Fandom

Wiki Errantes

La Conspiración

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

fZRU TEXA.png

Era ya de noche en Orgrimmar, en la ciudad había un tenso silencio ocasionado por el toque de queda, ya solo había mensajeros militares y patrulleros por sus calles. En el Valle del Honor, cuatro orcos y una pandaren se dirigieron hacia la Calle Mayor, tenían los permisos en regla para pasar a la zona durante unas horas. Poco a poco fueron llegando a una pequeña y humilde choza entrando uno a uno. Allí les esperaba Krognuk.

El orco les invito a que se pusiesen cómodos en su cama o en los pocos taburetes que tenia, él se sentó en el suelo, acompañado de la pandaren. Roknar y Moknur se acercaron a la mesa donde se había sentado su líder, pero quedaron de pie. Snagletooth se poso contra la pared de al lado de la puerta mientras que Vrag’ta contra la de enfrente de esta.

-Krognuk: Na-chan, tu escape de Orgrimmar se complicara de forma cuantiosa. Mis planes no han salido como esperaba.- Al decirlo parecía abatido, con la cabeza en bajo.


-Na-chan: No os preocupéis. No tenia intención de dejaros a solas.- Le respondió la pandaren con una sonrisa. 

Tras ello, Krognuk empezó a hablar de los problemas a los que se debían enfrentar, tanto dentro de la Autentica Horda como fuera. La pandaren no parecía entender lo que pasaba alrededor de la escuadra y preguntaba cada poco. Moknur y Roknar empezaron a entablar una conversación sobre Trudrok y Grugno y la hora de su muerte. Mientras Snagletooth seguía en su posición, inquieto, hasta que unas palabras de Krognuk le hicieron ponerse firme.

-Krognuk: Garrosh, nos ha traicionado.- Dijo mientras se levantaba y posaba las manos en la mesa.


-Snagletooth: Explícate.- Dijo acto seguido Snagletooth.

Fue entonces que cuando Krognuk mentó los trofeos que Garrosh trajo hubo una discusión entre Roknar y Snagletooth, sobre si eran trofeos, armas o algo más. Vrag’ta se revolvió incomoda en su sitio. Una vez que se guardo silencio, el orco especifico en el cofre que llevaba un negro corazón y continúo hablando.

-Krognuk: (Garrosh) Quiere destruir todo lo que hicimos, quiere destruir el legado de su padre, quiere destruir el porqué de la muerte de su padre. No dejare que se mancille la memoria del Jefe Grom.- Adopto un tono más contundente para la siguiente frase, mirando a Snagletooth que parecía el más reacio.- Y no tolerare que la raza orca vuelva a caer en la corrupción. Sea la sucia magia oscura de Pandaria o la de los demonios.

Krognuk se quedo mirando a Snagletooth, esperando su reacción, mientras en el resto digería lo que su jefe acababa de decir. Unos preguntaban, otros afirmaban a eso. Pero Krognuk se quedo mirando fijamente al caballero de la muerte, esperando a su reacción.

-Snagletooth: Responde Krognuk, ¿que vas a hacer?- Dijo parafraseando a Na-chan.


-Krognuk: Es por eso que os he llamado, para pensar que hacer.


-Roknar: Podemos ayudar a la rendición de Orgrimmar.- Añadio rápidamente.


-Moknur: Debes priorizar la huida a los que puedan. Esto acabara derrumbándose poco a poco, y nosotros estaremos debajo mientras se desmorona.

Krognuk se giro a Snagletooth, para preguntarle que es lo que él pensase hacer.

-Snagletooth: Si queréis echaros atrás, adelante, os ayudare a lo que hagáis, pero no os acompañare.

Tras esas palabras Moknur y Na-chan intentaron convencerle para que les siguiera, pero Krognuk, también Grito de Guerra y conocedor de la gran importancia de estos al caballero de la muerte, fue el que más insistió a Snagletooth para que le siguiera, teniendo como baza el servicio que ambos prestaron a Grom y la deuda que tienen con su antiguo jefe.

-Krognuk: Y ahora, tras todo lo que hemos hecho por el Jefe Grom, ¿vas a tolerar que su hijo destruya todo lo que costo enmendar?


-Snagletooth; Son nuestros enemigos quienes empujan a la Horda a hacer cosas como las que Garrosh crees que hará. Los rebeldes y la Alianza empujan al Jefe de Guerra a recurrir a medidas desesperadas.


-Krognuk: El honor, nunca se ha de renunciar a él, por muy desesperante que sea la situación. Y esas medidas ya han sido utilizadas.- Con un tono abatido pronuncio la siguiente frase-. Quería ocultar esto. Pues es motivo de vergüenza.


-Snagletooth: Si el perro de Varian hubiese muerto hace años… Esto no habría pasado.

Mientras Krognuk se quitaba el casco, Na-chan gritaba a Snagletooth sobre su familia, apresada por los agentes de Malkorok como otros de su especie. Moknur en cambio le intentaba hacer ver la futilidad de seguir con la lucha ahora. Mientras tanto Roknar se acercó al grupo que se formo alrededor de Snagletooth. Una vez Krognuk retiro el casco por completo, se pudo percibir que su pelo estaba descolorido, los ojos estaban blanquecinos como los de un ciego, mas podía ver, y en su rostro nuevas cicatrices lo decoraban, pero esta vez ocasionadas por la magia oscura que ahora la Horda empleaba. Na-chan se horrorizo, mientras que Moknur aparto la vista. Roknar y Vrag’ta no podían verlo dado que estaban a sus espaldas. Snagletooth simplemente marco su mirada en la cara del orco.

-Krognuk: Al principio creía las mismas cosas que tu. No puede ser, Garrosh no toleraría esto. Es Malkorok y sus sucios orcos negros. Pero ese “trofeo” que trajo Garrosh y la reunión de este medio día… Garrosh esta perfectamente informado de estos sucesos, los permite, los tolera, los alienta. Orgrimmar ya ha caído ante el enemigo, la corrupción. Y el enemigo usa a la Horda para impedir que no ataque por otra puerta que no sea la frontal. ¡Mira la colocación de los civiles! ¡Usados para taponar un ataque por el oeste o el norte! ¡¿Acaso la Horda podrá sobrevivir sin sus civiles?!


-Snagletooth: Si Orgrimmar es nuestra enemiga… ¿Qué harás? ¿Iras a las montañas? ¿Te unirás a Lanza Negra?- Recrimino en un claro tono de molestia.- No me lo cuentes. No quiero saberlo.


-Krognuk: No me uniré a los Lanza Negra. Salvare a la Horda (civiles). Mi vida es por y para la Horda.


-Snagletooth: Krognuk… Y todos los demás… Queréis salir de la ciudad, adelante, os ayudare sin ningún problema. Pero fuera de la ciudad no tengo nada. Solo enemigos a los que odio.


-Krognuk: No Snagletooth, te equivocas en dos cosas. Yo no pretendo dejar Orgrimmar. Y tienes algo, tienes una familia. ¿Acaso no aprendiste nada de lo que os enseñe a todos? Hogar. Fidelidad. Honor. Unidad.

((El lema del clan))

La discusión siguió por un largo tiempo entre los dos orcos. Solo fue hasta que Krognuk dijo que le siguiera a él, y no a otro bando, si consideraba que no había deshonrado a nadie ni a nada o hecho algo que creyese incorrecto. Tras ello y una discusión sobre la corrupción de la sangre del demonio en comparación de la corrupción de Pandaria fue que se dio fin a la disputa.

-Krognuk: Piensa todo lo que has descubierto hoy Snagle, todavía no se cuando podre realizar mi movimiento, será entonces cuando la hora de actuar decida nuestro destino.-Dijo mientras se volvía a sentar para mostrar tranquilidad y dar por finalizado el tema.


-Snagletooth: En ese momento, me seguiré quedando. No permitiré que ningún rebelde o humano coloque la bandera Lanza Negra o la del león sobre el Fuerte Grommash. 


-Krognuk: El orgullo aun te ciega Snagletooth, pero ahora es el momento en que todos vosotros debéis meditar sobre lo que hoy habéis oído. Deberéis volver a los barracones antes de que sea extraño que todos esteis aqui.-Dijo mientras posaba sus manos entrelazadas en le frente y perdía su mirada en sus pensamientos.

Poco a poco se fueron yendo Snagletooth, Roknar y Moknur. Vrag’ta se quedo frente a la puerta, con Na-chan, y dijo unas palabras.

-Vrag’ta: Debéis tener cuidado también, mi Lok’amon. No puedes salvar a todos.


-Krognuk: Lo sé, pero si sigo por este camino, sé que podre mirar a mis ancestros a los ojos cuando muera. Se lo debo a mi familia y a la Horda. Ten tu también cuidado con los chamanes oscuros, si te pillan será fatal.


-Vrag’ta: Estoy preparada para lo que pueda venir, si lo hacen estoy dispuesta a todo, que los elementos me ayuden.


-Krognuk: Bien, cuida de Na-chan, probablemente haya planes para asesinarla.

-Vrag’ta: Los hay, puedes estar seguro.-Dijo mientras cruzaba la puerta junto a Na-chan.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar