Fandom

Wiki Errantes

Katherine Von Gallifrey

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Katherine Elisabeth Von Gallifrey
Imagen de Katherine Elisabeth Von Gallifrey
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo "La Víbora", Kathe, K,
Título Lady
Género Mujer
Raza Humana
Edad 17 años
Clase Mercenaria
Alineamiento Neutral malvado
Ocupación Noble, pirata, cocinera, asesina, ratera...
Lugar de nacimiento Ventormenta
Afiliación Sauvem (como financiadora), La Tripulación Lúgubre (Anteriormente)
Estado Viva

TrasfondoEditar

Era una noche de la primera o segunda semana de un frío invierno. Las calles estaban desiertas, con todas las ventanas de las casas cerradas y los faroles apenas alumbraban un par de metros más allá de donde estaban situados. Cualquier habitante que se despertase en esa noche solo habría oído el fuerte repiqueteo de la lluvia cayendo sobre la pedregosa vía, salvo que este aldeano tuviese un peculiar sentido auditivo, pues entonces habría podido oír unas agitadas respiraciones y fuertes pasos relativamente acallados por el sonido de la lluvia.

Clara corría húmeda y desesperada por la plaza de los mercaderes, echando vistazos tras de sí en una búsqueda inútil de vislumbrar a sus persecutores.  La joven doblaba una esquina, otra, y por mucho que fuese incapaz de ver a alguien perseguirla podía escuchar y percibir como poco a poco iba siendo arrinconada. Cruzó el puente hacia el distrito militar, con algo de suerte quizás encontrase a alguien que la ayudase, pero al dar un par de pasos dentro del distrito dos figuras le bloquearon el paso. La muchacha giró sobre sí misma intentando salir de allí por donde había entrado cuando tres figuras más se acercaban tras ella riendo con sorna “Estoy perdida”. Clara cerró los ojos con fuerza mientras retrocedía e intentaba lanzar a alguno de los acechantes, los cuales ya se encontraban delante de ella y la arrinconaban contra una pared, el único hechizo arcano que conocía en ese momento.  El hechizo salió a ciegas de la joven al tiempo que esta chocaba contra algo. La joven llevó su mano detrás de ella palpando algo extremadamente frío, abrió asustada los ojos mirando tras ella y vislumbró a un hombre alto enfundado en una pulida armadura. El hombre acarició la cabeza de Clara “Tranquila, ya no corre peligro” y se posicionó delante de ella mirando intimidantemente a los malhechores “Vosotros, sucia escoria humana, probaréis la ira de la luz” Clara se frotó los ojos incrédula ante la velocidad en que aquel hombre había incapacitado a sus perseguidores. Enseguida llegaron un par de hombres más, que a unas señas de su salvador cogieron a los malhechores y les llevaron dirección al cuartel militar. El hombre suspiró al tiempo que se daba ligeros golpes sobre el hombro del brazo derecho, con el que hasta instantes antes había estado sosteniendo su espada, y se volvió hacia ella con una sonrisa bonachona “Bien mi damisela,  creo que será mejor que por esta noche os alojéis en mi recámara. Ordenaré un baño caliente y ropas secas.” Se rascó la escasa barba que llevaba dubitativo. “Por cierto, mi nombre es John, ¿Cómo debería dirigirme hacia vos?” Clara salió de su ensimismamiento unos segundos después “Ehh… “Aunque fuese un lugar oscuro, podía percibirse un súbito sonrojo en las mejillas de la chica. “Mi nombre es Clara, Clara di Blanch”. John sonrió con dulzura ante ella “Bien Lady Clara, acompáñeme.

Al día siguiente Clara despertó con los primeros rayos de sol. Tras abrir los ojos pudo observar como el hombre, ya sin armaduras, dormitaba sentado en una silla cercana a la puerta. La joven no pudo evitar acercarse atraída por su semblante de aspecto cálido e inocente. No sabía muy bien el porqué, y tenía la sensación que le pasaría factura, sentía el irremediable impulso de unir sus labios a los de ese desconocido. Estaba a menos de cinco centímetros de sus labios cuando el hombre bostezó haciéndola retroceder bruscamente del susto. “¡Oh! Veo que ya se ha despertado, ¿ha descansado bien?”  Clara sentía como la vergüenza la invadía produciéndole notables temblores. “Yo… Sí, he dormido bien.” La joven se aclaró la garganta intentando echar atrás su vergüenza. “Debería volver a mi vivienda, padre y madre estarán preocupados.” John estuvo de acuerdo ante lo mencionado por clara por lo que llamó a dos de sus hombres y llevó a Clara en su caballo mientras los otros dos los escoltaban.

Durante el trayecto fue siguiendo las indicaciones de la muchacha, guardando para sí mismo la curiosidad del qué hacía en aquellas calles cuando residía tan apartada de allí. Finalmente llegaron a una enorme mansión que parecía no estar muy lejos de la de Cringris, a los sumo unos 20 kilómetros. “Es aquí.” La muchacha bajaba del caballo cuando los que parecían los padres salieron apresurados abrazando a su hija. “Clara, ¿qué ha…?” El padre calló al reparar en la presencia de los tres hombres adoptando una posición defensiva. “Tranquilo padre, estoy bien, ese hombre me ha salvado” Clara intervino previendo que su padre no atacase a John y provocando así la relajación del padre. “¡Ah! Entonces sois bien recibido en nuestro hogar” El hombre se inclinó ante John antes de proseguir. “Soy el Barón Harry Aldarico di Blanch y esta es mi bien amada esposa la Baronesa Marie Adelaide di Blanch” John desmontó de su caballo y devolvió la reverencia al Barón y le dio un beso en el reverso de la mano a la Baronesa. “Es un honor para mí estar ante vuestra presencia”. Harry invitó a John y a sus hombres a pasar el día en su mansión donde conversaron de temas generales sin insistir demasiado en nada concreto.

A medida que pasaba el día eran más notorias las miradas de Clara hacia John, las cuales este le devolvía con una dulce sonrisa. Tras acabar de disfrutar de una deliciosa cena, llegó el momento de las despedidas. Clara se despidió algo alicaída del hombre a lo que John le acarició la cabeza con cariño “No es un adiós, es un hasta pronto, y si me permitís…” El hombre se inclinó hacia Clara dándole un tierno e inocente beso sobre la mejilla y se fue.

Pasaban los años y Clara se iba convirtiendo en una mujer de envidiable belleza y una hechicera de deseables dotes. Desde el día siguiente a despedirse de John, la joven viajó a Dalaran decidida a mejorar su habilidad mágica y, ¿quién sabe? Quizás podría encontrarse allí con su salvador. Cada día se levantaba ilusionada pensando que tal vez ese sería el día en que lo encontrase y, a pesar de no encontrárselo nunca, jamás perdía la esperanza de que pudiese pasar al día siguiente. Llegó el día en que dejó la academia de magia y pasó a formar parte del Kirin Tor, donde conoció a una maravillosa criomántica llamada Amanda. Todas las dudas que Clara tenía a cerca de los diferentes hechizos que aún no había llegado a aprender se los preguntaba a ella lo cual forjó entre ambas un fuerte sentimiento de madre-hija, como si fuese una segunda madre. Un día de finales de primavera, Carla recibió una carta de sus padres pidiéndole que fuera a la mansión lo más pronto posible ya que habían decidido que ya era hora de que se casase. Ese día a Clara se le acabó la esperanza de poder encontrarse a John por Dalaran y con tristeza se despidió de Amanda y se embarcó en su viaje de retorno a casa el cual no tuvo ningún contratiempo.

Llegó de vuelta a su casa a los días de partir de Dalaran, algo cansada y desaliñada. Aun no sabe exactamente cómo pero cuando se quiso dar cuenta ya había sido arrastrada al interior de la mansión y sentada a la mesa ya puesta para cenar. “Come, date un baño y ve a descansar, mañana será un día maravilloso” Harry estuvo tarareando lo que quedó de noche e incluso a la mañana siguiente despertó a Clara entre tarareos. “Arréglate hija, tu prometido espera abajo.”  Clara se vistió con uno de los mejores vestidos que guardaba en sus aposentos y se acicaló y peino con ayuda de una de las criadas. “¡Oh señorita, está preciosa!” Clara esbozó una sonrisa desganada hacia el comentario de la criada y bajó las escaleras. Alzó la mirada hacia el individuo con el que la había 

JoinTheRealm sigil (1).png

Blasón de los Von Gallifrey

prometido lo que la hizo tropezar a causa de la sorpresa. John la cogió entre sus brazos, con la misma sonrisa bonachona que tenía el día que se conocieron. “Vaya, te has convertido en una mujer de gran belleza” A Clara se le empezaron a derramar incesantes lágrimas de felicidad mientras que a su madre, la cual estaba abrazada pro su padre, le pasaba exactamente lo mismo. John sacó un pañuelo de seda del bolsillo superior de su chaqueta y le secó las lágrimas. “¿Qué ocurre? ¿Tan mal partido soy?” Clara negó con rotundidad mientras volvía su mirada hacia John. “Eres el mejor hombre que podría desear en mi vida” La ceremonia de casamiento se llevó a cabo a la semana del reencuentro, pues Marie sabía perfectamente cómo reaccionaría Clara ante ello y ya lo había organizado todo. Fue una sorpresa para Clara cuando John le presentó a sus padres, el Conde George Lucian Von Gallifrey y la Condesa Amanda Leyna Von Gallifrey, la misma Amanda que había conocido en Dalaran. 

Tras la boda se mudaron a una de las mansiones pertenecientes a los Von Gallifrey en el reino de Lordaeron. No pasaron muchos años desde ello hasta que nació el primer hijo de la feliz pareja, un varón de cabellos castaños y ojos verdosos, casi clavado a John, al que llamaron  James Flain. James fue creciendo junto a su admiración por su padre, deseando llegar a tener la edad suficiente para poder ordenarse como paladín de la luz y poder defender su pueblo junto a su padre, más aun en esos tiempos en que comenzaba a amenazar la plaga.

James ya tenía 10 años cuando John, preocupado por la cercanía y posibles ataques de la plaga hacia su familia decide mudarse junto a su hijo y una Clara en cinta hacia el reino de Ventormenta. Antes de la mudanza, John hizo construir una pequeña mansión en unos de los terrenos que su familia tenía a las afueras de la ciudad, mansión en la que nació el segundo bebé de la pareja, una dulce niña de mejillas sonrojadas, cabellos rubios casi blancos y unos enormes ojos que oscilaban entre azules y verdes. Katherine Elisabeth, que así la llamaron, se parecía mucho a su madre, aunque los ojos parecían no acabar de decantarse por ninguno de los padres, parecían preferir parecerse un día a uno y otro día al otro.

A penas pasaron 3 años desde el nacimiento de Kathe, la cual estaba siempre a las faldas de su madre ya que John ya había comenzado su adiestramiento como paladín y su padre se encontraba muchas temporadas ausente por la plaga, cuando hicieron llamar a Clara a Dalaran. A la pobre Clara no le quedó más remedio que ir a Dalaran junto con su suegra y Katherine más el bebé que llevaba en su vientre. La estancia en la ciudad de magos se alargó un par de meses por lo que el nacimiento del tercer y último bebé de la pareja se dio en Dalaran. El nuevo miembro de la familia volvía a ser una pequeña niña, idéntica a Kathe salvo por los ojos, pues los de Arabelle Patrice eran azul hielo, al igual que los de Clara. A los meses del nacimiento de Arabelle, Kathe volvió a Ventormenta junto con su madre y su abuela, rebosante de alegría y deseosa de empezar a visitar la ciudad, pues esto conllevaría conocer niños de su edad con los que poder jugar pues su hermana aún era pequeña como para jugar. 

Pasaron los años y Kathe crecía como una niña llena de vitalidad y alegría. La dulzura e inocencia eran las principales características de nuestra pequeña damisela. Cada día le pedía a la cocinera que hiciese más de 20 comidas y meriendas para llevarlos a la ciudad y repartirlos entre los niños del orfanato. Carla y John se sentían tremendamente orgullosos de Kathe ya que parecía haber sido tocada por la luz. Sin embargo donde hay luz también hay sombras.

Un día como otro cualquiera, de esos en los que John y James habían ido a algún asunto del ejército, Katherine y su madre paseaban tranquilamente por las calles de Ventormenta. Kathe acompañó a su madre al barrio de los magos por unos asuntos que ya no recuerda y correteaba emocionada por poder algún día ser ella quien tuviese que ir a aquel sitio por asuntos suyos, tras convertirse en una maga con el talento de su madre, el cual para ella era infinito. Comenzaba a anochecer cuando al pasar por un callejón, un guardia de Ventormenta en estado de ebriedad comenzó a acosar a su madre. Kathe agarró la mano de su madre con fuerza, asustada, mientras retrocedía junto a su madre hasta chocar con la pared, era un callejón sin salida. Clara se volvió

Willfred.png

Willfred tras un día de entrenamiento

hacia Kathe, con una sonrisa de tristeza disfrazada con confianza. “Quédate aquí mi niña, todo saldrá bien” Clara acarició la cabeza de Kathe por última vez mientras las lágrimas brotaban de sus ojos. Clara realizó un conjuro de protección alrededor de Katherine sin llegar a tener tiempo de protegerse ella. El guardia ya había atravesado a Clara cuando esta se giraba hacia él. “Te perseguí una vez, ahora ya no puedes correr más.” La sangre salía incesante de Clara, ya inerte en el suelo, mientras Kathe lloraba desesperada mirando a su madre y al hombre que se acercaba hacia ella riendo con cierto grado de enajenación. “Ven pequeña… Correrás la misma suerte que ella”  Kathe estaba encogida contra una esquina, completamente espantada con ese hombre casi encima, cuando se frena en seco, con la boca abierta y cae al suelo con violentos espasmos. Tras el asesino de su madre se encuentra un hombre de semblante serio y rasgos duros, no tiene el aspecto de un hombre de confianza, pero era el que había acabado con el asesino de su madre. Kathe se lanzó hacia el hombre llorando y moqueando desesperada obligándole a reparar en su presencia, u obligándole  a demostrar que se había dado cuenta que estaba ahí.

La muerte de Clara fue un duro golpe para su familia, en especial para Kathe ya que hizo que se encerrase en sí misma dejando de lado a sus hermanos, su abuela e incluso a su padre. Empezó a desaparecer con frecuencia de la casa, yendo a encontrarse con Willfred, el hombre que la salvó, el cual acabó “adiestrando” a Kathe tras su insistencia. Poco a poco se dio cuenta del potencial que la chica tenía y comenzó a adiestrarla más duramente. Los entrenamientos eran duros, y frecuentemente Kathe acababa con moratones y cortes los cuales tuvo que aprender a ocultar ante su familia. Aun sin llegar a saber muy bien cómo, quizás por los largos periodos de ausencia de su padre y James, por el hecho de que Arabelle entrase a una orden de sacerdotisas, o por el hecho de que su abuela aún tenía cosas que hacer por Dalaran; Kathe convenció tanto a su padre como a Willfred de que fuese este último el protector de ella, de esta manera también sería más fácil encontrar momentos para los entrenos.

Cuando Kathe ya cumplió los 11 años, Willfred comenzó a adiestrarla en venenos, motivo por el cual también acabó interesándose en la cocina, siendo este otro de los grandes talentos de Kathe. Todas las comidas que pretendía cocinar le salían bien, aunque esa fuese la primera vez que las realizaba. Willfred siempre bromeaba diciendo que algún día echaría veneno en lugar de las especias en la comida y morirían todos los comensales relamiéndose los labios. Idea que tiene bien presente Katherine en la cabeza por si… algún día la necesita.

Al poco de que se conociese la noticia del descubrimiento de Pandaria, Kathe se embarcó con Willfred y Trenzalore, su caballo regalo de su abuela, hacia Pandaria, pues se extendió el rumor de su cocina. Llegaron a Pandaria y comenzaron a viajar en busca de un lugar llamado Col, o algo así. Durante el viaje hicieron diversas paradas para reforzar el entrenamiento de Kathe, aunque ya hubiese matado alguna vez desde los 13 años. Finalmente llegaron a El Alcor, que se parece a Col, y allí conocieron a Bao Especias de Dragón, un experto cocinero y comedor, todo sea dicho de paso pues su barriga no era de pega, el cual se ofreció a mejorar su cocina intensivamente durante un año. Katherine acabó hasta la coronilla de pelar verduras y de cazar animales en busca de carne fresca, aunque lo que más odio fueron las largas horas con la caña de pesca… para pescar entre nada y menos; aunque todo el esfuerzo valió la pena ya que se convirtió en mejor cocinera de lo que ya era, se convirtió en una chef. “Llega el momento en que el alumno supera al maestro… felicidades”  Bao abrazó a Kathe con fuerza antes de dejarla partir de vuelta a Ventormenta “Ten cuidado en la vuelta… y tú, cuídala bien” Willfred se despidió del Pandaren con un gesto de la mano y se fue junto con Kathe de vuelta al hogar. Pero Kathe no tenía demasiadas ganas de quedarse quieta allí, menos teniendo en cuenta que Willfred le acababa de regalar una moto, por lo que no tardó en embarcarse en otra aventura, la piratería, aunque siempre manteniendo su vida de noble y de mercenaria una al margen de la otra. 

AparienciaEditar

- "¿A dónde vas niñita dulce?"  

Pirate Princess 8D by Atomic Clover.jpg

"La Víbora" con atuendo de pirata

-"¡Oh! Que niña más inocente..."

Kathe es una joven de altura media y complexión delgada aunque mantiene unas bonitas y atractivas curvas. Su cabello es largo, hasta cerca de los riñones, de una tonalidad rubia entre ceniza y dorada, suele llevarlo suelto con la raya a un lado. Su cara es ovalada de piel fina sin imperfecciones, un tono uniforme y clarito que solo cambia sobre sus mejillas las cuales muestran casi siempre una suave tonalidad sonrojada. Dos enormes ojos almendrados, unas veces celestes otras esmeraldas, presiden su rostro dándole un aspecto dulce e inocente. Su nariz es relativamente pequeña, sin romper la armonía de su rostro, y un tanto respingona. Su boca es de tamaño medio, con unos labios carnosos, sin llegar a ser gruesos, de una tonalidad similar a su sonrojo, y sus dientes están perfectamente alineados, siendo los colmillos algo puntiagudos, de un color blanco perlado. Sus orejas son simétricas, siendo su tamaño ligeramente más pequeño que el normal. Podemos apreciar que en su oreja izquierda lleva dos pendientes, uno en el lóbulo y otro en fila a él, y otro en el tragus; en la derecha lleva 3 pendientes en fila desde el lóbulo hacia arriba, sin llegar al cartílago. El cuello de esta joven es fino, de una largura media, sus hombros son proporcionales a su cadera y sus clavículas relativamente marcadas. Los brazos son largos y finos, dando una apariencia de menor fuerza a la que realmente tiene. Sus senos son de tamaño medio-grande en proporción a su cuerpo, firmes y redondeados, dándoles un aspecto saludable. Su vientre es firme y plano, sin una musculatura marcada, en el centro encontramos su ombligo, el mismo sitio que la mayoría de los humanos vaya, hacia dentro y de forma circular, podemos apreciar un piercing de color plateado con un brillante blanco. Sus piernas son relativamente largas y firmes, de musculatura no muy marcada pero de aspecto ágil. 

Lady.Phantomhive.full.703938.jpg

Lady Katherine Elisabeth Von Gallifrey con atuendo de gala

Si la observamos desde atrás, podemos apreciar que tiene una bonita espalda, siempre erguida, quizás algo que se le quedó de su clase social, y bajo ella están sus posaderas, firmes y algo respingonas, de aspecto contorneado. 

Normalmente viste de colores oscuros, aunque suele depender también de la situación, no va a ir como Lady con harapos vaya; y con ropas estrechas para facilitar sus movimientos, razón por l a cual muchos se sorprenden de no poder apreciar tal cantidad de armas que lleva encima. Entre sus ropas puedes encontrar dagas, las cuales suelen estar bajo sus mangas, sables, rifles, granadas... Si tiene algún "trabajillo" suele cubrirse la cara para no ser reconocida "¿Cómo van a encontrar a alguien desconociendo su rostro?" o simplemente se disfraza de otra persona cambiando de color y largo de pelo, color de ojos e incluso de complexión con sucias artimañas, venenos alucinógenos y maquillaje. 

Si tiene algun evento público importante en lo referente a la alta sociedad se acicala y maquilla, vistiendo también sus mejores galas, las cuales suelen ser de colores pasteles; suele ondular sus cabellos dándole un aire completamente diferente al de "La Víbora"  y se quita de encima la gran mayoría de sus armas... solo la mayoría. 

Bandera Pirata.png

Antiguo tatuaje de La Tripulación Lúgubre

Tras entrar a formar parte de La Tripulación Lúgubre su vestimenta habitual pasó a ser una blusa blanca corta, unos pantalones negros y unas botas del mismo color... ¡Incluso llevaba un parche! "¿Qué preciado pirata no lleva uno? Arrrr" Tras un tiempo se 

Butterfly w flowers 2 by markfellows.jpg

Nuevo tatuaje de Kathe

hizo un tatuaje en su omoplato izquierdo, el de La Tripulación Lúgubre .       

Tras recientes eventos, ha salido de la tripulación pirata y ha ido a tapar el tatuaje que se había hecho con otro, volviendo tras esto a Ventromenta.

Blondes dress flowers blue eyes cleavage long hair aqua eyes anime girls laying on side original cha wallpapermi.com 60.jpg

CarácterEditar

Katherine fue en su día una niña dulce e inocente, rebosaba bondad por cada poro de su piel y hacia nuevos amigos casi cada día. Era generosa pues no dudaba en darles su merienda a los niños del orfanato… ¡incluso aunque fuese tarta de vainilla y caramelo! “Mmmm… tarta…. de vainilla… y caramelo…” Cada día se levantaba con ganas de salir corriendo a jugar y hacer más amigos., pero todo cambió tras la muerte de su madre a manos de un guardia de Ventormenta. 

Ahora es una mujer de carácter fuerte e indomable. Es una persona extraordinariamente lúcida, más aun teniendo en cuenta su edad; y de mente fría ante cualquier situación, por problemática que esta sea. Siempre intenta ver la utilidad a cada cosa o a cada persona “Ese inútil puede ser un buen chivo expiatorio”.  No le importa prácticamente nada ni nadie de su alrededor, salvo que le hayan pagado, entonces los problemas de dicha persona pasan a ser sus problemas “El jefe es el que paga”, y pasará a solucionarlos de la forma más discreta y rápida posible.

Es una muchacha muy crítica, tanto consigo misma como con los demás, y no dudará en decir aquello que pase por su cabeza salvo que sea algo que pueda volverse en su contra (Ejem, ejem, el dinero manda, ejem). Es suspicaz e inaccesible, siempre manteniéndose al margen emocionalmente de los demás. 

Como enemiga es cruel y despiadada, no dudará en envenenar a su oponente siempre que sea el lugar y el momento idóneos (vamos que nunca lo haría en un lugar público o rodeados de guardias) con la cara bien cubierta y a la luz de las estrellas. 

En lo referente a su humor, bueno, suele ser una mujer algo irónica, llegando a rozar la crueldad, y muchas veces solo lo entiende ella misma.

Sin embargo, y a pesar de todo lo dicho con anterioridad, Kathe es capaz de fingir de la forma más realista ser una persona completamente diferente, es capaz de fingir preocupación, tristeza, diversión… ¡Ni que fuera actriz oiga!

TrenzaloreEditar

Horse by quuicksilver.jpg

Semental blanquecino de cabeza pequeña, orejas cortas y con una frente amplia y plana. Sus ojos son grandes, perfectamente posicionados a los lados, y sus ollares no son muy cerrados. Su crin y su cola son negro azabache.

Tiene una buena alzada y una musculatura atlética y definida. Su pecho no es muy angosto pero tampoco muy abierto, es completamente proporcional a él mismo y se le pueden apreciar los músculos en forma de V.

Sus ancas son fuertes y poderosas, proporcionales a sus cuartos traseros. Sus movimientos son ágiles y fluidos a la par que firmes.

El caballo está protegido por una armadura de trillium blanco, dandole una gran resistencia ante posibles ataques pero permitiendole total libertad de movimiento. La silla de montar es de cuero magnífico y bajo ella hay una manta de lanaviento teñida de azules y blancos.

Con respecto a su carácter, se trata de un ejemplar de suma inteligencia, capaz de volver junto a Kathe por muchos kilómetros que haya entre ambos. Es un corcel de temperamento apacible y respetuoso, en especial con su compañera. Le agrada comer zanahorias jugosaz y morujas, y tener agua fresca para beber. 

CuriosidadesEditar

  • Su cuerpo es inmune a sus propios venenos.
  • Es experta en alguimia y venenos gracias a su mentor Wilfred Oswald.
  • Nació en el seno de una familia noble.
  • Generalmente miente sobre sí misma.
  • Los animales la pierden, por eso tienen tantos.
  • Siempre lleva muchas armas encima, más de las que se pueden apreciar a simple vista.
  • Estuvo en Pandaria mejorando sus dotes culinarias durante algo más de un año de la mano de Bao Especias de Dragón.
  • Durante este último periodo de tiempo se ha estado especializando en la ingenieria junto a un experto gnomo, Chip Tuercasuelta.

FamiliaresEditar

  • Humano.jpg George Lucian Von Galifrey | Abuelo paterno | Lordaeron | Fallecido | Paladín y antiguo conde de los Von Gallifrey
  • Humana.gif Amanda Leyna Von Gallifrey | Abuela paterna | Lordaeron | Viva | Arcanista del Kirin Tor y antigua Condesa de los Von Gallifrey
  • Humano.jpg Harry Aldarico di Blanch | Abuelo materno | Gilneas | Fallecido | Antiguo Barón de los di Blanch
  • Humana.gif Marie Adelaide di Blanch | Abuela materna | Gilneas | Fallecida | Antigua Baronesa de los di Blanch
  • Humano.jpg John Lucian Von Gallifrey | Padre | Lordaeron | Desconocido | Paladín,Doctor y antiguo Conde de los Von Gallifrey
  • Humana.gif Clara Gadea Von Gallifrey | Madre | Gilneas | Fallecida |  Arcanista del Kirin Tor y antigua Condesa de los Von Gallifrey
  • Humano.jpg James Flain Von Gallifrey | Hermano mayor | Lordaeron | Vivo | Paladín y actual Conde de la casa Von Gallifrey
  • Humana.gif Arabelle Patrice Von Gallifrey | Hermana menor | Dalaran | Viva | 

RelativosEditar

  • Humano.jpg Willfred Oswald | Protector y mentor en alquimia, venenos y combate | Arroyo de la Luna | Vivo | Exagente del IV: 7
  • Pandaren chico.gif Bao Especias de Dragón | Mentor en las artes culinarias | El Alcor | Vivo | Chef
  • Gnomo.jpg Chip Tuercasuelta | Mentor en ingeniería | Gnomeran | Vivo | Ingeniero

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar