Fandom

Wiki Errantes

I Concilio de la Iglesia de la Luz

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

I Concilio de la Iglesia de la Luz
Imagen de I Concilio de la Iglesia de la Luz
Información del evento
Fecha 13/06/2013 - 28/06/2013
Lugar Vega del Amparo
Participantes
Douncan Aibhne
Alice Nightlight
Velada
Amithra Meyer
Domingo Argüello
Promotores
Obispo Ch. A. Westminster

TrasfondoEditar

I CONCILIO DE LA IGLESIA DE LA LUZ SAGRADA
14 DE JUNIO DE 2013 EN ADELANTE
21:00/21:30 HORAS
VEGA DEL AMPARO.

. . .

Son las épocas convulsas las que más necesitan una Iglesia fuerte, que sea faro, guía y sustento del devenir de los tiempos, que una a las gentes, y que estime lo bueno y lo malo por encima de las necesidades materiales y egoístas, sean estas individuales o de los reinos.

La Iglesia de la Luz Sagrada es consciente de su papel en el mundo. Sabe cual es su deber y su misión en Azeroth, y por eso cree necesario establecer y asentar su doctrina de fe para llevar la esperanza y el orden a todo ser vivo; con todo lo que ello implica.

Ante la continua adhesión de nuevas razas a la Iglesia, esta debe definir con precisión los puntos vitales de la religión para que no derive en un caldero de diversas y variopintas visiones dispares, pues la Luz es sólo una. Las diferentes perspectivas, verdades a medias, o insuficientes, pueden caer en malentendidos, o lo que es peor, terminar en herejía si no son bien conducidas por la autoridad de los teólogos. Sobre todo ahora, cuando el mundo necesita más que nunca la Luz y su Iglesia.

Las grandes mentes y autoridades han sido convocadas a Concilio. También se ha solicitado la asistencia a personalidades de fe, sacerdotes y emisarios de la Luz, para que aporten los propios planteamientos de sus órdenes, comunidades, o personales. Su eminencia el obispo Ch. A. Westminster ha sido designado por los los padres de la Iglesia para recibir, moderar y trasladar el pensamiento de los convocados, a fin de reunir un dossier para su estudio y certificado. El reverendísimo Ch. A. Westminster llevará también el poder de establecer jerarquía oficial para aquellos sacerdotes que la soliciten y prueben su condición, a fin de ser designados como miembros y clérigos de la Iglesia en sus comunidades u órdenes.

Tras meses de concienzudo debate en el seno de la Iglesia de la Luz Sagrada, se ha decidido convocar el Concilio el día 14 de junio del presente año, en el bastión de Vega del Amparo, custodiado por la Cruzada Argenta, orden que garantizará su seguridad e independencia. Así como también se ha decretado el salvoconducto, tregua y protección de los asistentes, quedando bajo únicas leyes eclesiásticas en los días que dure la reunión.

Durante la celebración del I Concilio de la Iglesia de la Luz, la fortaleza pertenecerá formalmente a la Iglesia, y acogerá a todos los asistentes que vengan a exponer sus puntos, debatir la actualidad y necesidad de la Iglesia, llegar a acuerdos, o a alimentar su fe participando en estas jornadas aun con su sola presencia de observador y oyente. También quedarán abiertas las puertas para los que quieran acercarse por curiosidad o inquietud, la Luz bendecirá a todos los que habiten esos días Vega del Amparo y velará por que la fortaleza se llene de vida y tránsito durante las jornadas que dure. La Cruzada Argenta del bastión tendrá pues la misión de establecer el orden y la asistencia bajo mando directo de la Iglesia.

Decenas de cartas lacradas han recorrido Azeroth para llegar a todos aquellos hombres y mujeres de fe, de toda raza y condición, que están desempeñando una reconocida labor eclesiástica en sus comunidades, en órdenes, o de manera independiente.

. . .

Estimado/a señor/a ……. Nos complace en la Luz enviaros la presente invitación formal y salvoconducto de paz solicitada, para formalizar vuestra asistencia a la llamada del I Concilio de la Iglesia de la Luz Sagrada. Nos engrandece contar con vos y rogamos a la Luz Sagrada un tranquilo y enriquecedor viaje hacia el bastión de Vega del Amparo, donde tendrá lugar el próximo viernes día 14 de junio del presente año.

Si precisáis escolta o guarda para llegar al Concilio rogamos nos lo hagais saber y así poder movilizar las fuerzas que garantizan la seguridad de todos los asistentes. Saldrá una partida hacia las fronteras para acompañar a quienes así lo soliciten.

Sea esta invitación también garante de su libertad para reunirse con nos, pues aunque pese sobre vos ley, destierro o peligro político o militar, la fortaleza estará bajo la única autoridad de la Iglesia; y esta cuenta con total independencia en dichos días de reunión para mayor gloria de la Luz.

Quedando a la espera de su llegada, os envío el más cordial de mis saludos y deseos. Pregunten por mí en la Vega, pues soy el obispo designado para organizar la recepción y reunión de los presentes.

En la Luz,
Su Excia. Revma
Obispo Ch. A. Westminster.

Desarrollo del evento Editar

Resumen 13/06/2013: Editar

El Concilio ha dado comienzo en el día de hoy. Numerosos asistentes han llegado a Vega del Amparo y han sido alojados en las dependencias dispuestas a tal efecto. El padre Douncan Aibhne les ha recibido por petición del obispo y les ha dado la bienvenida a todos ellos. Tras sonar la campana llamando a la ceremonia, han entrado en el salón habilitado como capilla temporal.

El salón es austero y marcial. Se puede observar que ha sido acondicionado como capilla para la ocasión. Los bancos han sido dispuestos en línea y un improvisado altar preside la habitación. A pesar del mes en el que estamos, el interior de piedra y escasa madera crean una temperatura más agradable. Veis la capilla adornada con un estandarte con la cruz de la Luz en la pared del fondo, tras el altar. No hay demasiada luz en el interior, se han encendido algunas velas que, junto al discreto incienso, crean un ambiente recogido, respetuoso y sacro.

En el altar hay un hombre mayor de pelo cano, vestido con una elegante y sobria toga blanca de obispo. Deja su bastón, hace una reverencia y asiente cortésmente a nuestra entrada, invitándonos a sentarnos en los bancos.

. . .

Ceremonia de apertura.

El mundo se convulsiona en la enfermedad del odio que lo envenena. Las potencias pierden su sentido una vez más y la justicia torna en opresión a escala mundial. Los valores son vendidos, la espiritualidad es aniquilada y la libertad es encadenada con sólidos grilletes de oro. El mal, que no descansa, campa a sus anchas por su reinado mientras nosotros asumimos la derrota y nos dejamos arrastrar por las turbias aguas que, engañados una vez más por la flaqueza, no contuvimos. El cielo más plomizo cubre el sol, y los seres del mundo no ven la luz porque no levantan la vista del suelo que pisan, un profundo barrizal donde sus propias sombras se funden en el entorno velado y negro.

Mas en medio del caos de hoy, de la maldad de siempre, surgen de forma inesperada destellos intermitentes a nuestro alrededor, cuando más se les necesita, como aliento en la fatiga y ánimo en la duda; destellos de Luz que prenden una llama que surca resplandeciente el suelo, refulgiendo en la oscuridad. Ante ella, nuestra sombra se alarga huidiza a nuestra espalda y tira de nosotros hacia detrás. Es entonces cuando vemos clara la frontera entre el valor y el abandono, la fuerza y la debilidad, la voluntad y la desidia; una linde sagrada que separa al vencedor del vencido y que sólo podemos traspasar por medio de la Fe y la perseverancia.

Hermanos, hemos sido reunidos en estas jornadas para asistir y formar parte activa en el primer Concilio de la Iglesia de la Luz Sagrada. No por méritos o por exhibición, sino por absoluta necesidad. Hoy, más que nunca, el mundo necesita saber que a su alrededor hay fortaleza y disposición, negativa al abandono y resistencia al mal que le rodea. Todo ser viviente necesita sentir que no está solo en esta liza, y que la fuerza de su Iglesia, así como la certeza y la bondad de las virtudes de la Luz, son las más poderosas armas con las que deben combatir al enemigo eterno.

Estamos aquí, en una fortaleza custodiada por hombres armas ¿Cuál es la razón de ello? La hostilidad del mundo hacia el Bien. Ahí fuera reina el caos y la confusión, las medias verdades y la mentiras terribles de falsas y sombrías creencias, cultos demoníacos, o seres del vacío, así como de los que les siguen o, también es necesario decirlo, de los indecisos. La Vida es el más preciado don de la Luz que todos tenemos en nuestro interior, pero no todos saben reconocerlo y valorarlo. ¿Acaso el mensaje de la oscuridad y la muerte es más atractivo para todos aquellos que caen en sus redes? Permitid decir que no, ¡jamás! Si la oscuridad gana terreno es porque la Luz lo pierde y la Iglesia no puede retroceder de tal forma. Por eso estamos aquí, hermanos, por esa justa y tan necesaria misión de trabajar por la expansión plena de la Luz Sagrada y por su Victoria Absoluta en el mundo. Y para ello ruego, roguemos a la Luz que nos asista e ilumine en este santo Concilio, pues en esta fragua se forjarán las armas y los escudos que defenderán e iluminarán la Vida, que rescatarán a los caídos y elevarán a todos los seres de bien hacia lo más alto de la justicia y la conciliación.

Rogamos también que prenda en nuestros corazones el mensaje de arrojo y valentía, tal como la mano que nos levanta en la caída, para que brille en nuestros ojos la Fe en la Victoria. El mundo pretende fundirnos con él, al igual que nuestras sombras se funden con las suyas. Pero la Luz está con nosotros y la portamos por bandera inmaculada ante este desmoronamiento mundial.

Oremos.

Luz Sagrada,
tu eres la fuerza y vida del mundo.
Sabemos que estás en nosotros
porque nosotros nada somos si ti.
Abre nuestros para que veamos el camino a seguir,
alimenta nuestra voluntad para poder recorrerlo,
levanta nuestro coraje para no desfallecer
e ilumina nuestra entereza para poder servirte con honor.
Porque sabemos que sólo tuyo es el bien,
y que sólo tú nos darás la victoria.

Si algún hermano siente la necesidad de hablar o participar en esta ceremonia, es su momento.

Hermanos, la traéis la Luz con vosotros para que reunidos hagamos más sólido, grande y visible a la Iglesia de la Luz Sagrada, para que sea faro y guía de todos los que caminan en este peligroso valle terrenal. Son sus almas las que están en juego, no permitamos que ningún ser vivo sea privado de ascender al plano de la Luz, y ser uno con ella, por no haber tenido la oportunidad de conocer a su Iglesia.

Que la Luz Sagrada os guíe, inspire y proteja.
Podéis marchar en paz.

===
Resumen 14/06/2013: === Nota del escriba.

El viernes 14 de junio, a las 22 horas, arranca el Concilio en su fase de ponencias y debate sobre la teología y doctrina de la Luz Sagrada en el salón de actos de Vega del Amparo. Yo, el escriba James O´Connolly, al servicio de la santa Madre Iglesia de la Luz Sagrada, doy fe y transcribo las notas de interés requeridas para la comprensión y entrega de todo lo sucedido en este salón de actos.

Presidió la tribuna el obispo Westminster.

. . .

Sumo clérigo Alphus: Desde la Cruzada Argenta damos la bienvenida al primer Concilio de la Iglesia de la Luz, para quien, a su mayor gloria, ofrecemos nuestro bastión. La cruzada vela por su correcto orden y protección. Nada de lo que suceda fuera os debe preocupar, la independencia de los debates está garantizada. Preside esta reunión, el reverendísimo Obispo Charles Adon Westminster.

Obispo Westminster: Bienhallados hermanos, nos reunimos hoy para dar comienzo a la serie de debates que deben asentar nuestra doctrina. Hemos solicitado su presencia a todos aquellos hijos de la Luz que mantienen una continua preocupación por la fe y se saben honrados ante el deber de propagarla en sus comunidades. Es por ello que, como bien declaró la ceremonia del día de ayer, nos vemos en la necesidad imperiosa de establecer un credo sólido para que nadie se desvíe de la creencia verdadera, y que todos aquellos que nos escuchen el día de mañana sean aceptados en el plano de la Luz sin ningún tipo de duda o de error.

El mundo necesita más que nunca nuestra Iglesia, y nuestra Iglesia necesita ser grande y fuerte, por lo que, hermanos, de este concilio saldrá la más poderosa arma que precisa nuestra era: el escudo y espada de la Fe.

Demos comienzo pues al primer día de Concilio con las presentaciones pertinentes. Os habla el obispo Westminster, de la Iglesia de la Luz Sagrada, mío será el deber de moderar las exposiciones y debates, así como transmitir a los altos cargos de la Iglesia lo que aquí se decida. El hermano Alphus está presente como delegado de la Cruzada Argenta. Por favor, preséntense los asistentes al Concilio.

. . .

Nota del escriba.

Transcribo, a continuación, las presentaciones hechas por los presentes, hombres y mujeres de diversas embajadas, pueblos y razas devotas de la Luz Sagrada.

. . .

Douncan Aibhne: Hermanos en fe, mi nombre es Douncan Aibhne, soy sacerdote de la Luz en su Santa Cruzada Escarlata y como tal vengo en su representación junto a mis hermanas conmigo sentadas. Espero sean escuchadas las verdades por encima de los tabardos, aunque estos en sí las representen.

Nagadra Visgalia: Hermanos, Soy Nagadra Visgalia, Teniente y teóloga de la Cruzada Escarlata. Espero que la Verdad triunfe en este concilio para bien de la Iglesia y terror de la Sombra.

Alnih Nightlight: Soy Alnih Nightlight. Paladín de la Hermandad de Villanorte. Doy la gracias por dejarme asistir a este Concilio. Que lo que se hable aquí sea un gran paso para la Luz.

Alice Nightlight: Buenas a todos y que la Luz les bendiga. Soy Alice Nightlight, soy sanadora y no represento a nadie...salvo a los caídos de la Luz.

Amithra Meyer: Amithra Meyer, aprendiza del Maestro Korloff, mentor de los monjes de la sagrada y verdadera cruzada, la Escarlata.

Alfdaen Hathore: Hermanos y hermanas... soy Alfdaen Hathore, clérigo y delegado en este concilio de la Iglesia de la Luz. Espero que, mediante nuestra perseverancia y la unión entre nosotros, podamos empezar a forjar un nuevo amanecer para Azeroth.

Velada: Mi nombre es Velada Aalomir, una humilde soldado de la Luz. No represento a nadie más que a mi misma, pero espero aportar al Concilio la sabiduría de mi pueblo si esta desea ser escuchada. Con suerte el ejército de la Luz podrá sumar mayores fuerzas ante la sombra y la llama que esta por llegar.

Obispo Westminster: Así sea. Siendo hechas las presentaciones y constatando con sumo agrado el nivel de los participantes, así como la diversidad de sus posibles posturas, demos comienzo a la asamblea.

Obispo Westminster: Los puntos del día a tratar, como habréis podido leer en los programas, se centrarán en la tan difusa, por misteriosa, naturaleza de la Luz Sagrada; por lo que comenzaremos por plasmar el concepto tan obvio y vital de lo que es la Luz que veneramos.

Proceda a argumentar su postura quien lo considere oportuno. Expondremos todas ellas y después se abrirá la mesa de debate con turnos ordenados. Mas primero escucharemos sin intervenir lo que todos tengan que decir.

. . .

Nota del escriba.

A continuación se transcriben las ponencias de los emisarios presentes en la sala.

. . .

EXPOSICIÓN DE LA HERMANA NAGADRA VISGALIA:

Naturaleza de la Luz, ¿qué es?

La Luz es el nombre que le damos a aquel Primer Principio que dio el paso de aquello que no se manifestaba a la manifestación misma, es decir, a la Creación.

Dado que nuestra conciencia es limitada y nuestra mente se halla encarcelada en condiciones físicas que delimitan nuestra forma de pensamiento nos es complicado pensar una manera de existencia que sea totalmente pura. Que no tenga forma, que no tenga movimiento, y que sea inmanente pero que a su vez contenga la raíz de todo lo que es en la manifestación.

Como ejemplo diríamos que es como La semilla de un árbol contiene en potencia a ese árbol y al fruto de los frutos que también de este árbol.

El no ser no es la Nada, que se podría definir como la Luz no manifestada – Luz Oculta - o Luz latente. La Luz se proyecta mediante su pensamiento, del que manifestará el Verbo, su Palabra con el que insuflará de aliento vivificante la Creación. Ese pensamiento divino de la Luz es uno muy distinto al que nosotros podamos alcanzar mientras estemos encarnados.

Cuando logramos evocar en nuestra mente un estado sin forma, sin actividad pero que contenga todos los atributos podemos hacerlo mediante el símbolo de una luz blanca y purísima ya que no está limitada ni por la acción ni por la forma. Como si fuera el primer fogonazo que enciende la creación que se manifiesta en otra forma que para nosotros empieza a ser cognoscible, pero que de ningún modo lo hace ‘de golpe’ físicamente, sino que primero se manifiesta primigeniamente de manera mental en la que se reconoce y se proyecta como hemos dicho.

Algunos se preguntan: ¿Es la Luz mera energía?

Entendiendo la energía como fuerza de acción o capacidad para obrar o poner algo en movimiento podemos afirmar que la Luz es la Primera y Raíz de todas las energías. Es el Primer Motor.

Es la energía divina que vivifica la Creación y que es la base de todas las restantes tiene distintos nombre, pneûma, o aliento es quizás uno de los más simbólicos.

A esta pregunta ya respondida le siguen otras: ¿Es una entidad con Voluntad?

Dado que entendemos que es el Primer Principio, la Luz de Luces y que inició la manifestación valiéndose de sí misma por su pensamiento, palabra y energía vivificadora, concluimos que es con Voluntad mediante la cual se inicia cualquier tipo de operación.

No solamente en la Luz, sino también en nosotros mismos. Para manufacturar una cerámica primero reunimos en nuestra mente los elementos o materiales que podemos emplear para realizarlo. A continuación damos uso de las palabras y conceptos para delimitar la forma que queremos darle, y una vez ya lo hemos creado en nuestra mente nos disponemos a realizarlo como culmen de nuestra creación en el plano físico, donde la obra queda realizada y que es donde podemos experimentar con ella y ver si es buena o no.

De forma similar pero mucho más misteriosa lo hizo la Luz progresivamente y tal como lo hemos comprobado con la analogía, imprimiendo siempre una voluntad creadora al igual que mantiene el alfarero cuando realiza su cerámica. De este modo, determinamos que la Luz es en efecto una entidad superior con Voluntad propia.

Finalmente nos preguntamos: ¿Cuál es su posición en la Creación?

Repasando todo lo dicho podemos aseverar y reafirmarnos en que la Luz es el Primer Punto de la Manifestación, la Luz detrás de la Luz, y que es quien pone en marcha la ‘inmanifestación’ por su manifestación. De esta manera, la Luz está en todas partes porque todo ha surgido de ella. La Luz interviene en su obra porque esta nunca está finita, sino que está en constante, cambio, en constante evolución. Por eso se equivocan aquellos que dicen que no interviene, porque se apartó de la Creación cuando la acabó.

Pero es que no está todavía finalizada, por este motivo la Luz continúa legislando su Obra y puesto que nosotros somos sus herramientas, se manifiesta en nosotros. Y es a través de la Fe por la cual nos hace saber Su Divina Voluntad.

EXPOSICIÓN DEL HERMANO ALFDAEN HATHORE:

Bueno... les propongo algo a todos ustedes... Imagínense que se encuentran en el comienzo de todo. Estamos en el vacío, digamos. No hay Luz ni Oscuridad aparentemente. Pero de repente, el panorama cambia completamente ¡Y un gran destello ilumina el vacío! ¿Qué es? La Luz que ha nacido. Cuando nació la Luz, todo empezó a cobrar sentido

A partir de este punto explicaré la naturaleza de la Luz.

La Luz es una esencia. Un ente superior y de gran poder. Se manifiesta en todos nosotros cuando le rogamos. De aquí podemos sacar que es un ente benevolente, hace justicia cuando es necesaria. También podemos decir que es un ente justo, que ama a todos sus hijos e intenta cuidarlos, por lo que también es un ente protector. La Luz es un todopoderoso ente que representa la verdad y el bien.

Eso es la Luz. Es nuestro guardián que vela en cada momento por nosotros, guiándonos hacia el buen camino. ¿Y cómo nos guía? Pues cuando le rogamos o le pedimos ayuda para poder extender sus deseos se nos muestra como una energía.

Todos ustedes, hermanos y hermanas, habrán sentido que, al pasar la Luz por nuestros cuerpos, nos invade un aura de energía. Así que sí, es correcto decir que la Luz también es energía, pues la podemos sentir.

Hay otras maneras de poder sentir la Luz. A veces se nos muestra en los sueños o nos muestra visiones. Ella nos ayuda a hacer el camino hacia el bien, así que también podemos decir que la Luz tiene voluntad propia, pues al mostrarnos visiones, o cuando se nos muestra en los sueños, nos indica que tenemos que hacer en cada momento para llegar al camino correcto y no perdernos entre la Sombra.

También podemos deducir que es un ente muy sabio, pues sus señales nos muestran qué tenemos que hacer en cada momento para llegar a la paz y la prosperidad.

Al estar en el comienzo de todo tiene conocimientos sobre todo. Jamás hay que dudar de ella. Como he explicado antes, la Luz se creo cuando no había nada. También he dicho que cuando nació las cosas empezaron a tener sentido... Esto se debe a que la Luz tiene un papel importantísimo en la Creación. ¡Es gracias a ella que existimos! ¡Es gracias a ella que existen tantos mundos! Pues, como ha dicho antes la hermana Nagadra, la Luz es el motor de lo existente, y es algo que nunca parará, siempre estará con nosotros, y si nosotros no le fallamos a ella, ella no nos abandonará.

Y cuando digo "fallar" no me refiero a si perdemos guerras o no logramos nuestros objetivos, sino a perder la esperanza y fe en ella.

. . .

Nota del escriba. Durante la exposición del hermano Hathore se registra en los datos marginales una interrupción de la hermana Amithra Meyer, amonestada por el reverendísimo obispo y los presentes.

. . .

EXPOSICIÓN DE LA HERMANA ALICE NIGHTLIGHT:

Antes de "La Creación", antes de todo lo existente, la Luz y la Oscuridad ya estaban presentes. En la Creación pudieron manifestarse en el mundo, la Luz...la Oscuridad…

Pienso que todos los aquí presentes, todos los nacidos y los que quedan por nacer, nacen con el Don de la Luz. Vemos dos ejemplos claros en la historia, los dos príncipes norteños: Arthas Menethil y Galen Aterratrols, dos príncipes que sucumbieron ante la Oscuridad.

Todos nacemos con el Don de la Luz, y la Luz sabe que somos sus descendientes ya seamos paladines, sacerdotes, guerreros de la Luz o simples campesinos. La diferencia se halla en nuestros actos, ya que una persona pura de corazón jamás sucumbirá a la tentación del mal, porque sabrá cual es su cometido, sabrá que su motivo de existencia es eliminar el mal de estas tierras, y educar a las personas para que no sucumban a la tentación del mal. La oscuridad.

EXPOSICIÓN DEL HERMANO ALNIH NIGHTLIGHT

Muchos hemos puesto nuestro punto de vista de su naturaleza. Mi pensamiento hacia la Luz me dice que la Luz siempre ha estado desde la creación en todos los humanoides del mundo. Y os preguntareis por qué sólo unos pocos mostramos el don de la sagrada Luz.

Nuestra raza al igual que otras ¡Han aprendido a respetar, ser tenaces y compasivas! La Luz, desde la creación, desde que nacemos, está dentro de nosotros. No dentro de nuestro cuerpo, como piensan algunos, está en nuestra alma. Desde nuestra alma ella nos guía por el camino correcto, nos protege y nos ayuda a ser fuertes. Pero como está en nuestra alma, y no en nuestro corazón o cerebro, hace que algunos nos desviemos del camino correcto. Ahí entramos nosotros, para ayudar a que continúen por el camino correcto.

Siguiendo por lo planteado en lo que se ha de hablar hoy ¿la Luz es o no es una energía? Sé que es una energía al igual que sé que no es una magia como algunos suelen decir. Porque la magia es poder, sí, pero corrompe y la Luz no, jamás corrompe. Es una energía que esta dentro de nosotros, de todos y cada uno de nosotros.

Unos gracias a la Luz somos dotados, por motivos que sólo la Luz conoce, de poder ser su mano de actuación. Ella nos concede este gran don para hacer su voluntad y purgar a aquellos que por medio del mal desean quitar la felicidad y corromper la vida.

Es un ente superior con voluntad propia de dictaminar quien ha de ser el portador de su poder. Es la energía más grande que tenemos en nuestra alma, y que sólo una mínima parte logramos convertirla en energía visible. Con su muestra física y dañina al mal, hacemos lo que estamos destinados hacer por ser bendecidos por la Luz. Proteger a los inocentes, ayudar a los que nos necesitas a ser la luz en la oscuridad.

Ese es el propósito de la Luz, ayudarnos y que este mundo sea cada vez mejor. Puede que me equivoque, pero una cosa la tengo clara. Y es que sin la Luz y este mundo sería muchísimo peor de como lo conocemos.

. . .

Nota del escriba. Durante la exposición del hermano Nightlight se registra en los datos marginales una nueva interrupción de la hermana Amithra Meyer, amonestada por el reverendísimo obispo y los presentes.

. . .

EXPOSICIÓN DEL HERMANO DOUNCAN AIBHNE:

Lejos de ser una mera fuente de energía o una simple moral, la Luz Sagrada es, como bien se ha definido, la fuerza primera que dota de Vida y existencia todo cuanto conocemos. Fuera de la Luz no hay nada, está la no-existencia, la oscuridad y la muerte; pero no como naturaleza opuesta a la Luz, sino como ausencia de esta.

En esa no-existencia irrumpe la primera Luz manifestada y ante ella retroceden las tinieblas. También retrocede la muerte cuando la Luz manifiesta la Vida en los seres que crea con su mera voluntad y sabiduría. Podemos definir a la Luz como la Vida y el Bien, y podemos definir el Bien como todo aquello que nos hace mejores. Por lo tanto la Luz al darnos la vida nos inicia en el camino de la mejora, que es el que debemos seguir por mandato de su Ley, que es la Ley natural del mundo.

La Luz corre por los seres vivos, uniéndolos a ella en un gran tejido vital. También recorre el mundo creado siendo su vitalidad y su eje motor de existencia. Es por ello que se pueda encontrar en las llamadas líneas Ley, pero no como una energía menor como las que transporta, sino como el espíritu omnipresente gracias al cual esas energías pueden existir y abarcar la Creación.

Por lo tanto, podemos definir la naturaleza de la Luz como el Principio, en su explosión creadora; la Vida, en su don y sagrada obra; y el Bien, en su ley. Donde antes del Principio no hay nada, fuera de la Vida no hay nada, y fuera del Bien no hay nada.

¿Es mera energía?

La Luz sagrada es la fuente de toda energía y de todo movimiento, porque ha sido definida como el Principio de todo lo que es y existe. No es una energía como las que recorren las líneas ley. No es una fuerza natural más, sino que, como hemos determinado, es el espíritu que da y mueve toda energía, vida y forma.

La Luz es la Vida, y la Vida no es una mera energía. Toda energía ha sido creada y la Luz es el Principio Creador.

¿Es una entidad superior con voluntad?

Lo es, es necesario que lo sea para obrar de tal forma. La existencia, y el bien no responden al azar, sino a un plan trazado por la Luz. Es necesario que lo sea para manifestarse, crear y trazar un orden moral. Las virtudes, la filosofía o el Bien han sido impregnados en toda vida y han sido manifestados a los hombres. Por lo que tanto la vida en sí misma, como las leyes naturales, así como el orden moral, son pruebas irrefutables de una Voluntad que rige la existencia y, por lo tanto, Superior.

Quien venera la filosofía de la Luz, o sus virtudes, necesariamente debe creer que han sido dispuestas y ordenadas por la Voluntad de la Luz, pues en caso contrario sería una idolatría sin fundamento, porque aquello que venera habría sido creado por la mente humana. Pero, por si no queda lo suficientemente claro, la constatación más evidente de esta afirmación es que la Luz ha expresado su Voluntad de forma directa y sin intermediados a grandes hombres y mujeres a lo largo de la historia. De entre todas ellas, cabe destacar a la Santa Alta General Abbendis, que fue prueba viviente de que la Luz Sagrada tiene y muestra Voluntad.

¿Cuál es su posición en la Creación?

Tras todo lo asentado anteriormente no cabe otra posición que el más alto poder que ordena y rige todo lo que existe y vive. Su voluntad ha creado el Bien y, por lo tanto, es la fuerza que mueve a todo ser vivo a buscar la mejora. La Luz nos ayuda en nuestro camino y juzga a quienes se apartan de él, pues se encaminan a la no-existencia poniendo así en peligro la integridad de los demás.

La Luz, respecto a la Creación es, pues, Madre, Motor, Juez, Justicia y Descanso. Pues una vez terminado el camino de la Vida, volveremos a ella cerrando así el círculo perfecto de la Creación.

. . .

Nota del escriba.

Habiendo concluido las ponencias de los presentes el reverendísimo obispo Ch. A. Westminster clausura la sesión.

. . .

Obispo Westminster: Habiendo sido tan productiva la noche de ponencias, emplazo el debate sobre ellas para el próximo lunes. Siendo así que vuestras señorías puedan descansar y prepararse para ello. Tienen total libertad para usar las instalaciones, pasear, o hacer lo que estimen oportuno. Se aconseja no salir del bastión, el exterior puede ser peligroso.

Se levanta la sesión.

===
Resumen 20/06/2013: === Nota marginal del Obispo Ch. A. Westminster.

Valgan en acta las siguientes ponencias expuestas en el día de hoy para su estudio, debate y decisión sobre ellas. Mas, personalmente, he aceptado la petición cursada en la asamblea para que no sean aceptadas como doctrina las ideas y alusiones expuestas a continuación que vayan en contra de los principios de la Iglesia de la Luz sagrada; principios que se asientan en la aceptación, reconocimiento, respeto y favor hacia la redención de aquellos no-muertos con capacidad de obrar en el recto camino de la fe.

Ruego a sus señorías que se lea con precaución los textos anotados por el escriba; expuestos por los representantes de la Cruzada Escarlata antes de tener que decretar su expulsión de la sala por comportamiento inaceptable, insultos y falta total de respeto hacia los reunidos y los dogmas de la fe.

Conste pues en acta su grave falta.

. . .

EXPOSICIÓN DE LA HERMANA NAGADRA VISGALIA:

La Luz influye en nuestras vidas de manera decisoria, especialmente por sus leyes divinas y las naturales, que son reflejo de la primera. Una realidad perceptible por la razón que queda esclarecida por la fe. Esta virtud, ha llevado a la Iglesia a asentar las Tres Virtudes como guía que es reflejo de esa ley.

Sin embargo, me veo en la obligación moral de hacer unas aclaraciones respecto a estas dado que suelen malinterpretarse.

Respeto

La primera virtud que se enseña es el respeto. Mientras la Sagrada Luz muestra que la conciencia del yo y el universo es un objetivo, uno debe ver la conexión entre los otros y el universo. Destruir la felicidad del otro y cortar las conexiones del otro con el universo no sirve al bienestar del mundo ni, por tanto, al propio. Los practicantes de la Sagrada Luz no son inocentes, sin embargo, y entienden que las pruebas, los conflictos, la guerra y el sufrimiento existen; pero se esfuerzan en hacer de universo un lugar mejor a pesar de esos obstáculos.

Los vadinistas y herejes interpretan en la línea subrayada que no se debe combatir a otros cultos porque eso supondría mermar la propia felicidad interna. Esto es totalmente falso, ya que permitir la 'felicidad' de los malignos supone invariablemente un incremento de la infelicidad de los Buenos y Justos que combaten al Mal, ya que al no tener herramientas para actuar contra esta, acaban sometidos a su vil flujo. La virtud del Respeto nos enseña por ejemplo, si somos gobernantes a no ser tiránicos con el pueblo, a ser comedidos en el trato comercial si somos mercaderes y no cobrar precios abusivos, o si somos padres de familia mirar por el bien común de nuestros seres queridos y vivir para ellos. Pero de ningún modo supone una absurda tolerancia de cultos que persiguen la destrucción de la Luz Sagrada.

Tenacidad

La segunda virtud es la tenacidad. La adherencia a esta virtud es, de paso, la parte del entrenamiento bajo la Sagrada Luz que elimina a los faltos de fe, dado que la verdadera dedicación lleva años. Los acólitos ingenuos a menudo pierden la esperanza y el verdadero significado de la Sagrada Luz cuando se dan cuenta de que lleva toda una vida servir a la Religión. El mundo es mucho más grande que un alma solitaria; y, mientras el mundo puede cambiar un alma en un día, toma mucho más tiempo cambiar el mundo. Solo a través de la tenacidad un sirviente de la Sagrada Luz puede aspirar a afectar el universo.

La Tenacidad es como ya se ha dicho la virtud que nos mantiene firmes en nuestra fe, puesta a prueba diariamente por las Hordas del Mal en sus múltiples facetas. Los débiles de fe pronto recurren a falsos cultos con los que ganar poder. No obstante, aquellos que verdaderamente obtenemos el Don Divino podemos afectar al Universo, a la Creación, siempre para hacer el Bien y corregir en catabolismo intransigente las desviaciones antinatura. Resumimos la Tenacidad como capacidad del creyente para ahondar en los misterios divinos de la fe mediante entrenamiento espiritual (lectura de escrituras, peregrinaciones, votos) que finalmente nos permita recibir la gran dádiva de la Santísima Creadora.

Los vadinistas y demás sectas, al considerar la Luz Sagrada como una mera filosofía atea, ven la tenacidad como un disciplinamiento del cuerpo espiritual que les facilite la iniciación y comprensión de otros cultos malignos. Niegan, además, la sapiencia y la propia voluntad de la Luz, pues es Ella, la que concede la Gracia, y no el adepto quien la obtiene meramente por entrenamiento, como si se tratase de un fortalecimiento muscular.

Compasión

La conexión entre el yo y la Creación es fuerte, pero aún así es solo una conexión. Si un seguidor de la Sagrada Luz sirve a otro para incrementar su felicidad, su vínculo con el universo se hace más fuerte. La felicidad que recibe ayudando a alguien también le fortalece a él y al universo, y será capaz de afectar al universo incluso más.

Esta parte quiere decir que haciendo el Bien al prójimo, la Luz Sagrada nos verá de forma más digna y tendremos más probabilidades de que Ella nos conceda su Divino Don. No obstante, esto supone la raíz de una malinterpretación que veremos a continuación.

La compasión es quizás la más poderosa –y más peligrosa- de las virtudes. Si alguien es demasiado compasivo, puede ofrecer ayuda allí donde nada se necesita o se quiere. Ese olvido puede impedir el propio crecimiento y felicidad. Algunos ayudantes pueden ser torpes y hacer más mal que bien con sus acciones, aumentando el sufrimiento y la desgracia del mundo. Por esto la compasión se enseña al final; solo los sabios y compasivos pueden identificar quién tiene una verdadera necesidad y quiénes pueden crecer solos.

Esta parte deberían releerla todos los ecumenistas, relativistas y vadinistas del mundo. Muchos piensan que ayudando a los paganos, a los no-muertos, pensando que son víctimas, están haciendo el Bien, pero no es así. Sino que al proteger y extender a gentes con creencias falsas se fomenta una infección espiritual que acaba por traer desgracias y sufrimientos.

Pongamos ejemplos claros: Cuando el Alba Argenta opinó que los renegados eran víctimas, permitió que los sylvanitas expandieran su influencia en Tirisfal y que adoptaran mejor armamento. Si desde un primer momento, se hubiese sabido distinguir el verdadero significado de la Compasión habrían purgado de esa fatal existencia a los no-muertos como verdadero acto compasivo al liberar las almas sagradas encerradas en los cuerpos putrefactos, ayudando a su reconciliación con la Luz, y habrían permitido la reconquista de la Vida en tierras de no-muerte. El no haberlo hecho, ha implicado la expansión militar renegada por Trabalomas, Arathi y un reforzamiento de sus plazas existentes.

EXPOSICIÓN DEL HERMANO DOUNCAN AIBHNE:

La Luz como ente creador de todo lo vivo y lo bueno que hace mejorar lo existente, es, consecuentemente, la vida en su más fundamental energía. Es decir, la Luz es la vida y la vida es la Luz.

Partiendo de este importante concepto, podemos llegar a entender la imprescindible necesidad de ambos en todo cuanto es bueno. ¿Existe la vida sin Luz? No, no existe, pues es ésta la energía que mueve y desarrolla tanto la materia como la conciencia de los seres superiores en la naturaleza. Una vez perdida la vida, la Luz, en su expresión espiritual como conciencia del individuo, abandona el cuerpo material para regresar al plano sacro superior y así reunirse con la Luz primigenia. ¿Queda Luz en el cuerpo caído? No, ésta le ha abandonado una vez que queda inerte.

Un cuerpo sin vida jamás podrá albergar la Luz.

Existe una sola posibilidad para que la vida sea devuelta a un cuerpo caído. Una única posibilidad por obra y Gracia de la Luz, a través de milagros que concede y dota a paladines y sacerdotes. Esa resurrección debe ser realizada cuanto antes, ya que a medida que transcurre el tiempo el espíritu lumínico del caído estará más alejado hacia el plano de la Luz. Pasado el tiempo en exceso será imposible resucitar al cuerpo y se cruzará la oscura línea hacia la nigromancia.

Siendo que la Luz es la vida misma de un hombre, y que esta le recorre desde su nacimiento ¿Por qué existe entonces el llamado descenso de la Luz sobre paladines y la gracia que les otorga a los sacerdotes?

Si bien existe la Luz vital que hace posible la existencia de la vida y que nos une en esa red universal a todos los vivos, también, como hemos visto en los anteriores puntos, nos dota de una moral y un camino hacia la lucha eterna contra el mal y la sombra. Es por ello que además de darnos la vida, la Luz nos arma y adiestra para el combate. Los hombres y mujeres más capacitados por naturaleza, estudios o méritos de superación, son favorecidos por ésta y armados con su más sagrada fuerza.

Es decir, la Luz puede a la par alimentar la vida, por medio de la sanación, y en extremo, de la resurrección; y ocasionar daño y muerte a sus enemigos, como arma sacra.

Repetimos: Un cuerpo sin vida jamás podrá albergar la Luz.

Este sencillo principio nos lleva condenar con intransigencia la no-muerte, pues altera la ley más sagrada de la Luz y anima un cuerpo sin vida que, como hemos visto, carece de Luz y, en consecuencia, de todo bien.

La muerte natural no es lo contrario a la vida, sino al nacimiento. Nacimiento y muerte forman parte de la vida. Por ello el espíritu perdura y el cuerpo descansa y desaparece en paz. No es sino la no-muerte la que rompe ese ciclo y atenta contra la vida. Por ello, y por lo que hemos visto anteriormente, la imposibilidad de albergar de nuevo la Luz por gracia o, mucho menos, por haberla conservado, es absoluta. Quien diga que un no-muerto puede servir, contener y sentir la Luz sea anatema. Sea perseguida la herejía de tal blasfemia, pues la única luz que puede abrazar la no-muerte es la llamada luz profana, enemiga de nuestra Iglesia.

===
Resumen 28/06/2013: === Se hace saber que parte de la delegación escarlata ha sido expulsada del Concilio por reiterados insultos y "difamaciones" (palabras del obispo) a los reunidos, el obispo, la cruzada argenta y la Iglesia.

También, y de más gravedad, se ha informado del ataque y muerte de un número aun no determinado de cruzados argentas. No se han confirmado rangos o noviciados, tampoco la autoría; pero hay declaraciones que señalan, una vez más, a la Cruzada Escarlata como culpable. Aumentarán las medidas de seguridad y dará comienzo la investigación para esclarecer los hechos.

. . .

Carta del reverendísimo obispo Ch. A. Westminster a las altas esferas de la Catedral de la Luz de la noble y leal ciudad de Ventormenta.

A la att. de su excelentísimo; le hago llegar esta misiva a fin de enviarle las terribles nuevas acaecidas en el malogrado Concilio de la Iglesia en Vega del Amparo. No he sido capaz de escribiros con más premura, pues he necesitado de atención médica.

Os comunico con gran pesar el fallecimiento de dos novicios de la Cruzada Argenta, cuatro cruzados de la misma, y un sacerdote, el padre Domingo Argüello. La Luz les tenga en su gloria.

Los hechos se sucedieron de la forma que os describo a continuación.

En las sesiones previas me vi obligado a llamar al orden en numerosas reuniones a la delegación de la Cruzada Escarlata asistente al Concilio; llegando incluso a expulsarles en más de una ocasión. La congregada escarlata Nagadra Visgalia abandonó por ello el recinto de la Vega del Amparo. Testigos jurados informaron horas más tarde del ataque que la susodicha efectuó contra un grupo de novicios que se cruzaron en su camino, con el resultado de dos fallecimientos.

Durante el siguiente día de ponencias, los hombres de la Cruzada Argenta quisieron apresar al resto de la delegación escarlata aun presente; mas hube de recordar el estado de orden directo bajo la ley y protección de la Iglesia y los salvoconductos extendidos que portaban. Ellos, a fin de cuenta, no habían cometido el asesinato, y quedarían a cargo de mi persona hasta el término del Concilio.

Fue entonces cuando se desató la violencia. Durante la ponencia del padre Domingo Argüello, la cruzada Amithra no sólo levantó la voz durante la exposición, sino que atacó físicamente al sacerdote. La respuesta de los cruzados argentas que velaban por la seguridad fue instantánea.

La doctrina moderna y tolerante del fallecido padre Argüello había provocado la ira de los violentos, hasta el punto de llevarles a asesinar a golpes al sacerdote. Concretamente murió a manos de la citada escarlata Amithra. El hermano Douncan Aibhne, sacerdote al mando de la comitiva escarlata, participó a su vez en la pelea y asesinó a dos cruzados argentas. Un tercer hombre moriría más tarde a causa de las heridas.

Una vez reducidos ambos, tuvieron la osadía de insultar a la Santa Iglesia, renegando así de su protección en una terrible apostaría. Maldijeron a la propia Iglesia y a los presentes declarando que la única Iglesia es la Cruzada Escarlata. El ex-sacerdote Douncan Aibhne intentó estrangularme, pero la voz de alarma había sido ya dada y fueron apresados y encarcelados por un nuevo contingente, numeroso esta vez.

Cautiva la delegación escarlata, y con orden de busca y captura contra la autora material de las primeras muertes, la excomulgada Nagadra Visgalia, procedo a suspender indefinidamente el Concilio; quedando a la espera de las consecuencias y del destino de los cautivos.

Siento las terribles noticias que me están costando la salud.

Ob. Ch. A. Westminster.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar