Fandom

Wiki Errantes

Incursión al Valle de los Emperadores

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Incursión al Valle de los Emperadores
Imagen de Incursión al Valle de los Emperadores
Información de la Batalla
Fecha 18/11/2012
Lugar Valle de los Emperadores, Kun-Lai, Pandaria
Resultado Obtención de reliquia mogu
Beligerantes
Expedición de la Horda
Guardianes del Valle
Trols Zandalari
Comandantes

Trasfondo:Editar

Tras varios días escalando las nevadas cumbres de Kun-Lai, guiados por los supersticiosos sherpas grúmel, la expedición finalmente llega al Valle de los Emperadores, con el objetivo de averiguar los misterios que encerraba la leyenda del primer Emperador mogu, Lei Shen, el Rey del Trueno. Sin embargo, su intrusión no pasará desaparecibida por los leales protectores de las tumbas imperiales...

Texto de la batalla:Editar

Los expedicionarios descendían por las avenidas empedradas bajo la atenta mirada de estatuas de guerreros mogu de piedra obligados a escrutar eternamente el Valle. A las puertas de una gran edificación excavada en la roca se encontraba la apertura de una cámara mortuoria guardada por cinco soldados zandalari que se adentraba profundamente en la tierra. Tras liquidar a los centinelas con hechizos y dardos a distancia la expedición entró dentro de la tumba del famoso emperador mogu Lei Shen cuya efigie se repetía en los inmensos murales que decoraban la cripta subterránea representándole a él como un dios manejando los truenos a voluntad sobre un mar de nubes y arrojándolos sobre indefensos pandare, jinyu y mántides. Maravillados por la suntuosidad del lugar y por el rico ajuar compuesto por armas, trofeos de guerra, piezas artísticas y jarrones, los intrusos avanzaron con cautela.

Pronto se percataron de que había baldosas encantadas con hechizos de fuego o elementales de trueno, al igual que identificaron aperturas en las paredes donde los incautos serían muertos por una ráfaga de letales saetas que salían a una velocidad endiablada de los agujeros. Sin embargo, el mayor peligro estaba comenzando. Cuando el silencio de la tumba más angustioso era, una pesada puerta hecha de oro se abrió al final de un oscuro pasillo, mostrando la entrada a la cámara donde reposaría el sarcófago del Emperador Mogu. Cuando entraron, empuñando las armas, hallaron a un hechicero mogu junto al ataúd vacío de Lei Shen, manipulando al mago trol Veruno, el cual había desaparecido días atrás al marcharse como pionero a la exploración del Valle.

Junto a él aparecieron más de diez guerreros de terracota y  cinco espectros de mogu fallecidos mucho tiempo atrás. Los expedicionarios se prepararon y el combate comenzó. Los incursores trataron en primer lugar de liberar a Veruno, quien estaba comenzando a derribar a sus propios compañeros estando sujeto al control mental. Sin embargo Ylesea, Puco y Arleth lograron contenerlo mientras Seldune y Daelran desterraban a los malignos espectros que les atacaban. Una vez el taumaturgo trol fue liberado, el hechicero mogu se retiró a un salón contiguo junto a los guerreros de terracota, mientras portaba una tablilla.

Los expedicionarios lo persiguieron y combatieron contra él en una pelea que se decantó a favor de los invasores extranjeros de forma muy ajustada. Arrebatando al mogu la reliquia, Seldune la guardó y ordenó la evacuación. No obstante, esta no iba a ser sencilla, más de cien guerreros mogu acompañados de soldados zandalari aparecían por todas partes. Apenas sin tiempo para analizar nada, los expedicionarios abandonaron precipitadamente el lugar teniendo que abrirse paso contra varios enemigos que estaban rabiosos por la profanación.

Al salir de la tumba, los incursores se ocultaron tras un montaña de nieve blanda momentáneamente con el fin de dar esquinazo a sus persecutores para a continuación reanudar la marcha. Todo el Valle estaba en ebullición, conscientes de que había infiltrados, una incontable cantidad de mogu patrullaban los caminos y se adentraban en diferentes tumbas a la espera de encontrar a los responsables. Quizás fue ese ajetreo y estado de alboroto lo que logró facilitar una salida a la expedición, que felizmente se deshizo de sus rivales y consiguieron salir por un sendero menor que daba a otro valle cercano al Templo del Tigre Blanco.

Resultado:Editar

La expedición obtuvo una reliquia en forma de tablilla que representaba a un Emperador mogu tocando con una maza sagrada una especie de gran campana, cuyas ondas de sonido - en forma de aves - sacudían a un ejército pandaren y lo hacían huir. El análisis del objeto les permitió continuar con la búsqueda de lo que posteriormente se llamaría la Campana Divina.

Extras:Editar

Mural tumba Lei Shen.jpg

Mural de la tumba de Lei Shen, representando al Rey del Trueno.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar