Fandom

Wiki Errantes

Guía: Rol del Cazador de Demonios

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

ATENCIÓN: Esta guía contiene SPOILERS de LEGIÓN y de la novela ILLIDAN. Estás advertido si quieres seguir leyendo

IntroducciónEditar

Demonhunter 640.jpg
 Es recomendable que leas la novela de Illidan para contemplar todos los detalles descritos en el libro sobre el cazador de demonios. Yo la leí en inglés hace ya tiempo y no soy capaz de expresar con todo lujo de detalles la cantidad de información que puedes encontrar ahí para desarrollar a tu personaje.

Hoy me he dispuesto a redactar una guía de cómo rolear un cazador de demonios, tomada de diversas fuentes de habla inglesa y de la novela de Illidan. Es la primera guía que realizo, así que es posible que tenga errores en cuanto a forma de transmitirla, que no me exprese bien y no logre aclarar las dudas que os han llevado a consultarla. Me gustaría que si encontráis algo que no encaja o no se entiende, me lo digáis para mejorarla y retocarla en la medida de lo posible.

El cazador de demonios es la nueva clase que se introducirá en esta expansión y mucha gente querrá embarcarse en el rol con ella. No es un rol fácil. Se trata de un rol más bien solitario o de grupos reducidos, todo ello debido lógicamente, a la evolución de la clase, su historia, su personalidad, sus objetivos. En este sentido, considero que la clase del Cazador de Demonios es uno de los roles de clase más complejos que te puedes encontrar. En primer lugar, un Cazador de Demonios es un elfo (sea de la noche o de sangre), no es un humano, ni un enano, ni un orco. La historia de los elfos es bastante más compleja, sobre todo la de los elfos de la noche, ya que son historias que pueden partir de miles de años atrás.

Además, el comportamiento, la personalidad y la forma de ser, así como las creencias varían según las razas, por lo que sería recomendable que, además de leer esta guía, consultaras otras referentes a los Elfos de la Noche y a los elfos de sangre.

Guías de elfos de la Noche o Kaldorei

Guías de elfos de sangre o Sin'dorei


Nota: Si alguien conoce una guía que pudiera complementar esta, agradecería que pusiera el link en los comentarios para completar la información

Qué es un cazador de demoniosEditar

Un cazador de demonios es un individuo que ha hecho un gran sacrifico en pos de destruir a la Legión Ardiente. Uno de los cazadores de demonios más conocidos es Illidan Tempestira, que fue el primero de todos. Existen otros cazadores de demonios notables que tendrán su propio papel en la expansión World of Warcraft: Legion, como Varedis y Altruis.

TrasfondoEditar

En Legión, los cazadores de demonios empiezan justo donde se acaba la novela Illidan. Todos los cazadores de demonios entrenados por Illidan fueron enviados a Mardum para recuperar un artefacto de la Legión Ardiente. Toda esta experiencia tiene lugar en la zona de inicio de los cazadores de demonios, sucediendo hace años (ver en cronología), en la expansión "Burning Crusade", cuando el templo oscuro es atacado por la horda y la alianza.

A pesar de los esfuerzos por recuperar el artefacto, eres incapaz de regresar al templo oscuro a tiempo e Illidan es derrotado. Tú y los demás cazadores de demonios sois capturados por las Celadoras (Maiev y compañía). Años más tarde, despiertan en la Cámara de las Celadoras, la cual está siendo invadida por las fueras de la Legión ardiente.


Breakout 6k.jpg
Esto es la historia que nos cuenta el propio juego. Tú puedes crear tu propia historia, ya que también hay otros cazadores de demonios por el mundo, muy, MUY pocos, pero los hay. Aislados, sí, pero existen y es totalmente posible que tu personaje los visitara para aprender sus secretos. O simplemente tu personaje puede ser un nuevo Illidari con ganas de aprender el camino de los cazadores de demonios. No es obligatorio tomar la historia original, ya que hay muchas formas de crear la tuya propia.

Línea temporal IllidariEditar

Todos estos sucesos tienen su origen Después de la apertura del portal oscuro

  • Año 20: Tercera Guerra: La Legión ardiente lanza otro ataque a Azeroth usando al Rey Exánime. Durante un momento de la refriega, Illidan es liberado por Tyrande.
  • Año 21: Batalla del Monte Hyjal. Por otro lado, Illidan, Kael'thas y Vashj, con la ayuda de sus respectivos ejércitos, toman la fortaleza del señor del foso Magtheridon
  • Año 22: Illidan no consigue matar al Rey Exánime. Vuelve a Terallende y empieza a crear un ejército de orcos viles con la sangre de Maghteridon y prepararse para el regreso de Kil'jaeden, además de la guerra contra la Legión Ardiente.
  • Año 26: 4 meses antes de la caída del templo oscuro. Illidan empieza a amasar un ejército de Cazadores de Demonios en el templo oscuro, preparándose para ir con todo contra la Legión Ardiente. Por otro lado, desde que Kael'thas se fue a Tormenta abisal, no ha vuelto a tener noticias de él.
  • Año 26: 3 meses antes de la caída del templo oscuro. Los Illidari invaden Nathreza y roban el sello de Argus, una especie de brújula que señala el mundo de los Eredar. Después de que concluyera la invasión, la magia residual de los portales acaban destruyendo Nathreza, hogar de los señores del Terror.
  • Año 26: 2 meses antes de la caída del templo oscuro. El portal Oscuro se vuelve a abrir y las fuerzas de la Alianza y la Horda lo atraviesan. El alto señor Kruul había planeado destruir a ambos ejércitos. Sin saberlo la alianza y la horda, los sirvientes de Illidan atacaron a Kruul y le distrajeron el tiempo suficiente para que ilidan lo matase. Sin su lider, los demonios quedaron confundidos y la Alianza y la Horda fueron capaces de acabar con los demonios restantes
  • Año 26: La caída del templo oscuro. La mayoría de los cazadores de demonios son enviados a Mardum, quedándose muy pocos atrás, incluido Vandel. Este lucha contra Maiev, intentando hacerla entrar en razon, pero es derrotado y dado por muerto. Al final, Illidan es derrotado como vemos en el Templo oscuro, y tras su derrota, Vandel escucha su voz, llamándole, diciendo que esté preparado.
  • Año 32: Los Illidari despiertan en la cámara de las celadoras

Qué te convierte en un cazador de demoniosEditar

En primer lugar, ser un cazador de demonios no es un camino de rosas. No es como llegar a ser un gran guerrero, un paladín, incluso un mago. Ser un cazador de demonios implica un gran sacrificio. En la novela "Illidan", queda claro que cada aspirante a ser un Illidari eran elfos que habían sufrido muchísimo debido a las acciones de la Legión Ardiente. La razón principal por la cual un elfo toma la decisión de ser un cazador de demonios es la venganza. Ni por esperanza, ni por familia, ni por amigos, solo por el deseo de ver a la Legión pagar por lo que ha hecho.

Esto les deja en una situación en la cual harían cualquier cosa para ver ese objetivo cumplido. Parece simple al principio. Para convertirte en un cazador de demonios, debes pasar por el ritual, que se explicará a continuación.

En la novela todo nos da a entender que los aspirantes desconocen el proceso por el que van a pasar. Nadie les informa, ni les prepara, ni les mentaliza sobre nada de lo que van a pasar. Si bien los aspirantes reciben formación marcial, de infiltración o de conocimiento de los Demonios por parte de algunos instructores nadie les habla de la prueba, ni de lo que ocurre durante la misma en ningún punto. Esto no es un detalle para nada menor ya que dificulta la prueba y pone aún más a prueba la fortaleza mental de los que se someten a la misma que sera tremendamente mermada por la Visión.

WoW-Fanart-Demonhunter-Head-e1445937292773.jpg
El proceso para ser un cazador de demonios implica varios elementos. Estos son: Un elfo, un demonio y otro cazador de demonios que canalice magia oscura en el elfo anteriormente mencionado durante la transformación. Cabe mencionar que, según la novela de Illidan, durante todo el proceso de llegar a ser un cazador de demonios sólo sobreviven uno de cada cinco individuos. Muchos de ellos mueren a mitad de camino, se suicidan, mueren en los entrenamientos, o se acaban volviendo locos.

En primer lugar, se coloca un círculo de invocación en el suelo y el elfo en cuestión que desea ser un cazador de demonios entrará dentro de él. Posteriormente, se invocará un demonio y se tendrá que luchar contra él en una pelea a muerte, pues ninguno podrá abandonar el círculo hasta que uno de los dos muera. En la novela "Illidan" el demonio invocado en el ritual compartía características con el demonio que traumatizó a Vandel, el cazador de demonios protagonista, pues en ambos casos era un manáfago.

En el caso de que te las apañes para vencer al demonio, el siguiente paso será comerte el corazón y beberte la sangre del mismo. No es una sensación agradable. En el libro, Vandel sentía como si la carne se expandiera en su paso por la garganta, como si quisiera ahogarle. Tragar la carne parecía como si un gusano estuviera deslizándose por tu esófago. Por otro lado, beber la sangre lo comparaba con beber matarratas goblin. Cabe añadir que también se liberará un combate mental contra el demonio en el que si mueres, también supondrá la muerte real.

Después, se canalizaría una magia demoníaca sobre el aspirante. Aparecen unos orbes de magia vil y una vez cargados, lanzan un rayo al cazador de demonios aspirante. Es un proceso muy doloroso que en ocasiones induce al coma al final del hechizo. Este es el momento en el que presumiblemente el espíritu del demonio es fusionado con el alma del que será un cazador de demonios.

Después vendrán las visiones. Asumiendo que el elfo ha sometido al demonio interior, el cazador de demonios será bombardeado con visiones de los innumerables mundos que la Legión ha destruido o conquistado. El cazador de demonios, verá literalmente todo el ejército de la Legión Ardiente, y cuán incomprensiblemente poderoso es. Es tan basta la extensión de muerte y destrucción que se vuelve inaguantable verlo. Uno contempla todo lo que ha destruido la Legión en el tiempo y espacio, puede ver como los que se oponen a la Legión son cada vez menos. Cerrar los ojos no sirve de nada, pues la visión seguía, no se trataba de algo físico. En ocasiones, a raíz de esto, la salud mental del elfo se ve afectada. Llegado este punto, con la desesperación de no verlo más, el iniciado se sacará los ojos y quedarán ciegos. Esto acabará con las visiones y, en el caso de Vandel, dejándole incapacitado durante un día. Según la novela de Illidan, "si bien no todos parecían ser ciegos, todos habían sufrido alteraciones en los ojos, lo cual indicaba que eran miembros de un grupo aparte, de la élite". Parece ser que no es del todo necesario arrancarse los ojos durante el ritual. Tal vez algunos se arranquen los ojos, otros se los arañen...

Una vez despierto, el cazador de demonios estará aún confundido. La carne demoníaca que consumió todavía sigue en el estómago. El Dolor físico y síntomas de locura pueden ser efectos secundarios del ritual. Pronto, el cazador de demonios se acostumbra a su ceguera y los demás sentidos se agudizan. ¿Cómo ven los cazadores de demonios? Lamentablemente desconozco la respuesta pero yo me lo imagino de esta manera, como en la película de Matrix cuando Neo se queda ciego:


Fanart-0932-full.jpg
La visión espectral es curiosa. Puede percibir la magia en sus todas sus formas, así como las auras de los vivos y muertos. También pueden entrenarla hasta que perciben el mundo como si alguien tuviera una visión normal. De acuerdo con Illidan, hay varias graduaciones entre estas dos formas de ver y un cazador de demonios puede ajustar su visión en la forma que ellos prefieran hacerlo.

Como resultado de la ceguera, los cazadores de demonios tienen los otros sentidos más afinados.

Otros cambios suceden cuando se lleva a cabo el ritual de ser un cazador de demonios. Hablamos de las mutaciones demoníacas. Vandel, el cazador de demonios, encontró que le habían salido escamas en la piel. Otros cambios son los cuernos, las uñas como garras, colmillos etcétera. No todos los cazadores de demonios mutan hasta este punto. Por ejemplo, en el libro, hubo una cazadora de demonios que permaneció igual de bella al terminar el ritual. Sin embargo, estos cambios pueden no aparecer al principio, y aparecer más adelante. Se presume que pueden ser resultado de los característicos tatuajes que llevan los cazadores de demonios

Los tatuajes no son por estética Los tatuajes iniciales se los hacen unos a otros, ya que la agonía que conlleva a hacérselos incapacita al sujeto. Estos tatuajes parecen cumplir con dos objetivos: por un lado, ayudar a canalizar la magia vil al cazador de demonios y por otro lado controlar la influencia del demonio interior. No quiere decir que gracias a los tatuajes el demonio quede contenido para siempre.

Durante los entrenamientos, ya sean antes o después del ritual, también muere gente. De igual manera que unos se suicidan, otros pueden tener un ataque de locura y masacrar a sus compañeros mientras duermen

Desarrollo del personajeEditar

Si decides jugar un cazador de demonios, en primer lugar, debes tener en cuenta lo siguiente: no son personas felices. Ninguno de ellos lo son. Todos ellos han llegado al punto donde no les queda nada más que perder salvo su deseo de venganza contra la Legión Ardiente. Como se ha dicho antes, ser un cazador de demonios significa sacrificar todo lo que eres y todo lo que has sido. Significa que nunca volverás a estar en paz. Tu personaje tendrá constantemente una lucha interna por el control de si mismo contra el demonio que ha consumido.

Demon hunter by kassandravasquez-d9djkrz.png
Ese demonio quiere salir. Está contenido en tu cuerpo y debido a eso, no puede regresar al vacío abisal, por lo que no puede renacer. No puede ser libre él realmente lo que quiere es serlo. Quiere matar, destruir, corromper y hacer todas esas cosas viles que hace la Legión. Tu personaje debe contenerlo. El demonio tendrá acceso a tus recuerdos y emociones, y podrá manipularte fácilmente. En el menor de los descuidos, el demonio tratará de acabar con tu vida. En la novela, puede leerse que algunos de los cazadores de demonios, debido a su demonio interior, acaban suicidándose, o volviéndose locos, o hiriéndose a sí mismo sin si quiera darse cuenta. En el caso de Vandel, él comienza a arrancarse las escamas de la piel hasta que se da cuenta de que es el demonio afectando su mente buscando que muera desangrado. Se supone que a medida que pasa el tiempo, el cazador de demonios gana una mayor habilidad no sólo para separar la mente del demonio, sino también para mantenerlo "calladito" por un tiempo limitado.

Cosas como la política, la riqueza, el estatus social, la familia... todo eso ya no significa nada para un cazador de demonios. Solo existe la caza, la muerte y quizás, cuando la lucha haya terminado y hayan logrado la victoria, el dulce abrazo del olvido.

Los cazadores de demonios son increíblemente ágiles, rápidos y pueden realizar acrobacias que nadie más puede hacer. Su fuerza también es considerable, y pueden aumentarla cogiendo fuerza de su demonio interno. También son resistentes al daño físico e incluso pueden curar sus heridas en poco tiempo.

El demonio interiorEditar

Una parte central del desarrollo del personaje existe mucho más allá de la mera existencia física. Hablamos del demonio interior, aquel con el que ligan su alma en el ritual. Sin importar la capacidad del cazador de demonios y su control, este demonio siempre va a estar esperando cualquier señal de debilidad. Su voz recorre todos los recovecos de la mente del cazador de demonios, susurrándole con el objetivo de que cada cazador de demonios se una a las filas de la Legión Ardiente. Las criaturas ligadas a los cazadores de demonios pueden afectar su forma física, como por ejemplo, escamas, garras, colmillos, cuernos, colas, alas e incluso afinidades mágicas.

A continuación se ofrece una interpretación realizada por US-Jack-Wyrmrest Accord sobre de qué manera pueden afectar los diferentes tipos de demonios a los cazadores. Se dejan de lado a los infernales (son constructos) y a los demonios más poderosos, ya que sería ridículo invocar un señor del foso contra un inexperto cazador de demonios que se somete al ritual:

  • Diablillos: Son astutos, embaucadores y fácilmente se escabullen de la vista. Los cazadores de demonios que ligan su alma a esta pícara criatura pueden mostrar una afinidad por la magia de fuego, abolir daño y quizás una habilidad especial para lanzar improperios con el fin de desestabilizar el equilibro del contrario.
  • Súcubos: De la misma forma que los diablillos evitan el daño, la súcubo es conocida por su capacidad asombrosa para entrar y salir del combate, atacando cuando el oponente menos se lo espera, además de infligir dolor a sus oponentes. En este sentido, tanto el dolor como el placer son una fuente de poder para la súcubo. Para el cazador de demonios ligado a una súcubo, éste poder puede mostrarse con una habilidad innata para convertir el dolor en poder, e incluso una afinidad para usar hechizos de embelesamiento.
  • Manáfago: Los sabuesos de la Legión. Son devoradores de magia y los torturadores de los hechiceros. Su infinito deseo de devorar magia es su rasgo más distintivo, especialmente cuando se combina con su maldad sin fin. Los cazadores de demonios que ligan su alma a estas criatura son, sin duda, maestros en derrotar hechiceros. Ven a los lanzadores de hechizos enemigos como una fuente de poder de la que pueden beber hasta hartarse.
  • Guardia Vil: La infantería de la Legión Ardiente, siempre buscando la mayor amenaza en cualquier campo de batalla. Los cazadores de demonios que ligan su alma a estos soldados de la legión ardiente no dudarían en llegar a ser físicamente brutales, toscos y capaces de soportar un dolor inhumano.
  • Guardia Apocalíptico: Los guardias apocalípticos sirven a la Legión ardiente como tenientes, capitanes y generales. Aunque es casi imposible que un cazador de demonios fuese capaz de derrotar a un Guardia Vil durante el proceso del ritual, aquellos que lo logran serían recompensados con un poder sobrecogedor que muy pocos serían capaces de contener.
Night-elf-World-of-Warcraft-Игры-Игровой-арт-2681217.png
  • Gan'arg: los maestros mecánicos de la Legión Ardiente. Estos ingenieros son las mentes que están detrás de la devastadora maquinaria que ayuda a extender la voluntad de Sargeras. Los cazadores de demonios que se encuentran a uno de estos durante su ritual de iniciación, quizás posean una afinidad con la tecnología y conocimiento general sobre las máquinas de guerra de la Legión. Además, los Gan'arg representan muy poca amenaza al cazador de demonios cuando este tipo de demonio intenta controlarle.
  • Guardia de Cólera (Precaución): Mientras que los guardias viles en ocasiones cargan como locos a la batalla, el Guardia de Cólera opera bajo un propósito singular, que no es otro que el de proteger y asestar golpes precisos contra los enemigos de la Legión Ardiente. De esta manera, los Guardias de Cólera Eredar no son alguien con los que se pueda jugar, y sería muy desafortunado para el cazador de demonios novicio encontrarse con este demonio durante el ritual. Sin embargo, aquellos que son capaces de derrotar a estos soldados y de mantener su poder, no habría duda alguna de que serían imbuidos con la misma resistencia física y amenazadora presencia.
  • Shivarra (Precaución): Mientras que las sucubos sirven a la Legión y vencen a través del placer de los mortales, las Shivaras actúan como "obispos" del ejército casi-inmortal de Sargeras. Carismáticas, seductoras, recatadas y brutales, las Shivarras no son enemigos con los que se pueda jugar. Los cazadores de demonios quienes se encuentran con este demonio de seis brazos en su ritual de iniciación, quizás lleguen a ser uno de los efectivos más capaces en el ejército de Illidan, con una gran capacidad para inspirar y destrozar demonios con una increíble velocidad y gracia provocativa.
  • Observadores (Precaución): Mientras que los manáfagos solo quieren devorar magia, los observadores buscan qué les puede ofrecer la magia, devorar las nuevas formas de magia y entender los secretos que yacen en cada conjuro. Los cazadores de demonios que se las arreglan para sobrevivir ante un encuentro contra un observador en sus rituales de iniciación, pueden heredar un deseo insaciable de mejorar su propio talento mágico, para entender la magia oscura, la magia vil y desentrañar los secretos del universo.

Cómo son vistos los cazadores de demoniosEditar

Los cazadores de demonios están obsesionados y dedican su vida a eliminar la amenaza de la Legión de un mundo en el que la mayor parte no quiere saber de ellos. Hay una razón por la cual la gente se toma con mucho cuidado a los cazadores de demonios, basta con mirarles y ver que se han convertido en parte en un demonio.<

No esperes que te reciban con los brazos abiertos.

Otras consideracionesEditar

En este apartado expondré otras curiosidades que pueden tener también importancia a la hora de desarrollar la historia de tu personaje.

PersonalidadEditar

La personalidad del Cazador de demonios no tiene por qué ser especialmente oscura, mortal o melancólica. Es cierto que han pasado por muchos traumas y que ello ha afectado, más o menos, a su personalidad. Pero no quiere decir que todos los cazadores de demonios sean así. Existen diferencias individuales. Podemos encontrar a cazadores de demonios con gran sentido del humor (aunque retorcido), incluso comportamientos competitivos entre algunos NPC, sobre todo entre los alumnos Illidari. (Traducido de Skraugh - Argent Dawn)

Elfos de sangre Cazadores de DemoniosEditar

Los elfos de sangre Illidari eran pertenecían anteriormente a la fuerza que acompaño a Kael'Thas a Terrallende y lucharon por él. Las motivaciones para aceptar a convertirse en un cazador de demonios varían desde un sentido del deber o el simple anhelo de poder. (Traducido de Serana - Argent Dawn)

Sabemos que Quel'Thalas fue atacada por la plaga. La plaga en sí era un arma de la Legión para conquistar el mundo, por lo que también podría haber sido un motivo para que un elfo de sangre se convirtiera en un cazador de demonios.

Los Quel'dorei que vivían en Dalaran, que fue destruida por Archcimonde, también podrían tener motivos para abandonarlo todo y convertirse en un cazador de demonios.

La visión de la LegiónEditar

Los cazadores de demonios no recuerdan completamente la visión que tuvieron durante el ritual, en el que su alma se fusiona con el demonio. La mayoría de todo lo que vieron se borra de su mente, como el recuerdo de algunos mundos y razas que visionaron. La mente mortal no es capaz de procesar la magnitud de la visión.

Este conocimiento contribuye a la locura de algunos de los Cazadores de demonios, y los que sucumben pueden acabar uniéndose a los demonios. (Traducido de Yjor - Argent Dawn)

El alma del cazador de demoniosEditar

Ojo: Spoilers de las misiones del cazador de demonios

Durante la invasión de Mardum, en una misión tienes la opción de sacrificarte tu mismo o que se sacrifique otro para abrir un portal. Si te sacrificas a ti mismo, cuando liberes tu cuerpo y vayas en modo fantasma para recuperarlo, Illidan contactará contigo y te dirá que apartentemente tienes un "Alma de demonio Inmortal". Después te dice que te des prisa y que recuperes tu cuerpo cuando todavía hay tiempo.

MetamorfosisEditar

Ojo: Spoilers de las misiones del cazador de demonios

En la misión en la que aprendes a usar la Metamorfosis, puede verse a un iniciado que no logra contener semejante poder y acaba explotando, literalmente.

Cazadores de demonios en las ciudadesEditar

Fanart-0646-full.jpg
Mucha gente tiene la inquietud de lo que pasará con la llegada de los cazadores de demonios a las ciudades, en la segunda o tercera semana de agosto. Lo más probable es que se vea de todo, gente que lo interprete bien, y gente que no lo haga tan bien. En eso consiste la diversidad de personas. Nadie es perfecto.

¿Pinta algo un cazador de demonios en la ciudad? Todas las conclusiones nos llevan a que no pintan mucho en ellas, pero eso no quiere decir que no las puedan pisar de vez en cuando. Tal y como ha dicho Prolif - Argent Dawn, es obvio que un cazador de demonios no paseará feliz por Ventormenta o Forjaz, ni entrará en una taberna orgulloso y contento pidiendo una hidromiel con un golpe en la barra.

Un cazador de demonios puede visitar las ciudades por varios motivos, ya sea el abastecimiento (recoger provisiones), el propio rol que te lleva a buscar un demonio infiltrado en la ciudad que está causando problemas; entre otros.

Hay que tener en cuenta una cosa. Lo más probable es que no seas bienvenido y la gente tratará de evitarte, o incluso de agredirte (pobres de aquellos que lo hagan xD). Yo creo que los cazadores de demonios son conscientes de ello y también son conscientes de que nadie, salvo ellos, entienden el sacrificio tan grande que han hecho, por lo que para evitar tener problemas más de los que la Legión ya está causando, evitarán llamar la atención en las ciudades.

Cazadores de demonios y relaciones sentimentalesEditar

Hasta donde yo recuerdo, no se conoce actualmente ninguna relación sentimental entre cazadores de demonios, o un cazador de demonios y otra persona. Hay que tener en cuenta siempre que, la prioridad de los cazadores de demonios es exterminar a la Legión Ardiente, y cuanto antes lo hagan mejor, por lo tanto, sería extraño que un cazador de demonios se embarcara en una relación sentimental con alguien más que con sus gujas. 

Esto no quiere decir que algunos cazadores de demonios no necesiten saciar sus necesidades mas elementales. Todo el mundo recordará el Templo Oscuro y lo que Illidan guardaba en sus aposentos.

Lo más importante en este aspecto, es rolear con cabeza y coherencia.

ReferenciasEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar