayó bajo las garras de la muerte y seguía en pie... la amenaza se volvía cada vez mayor.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar