Fandom

Wiki Errantes

Jaime Alvarado

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Jaime Alvarado
Imagen de Jaime Alvarado
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo El Contramaestre
Título Contramaestre de la San Alonsus
Género Masculino
Raza Humano
Edad 29
Clase Espadachín
Alineamiento Caótico neutral
Ocupación Navegante de los Mares del Sur
Lugar de nacimiento Crestfall, Kul Tiras
Residencia Tanaris
Afiliación La propia
Estado Desaparecido

TrasfondoEditar

Jaime Alvarado nació fruto de un escarceo nocturno entre el rico comerciante don Raimundo Alvarado y una doncella tirasiana durante un suntuoso festín celebrado en la corte del Almirante de Kul Tiras, celebrado para decidir el rumbo que tomaría la nación mercante en la futura Segunda Guerra. Raimundo era un rico patricio que se enriquecía con el comercio de especias raras provenientes de los Mares del Sur, avaricioso y con un gran don para el manejo del dinero, y dando muestra de su magnífico poder adquisitivo decidió reconocer a Jaime como hijo suyo, a pesar de tener siete vástagos varones más a los que debía alimentar, cuidar y instruir en el dominio del negocio para que todo su legado mercantil no se perdiera. Don Raimundo gozaba también de un alto estatus económico debido a la venta de armas y armaduras al Reino de Ventormenta durante la Primera Guerra, en la que cobró a los valientes defensores un precio tres veces más alto de lo normal para enriquecerse a costa de las arcas ventormentinas, huecas de oro debido a la heroica largueza de la guerra dada entre la Horda y el Reino de Azeroth.

El primogénito y vástago mayor de don Raimundo era el pío y ambicioso Felipe Alvarado, siempre despótico y esgrimidor de una particular implacabilidad que en más de una ocasión trató de acuchillar al recién nacido Jaime mientras aún descansaba en la cuna, pensando que su padre lo tomaría como favorito una vez creciese y obtendría todo el gran negocio y parte de la herencia amplia. Su padre no vio con malos ojos la paranoia desmedida de Felipe, pero impidió el fratricidio y solo permitió a Felipe que cortase la mejilla del joven Jaime, tan solo para recordarse a sí mismo que el niño marcado era un bastardo y que nunca sería un Alvarado legítimo. Cuándo Jaime alcanzó la edad de seis años, resolvió mandarlo a la turbulenta ciudad de Crestfall, nido de contr
Juan-de-Austria grabado.jpg

Jaime con su cara armadura de combate

abandistas y piratas, a ser criado e instruido por un amigo suyo de la juventud, el veterano navegante Fadrique el Negro, un afamado capitán que antaño fuera filibustero, pirata, corsario y capitán de la Armada Tirasiana. El Negro era uno de los muchos hombres que habían propulsado a don Raimundo al poder y a la fortuna, pues en su juventud fue compañero suyo, habiéndolo ayudado en innumerables empresas de contrabando, misiones corsarias, saqueos, piratería y flagrante latrocinio para enriquecer a su amigo. Algunos incluso se atrevían a aseverar que Fadrique era hermano bastardo no reconocido
Titian - Portrait of Charles V Seated - WGA22964.jpg

El anciano don Raimundo

de don Raimundo, aunque jamás se probó y tan solo se mantuvo como una de las muchas especulaciones acerca de la familia burguesa de los Alvarado. En prenda de su ayuda en el pasado, don Raimundo lo recompensó enérgicamente cuándo obtuvo su fortuna con grandes dádivas en forma de oro y mantuvo su amistad siempre, hecho que se demostró al mandarle al joven Jaime para que se criase bajo su tutela. Con un maestro como Fadrique, posiblemente Jaime hubiese crecido como un sinvergüenza carente de escrúpulos, de corazón y de amabilidad, pero pronto el más joven de los Alvarado demostró ser un muchacho inteligente, vivo, de grandes dotes diplomáticas y con unas ideas un tanto peculiares, por no decir románticas, acerca de la antigua profesión de su tutor, la piratería. Fadrique no logró romper la animosa personalidad de Jaime, que siempre fue sociable, pícaro, pulcro y elegante, y una de las pocas cosas que logró imponerle fuera una desmedida ambición y una gran avaricia. A pesar de ello, Jaime no heredó el talento de su padre de amasar fortuna, si no que solía derrocharla, prestarla, alquilarla o incluso regalarla. Todo el oro que pasaba por sus manos desaparecía al cabo de un tiempo, dilapidado en cualquier clase de entelequia sin importancia, baratijas y bagatelas que le resultaran mínimamente interesantes para Jaime, que solía excusar su mano suelta con una cínica sonrisa y la aseveración de que "el oro, tal y como se va, viene". Instruido prácticamente en la navegación, los cañones, las v
Kul tiras special forces by quxe-d425ovf.jpg

Kul Tiras siempre se destacó por la disciplina de sus hombres en el mar.

elas, los estoques, la fe en la Luz, las pistolas de una mano y la Armada Tirasiana, Jaime pasaba los días en el desvencijado puerto de Crestfall, e incluso participaba en varias aventuras marítimas, repletas de reyertas y escaramuzas contra piratas, nagas, mercenarios o la misma Armada Tirasiana, en las que siempre demostraba su hábil pericia como espadachín y su sagacidad en el combate. Cuándo alcanzó la mayoría de edad, criado en un ambiente marginal y rodeado de prostitutas, viejos piratas y corsarios venidos a menos, Jaime se despidió del anciano Fadrique y le lanzó una última moneda de oro antes de marcharse, a los pies, en agradecimiento por todo lo ocurrido. Jaime volvió a su tierra natal, allá en Drisburg, donde se reunió de nuevo con su padre. Sus seis hermanos pugnaban todavía por la herencia del viejo Raimundo, así como los innumerables sirvientes y sacerdotes que trotaban como abejorros entorno al
800px-Eduardo Rosales - Juan de Austria's presentation to Emperor Carlos V in Yuste.jpg

Jaime al ser presentado a su padre Raimundo

anciano patricio de los Alvarado, que ya senil agonizaba sentado en su palacio mirando al Oceáno en el que había vivido. A Raimundo se le encendió la mirada al ver llegar a Jaime, acompañado por su camarilla de afanosos sirvientes. El ricachón comprendió enseguida que Jaime era el vivo reflejo de la juventud, fuerte, apuesto, impecable y educado y decidió comprarle un puesto en la Marina Mercante de Kul Tiras, también para librarlo de las luchas intestinas entre sus otros seis hijos.
019flashmanDM 468x582.jpg

¿Jaime? Oh, no, no es un hombre que tenga una elevada opinión de sí mismo

Jaime alcanzaría a participar junto a su padre en innumerables batallas contra los orcos, los trols y los enemigos de Kul Tiras en el ámbito marítimo. Combatió a los salvajes de la Isla de Zul Dare y estuvo destinado durante meses en la Península de Tol Barad, donde sirvió al ejército kultirés como miembro de la Guardia de Baradin. Su experiencia en combate aumentó, y algunos incluso lo comparaban con su padre, que en años mozos incluso combatió contra la Horda en la Segunda Guerra en victoriosas batallas al final de la Guerra.

Debido a sus méritos en las diversas escaramuzas al servicio de Kul Tiras, Jaime obtuvo el puesto de cabo en una robusta galeaza de la Armada de Kul Tiras conocida como la San Alonsus, nave en la que se destacó enseguida como navegante, y en la cuál, años más tarde, obtuvo el cargo de Contramaestre. Tiempo después, aquella nave sería presa por los piratas de los Mares del Sur en una misión comercial y no se sabría nada más de ella, ni de Jaime durante mucho tiempo.

Apariencia y personalidadEditar

Jaime Alvarado es un hombre apuesto, de buen plante, pierna fuerte, sumamente pulcro, esgrimiendo siempre un porte elegante, unas costumbres moderadas, sencillas, metódicas y austeras, y un humor pícaro, zalamero y punzante como un estoque bien afilado, pues suele aprovechar cualq
Lepanto 10001.jpg

Jaime luciendo la armadura de contramaestre de la Armada

uier situación para gastar una chanza, ironizar o lanzar una puya. Lo más precioso de lo que dispone es su firme ideal de libertad, pues se considera libre de toda atadura o cadena que no le permita obrar conforme a sus ambiciosos designios. Nadie puede obligarle a nada, y suele obedecer cuándo él lo considera absolutamente necesario, sin destacarse por su lealtad, tan tornadiza como los veleidosos vientos del Oceáno.

Sus cabellos, perfectamente rasurados conforme a la moda tirasiana, son de un tono marrón tierra, bien cortos en un estilo simple y sobrio que indica su desapego hacia un ideal de belleza cuidado y elaborado. Mientras que luce una perilla y un bigote frondoso, siguiendo así el firme patrón de los marineros tirasianos. Sus ojos son de un tono ámbar claro y no destacan demasiado. También luce en su mejilla una cicatriz, fruto de la afilada daga de su hermano, don Felipe.

Drake.jpg

Jaime (soldado del morrión) combatiendo

Cargando siempre su afilada lengua con una fuerte dosis de cinismo irreverente, suele comportarse de manera agradable, incluso sociable. sociable. Ama contar historias en las que se destaca a sí mismo como héroe, triunfador y protagonista, a pesar de que sean de dudosa veracidad parece tener un gran don con las palabras. Su pico de oro le ha valido en muchas ocasiones la salvación, más que su destreza en el estoque.

Avaricioso e implacable, Jaime no dudará jamás en realizar todo lo que esté en su mano para alcanzar la culminación de sus fines en la victoria, aún se exceda en crueldad u osadía, pues considera que tiene la absoluta potestad para hacerlo.

FamiliaresEditar

Humano.jpg Don Raimundo Alvarado: Padre, fallecido debido a la gota a la edad de sesenta y seis años.

Humana.gif Aldonza Miñana: Madre, metida a monja en un convento.

Humano.jpg Don Felipe Alvarado el Prudente: Hermano mayor,
782274 wallpaper-games-empire-war-total-strategy-wallpapers-historic-naval-battle p.jpg

¿Qué fue de la San Alonsus...?

dedicado especialmente a la guerra, destacado marinero kultirés en la Segunda Guerra. Ahora es un importante Capitán de la Armada Real de Ventormenta en la nave "La Adelantada".

Humano.jpg Nuño Alvarado el Silencioso: Hermano mayor, dedicado a la intriga y a las conspiraciones, habitante en la Corte del Almirantazgo de Boralus.

Humano.jpg Enrique Alvarado el Santurrón: Hermano mayor, clérigo y obispo de la Santa Catedral de la Luz Sagrada, destacado como embajador a la Cruzada Argenta.
Carlos I.jpg

Felipe Alvarado el Prudente

Humano.jpg Raimundo Alvarado el Joven: Hermano mayor, maestro de las finanzas y amasador de fortuna, tal y como su padre. Se encarga de mantener vivo el emporio comercial de los Alvarado desde Drisburg.

Humano.jpg Alfonso Alvarado el Prestidigitador: Hermano mayor, mago en la Ciudad de Dalaran, especialista en Ilusión y Magia Arcana, miembro del Kirin Tor.

Humano.jpg Fernando Alvarado el Navegante: Hermano mayor, famoso explorador, conocido especialmente por sus dotes en la cartografía y sus Cartas Oceánas. Desaparecido dando la vuelta al Mundo.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar