Fandom

Wiki Errantes

Kalathria Susurro Estelar

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Alliance.png
Kalathria Susurro Estelar
Imagen de Kalathria Susurro Estelar
Información del personaje
Servidor Tyrande
Apodo La Eterna Tero'Shan
Título Tero'Shan
Género Mujer
Raza Kaldorei
Edad 231
Clase Druida
Alineamiento Neutral Bueno
Ocupación Aprendiz
Lugar de nacimiento Astranaar, Vallefresno
Residencia Claro de Luna, Kalimdor
Afiliación Darnassus, Círculo Cenarion
Estado Vivo

TrasfondoEditar

Kalathria y su hermano gemelo Kalarion vieron la luz de las estrellas por primera ocasión en Astranaar; hijos de una reputada curandera, Kalanaria Susurro Estelar, que en tiempos remotos sirvió a la Hermandad de Elune y de un guardabosques, Thaelon Salvacorteza que pasaba los días en la espesura de Vallefresno, los dos hermanos crecieron bajo el amparo de su benevolente y permisiva madre a la sombra de los grandes árboles de Kalimdor.

Aventurera y curiosa como ella sola, Kalathria fue bendecida durante su infancia por nada menos que una avispada dríade con la que se topó en uno de sus devaneos por Vallefresno cuando todavía era una muchacha de escasa edad y poco juicio. La dríade, de temperamento ceremonioso y apacible aseguró a Kalathria que en su sino estaba escrito que ejercería las nobles funciones del celar la naturaleza como druida, prometiéndole que en algún tiempo lograría sobrepasar las firmes tradiciones de los kaldorei que negaban a las hembras el acceso a las enseñanzas de Cenarius y que seguiría el sendero de la Naturaleza.

A pesar de la reticencia que mostró su madre Kalanaria al oír a su joven hija hablarle de una misteriosa dríade que se convertiría en druida, la distendida curandera no apagó la llama de la esperanza en su hija, pero tampoco la avivó. Centrada tal y como estaba en la crianza de su hijo Kalarion, que carecía de una figura paterna sólida debido a las constantes ausencias de su padre Thaelon, Kalathria creció prácticamente sola caminando por los bosques, valles y montañas; codeándose con viajeros, buhoneros, Centinelas, sacerdotisas y comerciantes.

Aquellas experiencias vividas en el corazón de Kalimdor forjaron el despreocupado y alegre comportamiento de Kalathria, convirtiéndola en una joven irreflexiva, nerviosa, activa y extremadamente sociable. Enseguida se ganó la amistad y la cercanía de aquellos con los que convivía y se relacionaba; y a todos ellos aseguraba que algún día sería druida, pues una dríade se lo había revelado en su más tierna infancia.

Algunos recibían con desagrado aquellas pretensiones tan extrañas, pero la mayoría recibía con un divertido escepticismo las esperanzas de la adolescente. Mientras que su hermano era instruido en los secretos de la herrería y aprendía el arte de la forja de manos de una Centinela; su madre se ganaba una intachable reputación como sanadora y quiropráctica, a la par que su padre... bueno, Thaelon seguía perdido en el bosque sin reparar en el cuidado y el crecimiento de sus hijos.
Nightelf by misspendleton-d7wgmb7.jpg

Una desmejorada Kalathria después de haber cruzado a duras penas el Paso del Espolón... en mitad del Cataclismo.

En las vísperas de la Tercera Guerra, Kalanaria fue advertida por un avezado Druida de la Garfa que le informó de los movimientos hostiles al sur de Vallefresno; y temiéndose que su vida o la de su descendencia peligrase con la guerra contra la Horda, decidió trasladar a la familia temporalmente hacia Costa Oscura, donde los tres se asentaron algún tiempo en Auberdine, una pequeña ciudad portuaria que gozaba de un extraño estatus en la sociedad kaldorei; pues en ella muchos parias e inadaptados sociales desarrollaban sus vidas al margen del resto de la Nación Kaldorei.

Aquella vida en la brumosa Auberdine supuso una gran depresión en Kalathria, que recibió con desagrado el brusco cambio entre el hospitalario Vallefresno a aquella aldea hosca y marítima. Perdió su jovialidad, su brío y su alegría, viviendo prácticamente a la sombra de su madre hasta que la Tercera Guerra finalizó con la sacrificada victoria de los pueblos libres de Azeroth.

Y los vientos de cambio que llegaron con la caída de Archimonde devolvieron la chispa a Kalathria, pues ahora que las tradiciones de los kaldorei se desvanecían en favor de la instrucción de druidas hembras se le abría la maravillosa posibilidad de que pudiese ser instruida por fin en Claro de la Luna en unas enseñanzas que hasta ahora le habían sido vedadas.

Para ello, viajó hacia Amparo de la Noche junto a su madre, que se valió de su reputación como antigua Sacerdotisa de la Hermandad de Elune para solicitar el ingreso de su hija en el Círculo Cenarion, donde se daban los primeros pasos para que las mujeres comenzasen a seguir los senderos de Cenarius. Tras una larga entrevista con el poderoso Archidruida Talathon Quiebrasusurros, Kalathria fue aceptada por el Círculo como Tero'Shan del mismísimo Archidruida.

A lo largo de su larga estancia en el Claro de la Luna, Kalathria fue instruida recibiendo las directrices del sabio Quiebrasusurros, cuyo conocimiento le arrogaba la potestad de compenetrarse con muchos tótems animales característicos de los druidas. Sin embargo, el carácter pizpireto y alegre de Kalathria se mezcló con su carácter errático y poco concreto que acabó con la paciencia de Talathon, que siguió enseñando a Kalathria durante algún tiempo hasta la llegada de un mal ancestral, Xaxas el Destructor.

Durante el Segundo Cataclismo, Talathon desapareció en el Monte Hyjal y Kalathria perdió a su maestro, que más tarde se reveló meses más tarde como un Archidruida de la Llama al servicio de Fandral Corzocelada. Desde entonces, Kalathria ha estado buscando un nuevo Shan'Do que finalice su dilada instrucción mientras se permite recorrer los caminos de la Tierra de la Luz Estelar Eterna amparada por las brillantes estrellas que la vieron nacer.

AparienciaEditar

Night elf druid ettelie by saniika-d54k0n6.jpg

Retrato de Kalathria, a mano del avezado artista Alannath Hojaprinta.

Ante ti se encuentra Kalathria, una kaldorei de aspecto joven y lozano; cuyo rostro es delgado y afilado, enmarcado con dos grandes ojos plateados y dotados de largas pestañas que se mecen suavemente cuando parpadea. A pesar de que pueda resultar de facciones aniñadas, Kalathria carga a sus espaldas con el peso de varios siglos de continuas vivencias y experiencias que han forjado su carácter.

Sin embargo, no trasluce ello su físico, que demuestra con creces que es casi una adolescente entre los kaldorei: esbelta como un junco, como si casi se fuese a resquebrajar con un poderoso viento, de cabellos violáceos que suele recoger en coletas alegres que se mueven conforme a su paso los cuales adorna con hojas caídas de aquellos árboles con los que se topa.

Su piel demuestra un suave tono rosáceo que se combina con el rosa profundo natural de sus gruesos labios y el púrpura de su melena. Acostumbra a sonreír con sinceridad, siendo su rostro una continúa mueca de jovialidad que no deja espacio para las dudas acerca de su carácter honesto y alborozado.

CarácterEditar

Alegre, sociable y risueña son adjetivos que perfectamente podrían describir a Kalathria, que muestra con cada acto que posee un buen corazón, una generosidad sin límites y una inocencia que podría resultar hiperbólica para aquellos que no acostumbren a tratar con ella.

Familiares y allegadosEditar

  • Kalanaria Susurro Estelar: Madre, habitante de Astranaar y reputada curandera. 
  • Thaelon Salvacorteza: Padre, guardabosques en Vallefresno.
  • Kalarion: Hermano, herrero del Ejército de las Centinelas, acuartelado en Plumaluna.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar