Fandom

Wiki Errantes

La Guardia Roja

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
La Guardia Roja
Imagen de La Guardia Roja
Información de la hermandad
Servidor Los Errantes
Estado Activa
Fundación 13/03/2015
Razas Todas las de la Alianza
Categoría Hermandad justiciera
Líder La Vengadora
Base Torre de la Peña

TrasfondoEditar

La Guardia Roja se trata de una orden o hermandad que dedica todos sus esfuerzos para luchar contra cualquier mal que amenace a las gentes de Azeroth, sea grande o insignificante para algunos, sin pedir nada a cambio por ello. Sus miembros han sacrificado gran parte de sí mismos para seguir la causa con unas férreas creencias acerca de la justicia y el modo de hacerla cumplir.

Sin distinciones, La Guardia Roja recluta a cualquier persona entre sus filas que esté dispuesto a luchar y sobre todo a pagar el precio que supone formar parte de la hermandad.A lo largo de su intensa actividad, muchos se han unido por razones diversas: redención, bondad, venganza; pero al final, los que aún perduran, saben que pese a todo, su causa es una y sus sentimientos personales accesorios y en un plano aparte. En relación a este pensamiento, La Guardia Roja sólo tiene como indiscutible enemigo a aquellos que causen el perjuicio de inocentes, por lo que en el conflicto entre la Alianza y la Horda ellos se manifiestan con neutralidad hasta que se entrometan en el sentido de su causa, pues para ellos no es más que una vieja rencilla en busca de un falso poder y legitimidad de la tierra que como única víctima tiene a las gentes que únicamente buscan vivir el día a día con tranquilidad.

Los orígenes de la orden no se remontan mucho tiempo atrás. Cuando el conflicto en Pandaria estaba ya finalizando, un pequeño grupo de guerreros vino del norte de los Reinos del Este hacia Ventormenta con un objetivo claro. Reclutar a individuos lo suficientemente disciplinados para que se comprometiesen con esta nueva causa y organizar una fuerza capaz de imponer la justicia necesaria. Este objetivo no se tardó mucho en cumplir, y numerosos hombres y mujeres se unieron para luchar con ferocidad contra el mal. El nombre de La Guardia Roja comenzó pues a ser reconocido. Desde incursiones a grupos de bandidos en Páramos de Poniente a intensas batallas contra no-muertos en Villa Oscura, la eficacia de este grupo de guerreros era ya un hecho. Sin embargo, poco a poco la hermandad empezó a enfrentarse a nuevos enemigos y a retos que su mente no estaba preparada para hacer frente. La vileza y la crueldad sin límites de sus recientes y poderosos contrincantes mellaban el espíritu de todos los miembros. Fue así como el número de miembros se fue reduciendo, dejados llevar muchos por la resignación, la duda e incluso la demencia. Los restantes hermanos continuaron persiguiendo a sus objetivos por toda Azeroth hasta que finalmente se encontraron tan rodeados por sus enemigos que por primera vez tuvieron que retirarse y desperdigarse allá donde les llevase su conciencia.

Recientemente, La Guardia Roja ha regresado. Más fuerte, más unida y más severa. La debilidad no se permite entre sus filas y el sacrificio va inmerso en la sangre.

ObjetivosEditar

El objetivo principal y constante de La Guardia Roja es acabar con cualquier maldad que asome en Azeroth con el fin de imponer un verdadero significado de la justicia, esto incluye mantener una eficiente línea de contactos, misiones de exploración y espionaje para estar al corriente de todo lo posible. Por otro lado, también se dedican a buscar nuevos miembros válidos. Dedican un entrenamiento constante en cuerpo y mente para estar siempre preparados y procuran mantener un fuerte vínculo entre todos los hermanos.

Dentro de la política no buscan desempeñar ningún papel rechazando usualmente a los que la practican como a los nobles. Diplomáticamente son difíciles de tratar pues pese a poder tener un mismo objetivo, sus intereses no suelen ser los mismos. Su economía se sustenta en las donaciones de individuos que apoyan la causa.

CódigoEditar

Es una serie de normas que los que se unen se comprometen a cumplir una vez su ingreso en La Guardia Roja:

- “Somos la voz de la justicia.” No se puede negar a nadie la ayuda, ni someter a juicio más riguroso por cuestiones de racismo o diversas razones personales. Hay que ser fiel a la causa y luchar por ella hasta el fin.

- “Nadie quiere ser juez, nadie quiere ser verdugo.” La Guardia Roja asume el papel que pocos quieren. Deciden con severidad el destino de sus enemigos sin dudar. No hay lugar para la conciencia personal, la fuerza está en la unión.

“Unidos en sangre y destino.” El respeto y colaboración con los demás hermanos es indispensable para que la causa perdure.

- “Así luchamos, desde este día hasta el último.” Los que se unen a La Guardia Roja juran una servidumbre eterna a la causa. El abandono se considera traición y la pena máxima.

- “Nuestra causa no se paga, no se corrompe.” No se permite aceptar trabajos por dinero como mercenarios.

Simbología Editar

Tabardo Editar

En el símbolo que se puede observar en tabardos y estandarte el blanco simboliza la pureza y la paz que la justicia otorga, y el ángel rojo representa la sangre que hay que derramar para conseguirla y mantenerla.

Lema Editar

“Justicia, Sangre y Fuego.” Lema principal de La Guardia Roja. Podría decirse que es un resumen de lo que significa la orden: “La causa, el modo y el sentimiento.”

Juramento Editar

"Escuchad mis palabras hermanos,

formad parte en mi juramento.

Mi vigilia comienza ahora,

hasta el día de mi muerte.

Lucharé por el bien,

en mis actos no habrá maldad,

no obraré en busca de gloria.

Soy el fuego en la oscuridad,

soy la sangre en el acero,

soy el heraldo de la justicia.

El cuerno me llama y a él acudo.

Me entrego a la Guardia Roja,

desde este día hasta el último."

Jerarquía Editar

- La Vengadora: Es el título que recibe el líder de La Guardia Roja.

- Custodio: Son los segundos al mando que deben ser un total de cuatro. Todos, junto a La Vengadora conforman el Consejo que discute sobre el funcionamiento de la orden y sus miembros. Cada uno de los custodios comanda uno de los escuadrones, a los que entrena.

- Guardián: Escuadrón militar. La base de la fuerza de La Guardia Roja compuesta por guerreros dispuestos a aguantar en el frente.

- Serafín: Escuadrón de apoyo. Encargados de la sanación de sus hermanos tanto en cuerpo como en mente.

- Oculto: Escuadrón de inteligencia. Encargados de misiones mayormente encubiertas de espionaje, asesinato y sabotaje.

- Cuervo: Escuadrón de exploradores. Principales informadores, rastreadores y emboscadores. Se dedican al conocimiento del terreno.

- Escudero: Son miembros que han mostrado su plena fidelidad a la causa. Según sus capacidades son asignados a las órdenes de uno de los custodios para su preparación en uno de los escuadrones.

- Iniciado: Miembros principiantes de La Guardia Roja cuyo principal objetivo es la intensa disciplina para demostrar su valía y su indiscutible lealtad por la causa.

- En pruebas: Aquellos que todavía no pertenecen a la hermandad y deben ser sometidos a severas pruebas de cuerpo y mente para decidir su acceso.

¿Qué buscamos? Editar

La Guardia Roja acepta a cualquier persona dispuesta a luchar por la causa asumiendo los sacrificios pertinentes y las consecuencias de sus actos. Que sea fiel a su juramento y leal a sus hermanos.

Off rol queremos a gente seria y dispuesta a rolear con coherencia según la temática de la guild. Por supuesto, se pide que se sea respetuoso y participativo. Se aceptan nuevos roleros a los que enseñaremos con toda la dedicación posible.

No se permiten las clases on rol: Brujo y Cazador de Demonios.

Miembros actuales Editar

Campañas Editar

Sobre piedra la sangre. Editar

Tras la destacable acción de La Guardia Roja en las tierras colindantes a Ventormenta, un gran desafío se presentó ante todos. Rápidamente llegó a los miembros la noticia de diversos y constantes ataques a diferentes puntos estratégicos de Elwynn y Crestagrana. La orden sin demora se reagrupó y se dirigió a eliminar la amenaza. Tras su éxito descubrieron que lo que parecían en un principio simples mercenarios, resultó ser un grupo armado y organizado, liderados por una figura aún misteriosa. Después de una repentina y complicada defensa de Villa del Lago, siguieron el rastro de sus enemigos hasta el fuerte de Petravista. Debido a la debilidad de las tropas restantes adversarias, la neutralización de la amenaza fue sencilla con un eficaz y organizado ataque. Creyeron haber derrotado a su líder, un noble arruinado y ansioso por el poder, pero resultó que éste trabajaba para otro hombre llamado Malistar, un poderoso mago asentado en las ruinas de Stromgarde. El siguiente objetivo de La Guardia Roja estaba claro.

La Vengadora recibió al día siguiente un aviso de un explorador enano residente en Forjaz, por lo que la hermandad viajó a la ciudad en busca de información. La situación resultó que no era tan insignificante como parecía. Malistar y sus numerosos seguidores se habían hecho fuertes en el castillo de Stromgarde y pretendían someter las tierras adyacentes. Tal amenaza debía ser erradicada, pero La Guardia Roja no disponía de la fuerza suficiente para hacerle frente, por lo que decidieron usar su causa como razón para convencer a todo hombre y mujer que pudiese sostener un arma y luchar por la justicia. Fue así como en su larga travesía hacia Arathi, consiguieron formar una tropa considerable capaz de derrotar a Malistar. Montaraces enanos, gnomos, campesinos humanos y un escuadrón de arqueras kaldorei se colocaron frente al castillo que había sido rodeado por una barrera arcana infranqueable creada por Malistar y sus lugartenientes. Tras un largo asedio los Ocultos organizados por Anthony Dewitt consiguieron abrir una brecha en la barrera que permitió a La Guardia Roja entrar para matar a los magos que sostenían la barrera de la entrada. Una vez disipada, las tropas entraron acabando con la resistencia. Malistar al verse superado invitó a la orden a enfrentarse con él en la sala principal del castillo como desafío. Aceptaron sin duda el reto mientras sus aliados seguían luchando en el exterior. Sin embargo, Malistar sabía lo que hacía, su poder era inestimable, tanto que La Guardia Roja sufrió su primera y amarga derrota perdiendo a Ygridde Delevenge, que fue raptada desapareciendo con el mago tras un portal. Concluida la liberación de Stromgarde, La Vengadora abandonó a la orden por un tiempo para buscar a su hermana desaparecida.

La nieve nunca se derrite. Editar

Pasó el tiempo y La Guardia Roja volvió a sus pequeñas actuaciones comandadas ahora por Ellin Jensen y Pitter Tamperson al no tener a La Vengadora entre ellos, hasta que un día regresó. Tras meses, se tenía una ligera pista de la posible localización de Ygridde Delevenge. Se organizó pues una expedición a Rasganorte que les llevó desde la Tundra Boreal hasta el solitario Cementerio de Dragones.

En su camino se toparon con una extraña mujer que parecía saber del paradero de Malistar y de sus planes para obtener mayor poder, por lo que les indicó la localización de un antiguo orbe en las ruinas de un antiguo templo. Pese a la general sospecha era la única pista a la que aferrarse. Su misión era conseguir el objeto antes de que cayese en manos del mago. Tras una serie de enigmas, obtuvieron el artefacto pero despertaron al guardián. Un enorme jormungar al que con ingenio esquivaron para salir de allí. Conforme huían, una ventisca los alcanzó en mitad de la nada pero por suerte, pero sin razón aparente, Ygridde volvió para ayudarles alegando que había huido de Malistar. Una vez a salvo, descubrieron que habían perdido el orbe seguramente durante la tormenta por lo que pensaron que estaría a salvo y oculto. La extraña dama les dijo que otros dos orbes debían obtener si querían asegurar su victoria. Uno lo consiguieron derrotando a un nigromante, pero el orbe volvió a desaparecer y el último fue destruido debido a su inestabilidad y corrupción causando una terrible explosión que hirió a varios miembros. La Guardia Roja recibió entonces el aviso de que un mago se encontraba en las cloacas de Dalaran atemorizando a los rateros que allí vivían, por lo que rápidamente acudieron con la esperanza de que fuese Malistar.

Al entrar en las cloacas toda luz se fue. Sólo se escuchaban murmullos, siseos, llamaban a una desconocida Dama del Misterio. Fue entonces cuando una gran cantidad de sectarios armados con cuchillos atacaron en la oscuridad a La Guardia Roja que desesperadamente escapó a la superficie excepto La Vengadora, Edgar Turner y otra guerrera.

Pasó un día hasta que los Custodios restantes organizaron el rescate de sus hermanos. Pero nadie esperaba que al llegar se los encontrasen embrujados bajo el poder de la misma mujer que les había pedido recuperar los orbes y que ahora estaban en su poder gracias a la colaboración de Ygridde que desde los inicios había sido poseída. Una batalla encarnizada y desesperada entre hermanos se prolongó hasta que varios magos del Kirin Tor acudieron para ayudar haciendo huir a la Dama y a sus sectarios y liberando a los hermanos de su hechizo. Malistar seguía desaparecido, y un nuevo enemigo se alzaba ante La Guardia Roja que tuvo que volver a Ventormenta para curar sus heridas.

Un campo negro y la separación. Editar

Cuando La Guardia Roja terminó de recuperarse corrió el rumor de una red de esclavos que conectaba Ventormenta, Bahía del Botín y las lejanas tierras de Pandaria. La hermandad siguió el rastro haciendo frente a los esclavistas liderados por un brutal hombre que se hacía llamar El Torturador. Una vez desmantelado el tráfico en Tuercespina, un barco llevó a La Guardia Roja hasta el continente pandaren. Nada más llegar, las constantes noticias de ataques a las aldeas llevaron al grupo hasta el Valle de los Cuatro Vientos y en concreto a la villa de El Alcor que estaba siendo saqueada por los esclavistas que habían apresado ya a una buena parte de la población

La Guardia Roja organizó una defensa que en un principio parecía inútil dado que las tropas enemigas eran numerosas y los aliados muy reducidos. Pronto el desánimo cayó sobre muchos de los hermanos que veían la causa ya perdida. Sin embargo, la ferocidad demostrada en el combate por los pandaren al defender su hogar ayudó a expulsar al enemigo. La orden rápidamente se dirigió al escondrijo del Torturador, pero entre las tortuosas paredes de la cueva donde se ocultaba, La Guardia Roja cayó inconsciente debido a un gas tóxico y al despertar se encontraron en una arena, todos mutilados de alguna vil manera. A lo lejos pudieron ver como El Torturador disfrutaba de la escena y junto a él, Malistar también observaba, demostrando que estaba detrás de todo lo ocurrido. Los miembros tuvieron que luchar pese al terrible dolor que sufrían, las mentes de todos estaban al borde del colapso. La ira y la desesperación fue quizás lo que les hizo luchar casi con los ojos en blanco y conseguir derrotar al Torturador que finalmente fue decapitado.

Esa noche, La Guardia Roja sufrió un último y amargo momento. Varios de sus miembros rechazaron la forma de actuar de la hermandad tachándola de cruel y despiadada, de hipócrita y desorganizada. Para evitar revueltas, La Vengadora decidió la dispersión de la orden por tiempo indefinido suponiendo la deserción de muchos miembros.

El regreso. Editar

Tras varios meses, La Guardia Roja se ha reagrupado y pese a no tener el poder que tuvo en su momento, todos sus miembros están decididos a no repetir los errores del pasado. El filo de la justicia regresa de nuevo. Sólo el tiempo dirá lo que le depara.

Contacto Editar

Off rol puedes contactar con: Kalieb-LosErrantes, Märä-LosErrantes, Tûrner-LosErrantes, Thanreil-LosErrantes, Ygridde-LosErrantes. También puedes enviarnos un correo a laguardiaroja.errantes@gmail.com o mediante un mensaje privado en Twitter (@LGRerrantes).

On rol puedes haber oído sobre La Guardia Roja a campesinos o posaderos en los caminos. Encontrarlos en su sede en la Torre de la Peña (en Elwynn) si no están en campaña o de alguna manera ser conducidos a la localización donde se encuentren.

Editar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar