Fandom

Wiki Errantes

Guía: El comportamiento kaldorei

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Nota: Esta guía, ante todo, pretende resumir a grandes rasgos las características principales de la raza kaldorei.

IntroducciónEditar

Los kaldorei se caracterizan por el aura de misterio que les rodea, por su salvaje belleza y, sobre todo, por su hermetismo y desconfianza. Es bastante normal adentrarse en sus bosques y notar cómo una flecha atraviesa nuestro cuerpo antes de que nos percatemos siquiera de que no estamos solos, de que nos vigilan
NightElfCrest.jpg

Icono tradicional de los elfos de la noche.

. Otrora fueron una raza inmortal, pero sacrificaron su longevidad para derrotar a Archimonde y no consiguieron las bendiciones de Nozdormu y Alextrasza cuando, en un acto de egoísmo, Fandral Corzocelada plantó la semilla del árbol que actualmente se conoce como Teldrassil sobre la isla de Kalidar.

Tienen los lazos bien apretados con la naturaleza, cuidándola y encargándose tanto de su flora como de su fauna. Se convirtieron en una sociedad druídica cuando expulsaron a los Altonato, miles de años ha, por su irresponsable uso de la magia arcana. Hasta hace poco, la orden de Centinelas estaba destinado únicamente a mujeres, estando actualmente abierto a los hombres -aunque, si bien es cierto, su número es bastante reducido-.

Con la llegada del Cataclismo, Fandral Corzocelada y sus druidas han desaparecido. El maestro Tempestira ha despertado del Sueño Esmeralda y ha regresado junto a Tyrande. Junto a él, Alextrasza e Ysera han ofrecido finalmente sus bendiciones a Teldrassil, aunque con ello no hayan recuperado la inmortalidad.

CulturaEditar

Los elfos de la noche son gente que han dedicado sus vidas a proteger el mundo natural. Los druidas llevan siglos caminando por el reino protegido por Ysera, el Sueño Esmeralda. A pesar de que veneran a muchas criaturas, la principal es la diosa lunar Elune.

Antes de la Tercera Guerra, la sociedad kaldorei estaba fuertemente dividida por género, siendo la mayoría de hombres druidas y la mayoría de mujeres guerreras o sacerdotisas. Durante diez milenios estos roles han definido su cultura, llegando a estar prohibido tomar el papel opuesto al género. Cuando dicha prohibición desapareció, supuso tal cambio en la sociedad que incluso crearon estatuillas para conmemorar al primer sacerdote y a la primera druida. No obstante, las divisiones de género siguieron siendo fuertes y fue a finales de la Tercera Guerra que a las mujeres druidas se les permitió formar parte del Círculo Cenarion. Cuando la guerra hubo acabado, esta división fue desapareciendo considerablemente. Muchas mujeres han tomado la senda de los druidas, así como los hombres han comenzado a elegir entre el camino del sacerdocio o el de la guerra, afiliándose a las Centinelas.

CreenciasEditar

Los elfos de la noche veneran a los Ancestros, deidades de la naturaleza adaptados al bosque y a la caza. Elune y Malorne son las figuras principales de su fe. Tras la muerte de Cenarius, los kaldorei jamás perdonarán a los orcos por ello, aunque sus hijos vivirán y ganarán poder con cada año que pase. Los elfos de la noche veneran a los hijos de Cenarius como si fuera él mismo. Algunos elfos también veneran a los dragones. La Secta de los Dragones acoge a muchos kaldorei, aunque no se sabe cuántos elfos de la noche llegan a venerar a los dragones.

Sólo hay una única voz capaz de dirigirse a su venerada diosa, Elune, y es la Alta Sacerdotisa del Templo de la Luna. Actualmente ese cargo lo porta Tyrande Susurravientos, liderando así a los kaldorei. Rezan a su diosa diariamente, pidiéndole sabiduría y protección para los suyos.

InmortalidadEditar

Los kaldorei son una raza antigua debido a su inmortalidad. Aunque ahora carezcan de ella, el impacto cultural que esto ha tenido a lo largo de los milenios permanece y no son pocos los que buscan el modo de recuperarla. Tras los hechos del Cataclismo, algunos han comenzado a sentir el peso de los años. Envejecen a un ritmo normal en lugar de a uno acelerado, al contrario de lo que se estima.

Los altonatoEditar

Hace miles de años que los altonato fueron exiliados, viéndose obligados a buscar un hogar allende el mar. La magia arcana fue prohibida para los kaldorei, siendo castigada incluso con la muerte. Ni siquiera la unión de su pueblo con la Alianza ha cambiado esto... hasta la llegada del Cataclismo. Mordent Sombrapar, un archimago de los Shendralar, ofreció sus conocimientos y sabiduría a Tyrande Susurravientos. Tanto ella como Malfurion Tempestira aceptaron el regreso de los altonato e incluso que instruyeran a los kaldorei en el uso de la magia.

Sin embargo, que los líderes del pueblo kaldorei hayan consentido que se aprendan los caminos de la magia entre los suyos no ha hecho que sea fácil ni acelerado su reintegración en la sociedad. Son muchos los elfos de la noche que siguen sintiendo rechazo, asco o incluso odio hacia los altonato por lo ocurrido en la Guerra de los Ancestros. Su integración en la sociedad no es sencilla y llevará muchos años, tal vez siglos, que vuelva a vérseles como un pueblo unido.

CocinaEditar

Al contrario de lo que muchos suelen pensar, la cocina kaldorei no es vegana ni vegetariana. Una muestra de ello son los kebabs de araña, las costillas, todo tipo de pescado e incluso pulpitos, los cuales a veces se comen cuando aún están vivos. No obstante, su ingrediente más importante es la harina de arroz y su plato más conocido el kimchi. El kimchi está compuesto de verduras fermentadas, es de fuerte olor y picante sabor.

CostumbresEditar

  • Una misión nos habla de los brazales de parentesco, que simbolizan el lazo sagrado de la amistad, confianza y amor entre los kaldorei.
  • Cuando la montura de un elfo de la noche fallece, su jinete guarda uno de los colmillos de su sable como recuerdo.
  • A los niños kaldorei se les entrega la pluma de un búho en su primer cumpleaños como símbolo de buena suerte.
  • Las mujeres se tatúan el rostro tras pasar un rito de iniciación, aunque se desconoce en qué consiste.

ComportamientoEditar

Los kaldorei son fuertes adoradores de la naturaleza que han rechazado la magia durante milenios, por eso mismo son reacios a la readmisión de los altonato entre su sociedad. Cuidan y protegen la flora y la fauna de sus bosques con sus propias vidas. Conocen cada árbol, cada rama e incluso cada hoja que se halla sobre sus tierras. Saben cómo vigilar a los intrusos sin ser vistos.

Han vivido durante milenios alejados de cualquier otra raza y consideran a éstas como inmaduras. No olvidemos que los elfos de la noche fueron una vez inmortales y, por ende, han visto mucho más que cualquier otra raza mortal. Por esa razón se muestran todavía muy desconfiados y no abren su puerta a extraños así como así. Por ese mismo motivo, además, son lentos para los cambios. Experimentan los sentimientos muy profundamente, aunque de forma muy lenta, y jamás darán su corazón a alguien que no sea de su propia raza. Su sentido del humor, así como su ingenio, es muy afilado.

A pesar de parecer una raza pacífica y respetuosa, son expertos en el arte de la guerra, por lo que son un enemigo muy a tener en cuenta.

Debido a su apariencia mística y su naturaleza misteriosa, la interacción con otras razas a veces es incómoda. Las razas más jóvenes muestran potencial, y por esa razón los kaldorei los miran como observadores.

Suelen mantenerse al margen en cuanto a la política de la Alianza se refiere, siempre mirando por sus intereses. Aunque se llevan medianamente bien con el resto de razas, siempre con sus más y sus menos y dependiendo de cada uno, simpatizan mejor con los apasionados enanos.

Las mujeresEditar

Nightelves-160x.jpg

Kaldorei.

Las mujeres han llevado desde hace milenios las riendas de la sociedad kaldorei. Ellas son las únicas que pueden pertenecer a la orden de las Hermanas de Elune y, hasta hace poco, las únicas que podían ser Centinelas.

Aunque educadas y llenas de gracia, su belleza no reside en el estilismo ni en sus pronunciadas curvas, sino en su salvajismo. Adornan sus cabellos con hojas generalmente, reservando las flores para los eventos importantes. Aunque suelen llevar togas para pasear por la ciudad, portan buenas armaduras para el combate, para lo que son preparadas desde su juventud. Inteligentes, de respetuosas y sabias palabras, altaneras, protectoras, maternales y, lo más importante... mortales.

Los hombresEditar

Los hombres kaldorei han sido los únicos que podían pertenecer al Círculo Cenarion si habían seguido el camino de los druidas, aunque ahora también se les empieza a admitir entre el cuerpo de las Centinelas. Al igual que las mujeres de su raza, son altamente reservados. Suelen estar ataviados con ropas cómodas, mostrarse más respetuosos e incluso menos agresivos que las mujeres.

ConsejosEditar

- ¡Léete el lore! La mayoría de gente lee muy por encima el lore, si es que lo hace, y suele cometer enormes fallos en la historia o en la interpretación de su personaje. Leerte el lore no te hará más o menos friki, pero sí te ayudará a conocer mejor la raza que llevas.

- ¿Humano? ¡No! Di no al comportamiento humano, dado que no llevas uno. Los elfos de la noche son completamente distintos, así que roléalo como tal.

- Relaciones. Los kaldorei no tienen relaciones sexuales frecuentemente. Del mismo modo, mantener una relación sentimental y/o sexual con un miembro de otra raza es impensable para ellos.

- Importantísimo: la fe. Hay muy pocos kaldorei que hayan perdido la fe en Elune o en cualquiera de sus ancestros. Por eso mismo, la fe es algo de grandísima importancia entre los miembros de esta gran raza.

- Pregunta. Si tienes dudas, nunca dudes en preguntar a tus amigos. ¡Preguntando se va a Darnassus!

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar