Fandom

Wiki Errantes

Espíritu del Pueblo

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Horda.png
Espíritu del Pueblo
Imagen de Espíritu del Pueblo
Información de la hermandad
Servidor Los Errantes
Estado Inactiva
Razas Razas de la Horda
Categoría Militar
Líder Hejard
Afiliación La Horda

IntroduciónEditar

La unidad Espíritu del Pueblo se formo meses antes de la caida de la Horda en la guerra civil, a manos del orco Krognuk. Esta unidad se nutrio de aquellos guerreros a los que la politica de Garrosh o sus castigos aparto de la Horda.

Krognuk dio el lema a la unidad, el cual resumia las intenciones de esta: Honor, Hogar, Unidad y Fidelidad.

Su mayor objetivo, asi como fracasó, fue recordar el lazo de unión entre las razas de la Horda, para evitar cualquier posible enfrentamiento.

CampañasEditar

Vallefresno.

Nada más formarse la unidad y constando de apenas una escuadra se le encargo la tarea de llevar una caravana al Puesto del Hachazo, que llevaba sin recibir suministros por el sitio desde hacía semanas.

Partiendo desde la Empalizada de Mor'shan lograron infiltrarse en el Puesto del Hachazo. Más tarde el asentamiento sufriria un duro ataque de las Kaldorei al que ayudaron a rechazar. Tras cumplir la misión retornaron hacia El Cruce.

Sierra Espolón.

Tras recibir varias informaciones sobre la estratega del ataque al Hachazo, Krognuk ordeno investigar sus posibles movimientos, asi pues descubrieron que se dirigia hacia Sierra de Espolón, lugar al que la escuadra se desplazo.

Una vez que Ruk y Veruno explorasen las posibles areas en las que la enemiga pudo haberse escondido lograron encontrarla, mas en el momento del ataque sufrieron una terrible emboscada de ella, que se saldo con un par de caidos en la escuadra y la mayoria heridos.

Poco despues de terminar la batalla llegaron unos refuerzos del Refugio Roca del Sol, que se encargarían de trasladar a los heridos hacia dicho asentamiento. Alli se les unieron unos pocos guerreros más a la unidad.

Baldios del Norte.

La escuadra se mostro eficiente en el combate, pero algunos de sus elementos eran novatos y llegaban a causar graves problemas a la hora de la lucha, asi que aprovechando el incremento de guerreros se dedicaron a entrenar y buscar la cohesión de la unidad.

Una semanas más tarde se les ordeno acabar con unos cuantos reductos de Filo Ardientes asi como bandidos. Esta misión les llevaria más de un mes y les haría recorrer toda la region, pues nada más sofocar en un punto al enemigo aparecian informes de que se asentaban o atacaban otro distante.

Vuelta a Vallefresno.

Una vez que la seguridad en Los Baldíos del Norte regreso, encargaron al Espiritu del Pueblo encontrar a un grupo de sublevados del ejercito de la Horda que impedian el transito de suministros en Vallefresno, con las ordenes de ejecutar a los rebeldes y capturar al lider.

En Vallefresno escoltaron a una caravana hasta que sufrieron el asalto de los rebeldes, en el que lograron eliminar a la mayor parte de estos, pero tres guerreros del Espiritu fueron hechos prisioneros con la intención de ser interrogados e intentar hacerles cambiar de bando.

Al día siguiente, el resto de la unidad salio a buscar a sus compañeros para rescatarlos, gracias a la pericia de Ruk como rastreador dieron con la base en la que los rebeldes se sublevaron. Al llegar y matar a los centinelas sigilosamente, se propusieron a entrar cuando tres enemigos estaban saliendo, para su sorpresa eran sus compañeros que lograron zafarse de su apresor.

Con todos juntos se adentraron en la base enemiga, inflingiendo grandes daños, hasta encontrarse con los lideres de la banda rebelde, estos lograron matar a unos par de reclutas del Espiritu, pero acabaron sucumbiendo y su lider preso.

Sin embargo, en el traslado del preso hacia Orgrimmar, se descubrio que la mayor parte de los rebeldes habian pertenecido a una unidad bajo el mando de Krozgen, ahora guerrero del Espiritu, esto provoco que en el camino a Orgrimmar, por la presión del preso, Krozgen acabase liberandolo. Para impedir que los mandos de Orgrimmar exigiesen la cabeza de Krozgen, Krognuk les comunico que sufrieron una emboscada en la que logro escapar el lider rebelde.


De permiso.

Tras la dificil misión a la que se enfrentaron los Mandos permitieron a la unidad gozar de una semana de descanso, en la cual recibio un mayor numero de reclutas para la unidad.

Mientras todos entrenaban formaciones de tierra y como luchar en un barco, Krognuk comunicaba a los Mandos de Orgrimmar que la unidad estaba lista para ser embarcada a Pandaria.


Dirección Pandaria.

En el puerto de Orgrimmar el Espiritu del Pueblo se subio a un barco de suministros con apenas armamento defensivo. Este barco se sumo a otros dos en alta mar.

Durante el viaje a Pandaria practicaron una posible defensa ante un ataque de la Alianza, haciendo unas cuantas salidas con los dracoleones y formaciones para repeler el abordaje.

El viaje fue tranquilo hasta que acercandose al Bosque de Jade, en Pandaria, se encontraron con una flota aliada compuesta por siete barcos. El almirante de la flotilla orca dio la orden al barco de suministros de seguir adelante con la misión de desembarco mientras que él y el otro barco servirian de señuelo a la flota de la Alianza.

Por desgracia la tactica no funciono y dos barcos de caza salieron a cazar al barco en el que el Espiritu se encontraba. Tras una dificil pelea, impidiendo abordajes, lanzado bombas incendiarias desde los dracoleones y abordando al enemigo, lograron resistir todo lo que pudieron. Cuando lograron rodear por completo el barco y se disponian a hundirlo, el almirante de la Horda aparecio triunfal para disparar una andanada al barco que realizo el rodeo, hundiendolo. Con la moral levantada todos los guerreros del mercante se lanzaron al abordaje del barco restante, logrando llegar al almacen de la polvora y hacerlo estallar.

La flotilla de la Horda logro sobrevivir a la batalla con graves daños, pero habiendo hundido a cuatro barcos enemigos y puesto en fuga a los otros tres.

Tras que la flotilla bordease las costas del Bosque de Jade desembarcó la unidad Espiritu del Pueblo mediante los dracoleones que llevaban.

Bosque de Jade.

En el Bosque de Jade Krognuk puso al mando a Yuang, un pandaren nativo de la zona, para que llevase a la unidad a Kun'lai, él se adelantaria para encontrar una zona en la que asentar a la unidad cuando llegasen.

Cuando la unidad alcanzo las cercanias de Floralba, unos pandaren del camino informaron a Yuang de que el Templo del Dragon de Jade estaba recibiendo un fuerte ataque de la energia Sha. Asi que este decidio tomar el desvio para enfrentarse a la energia.

En unas escaramuzas que duraron tres días lograron contener la energia sha y poner a los defensores del templo a favor, pero cuando les llego un mensaje de Krognuk diciendo que ya había localizado donde asentarse y que les esperaría en la Aldea Binan, pusieron de nuevo marcha a Kun'lai, prometiendo a los defensores que volverian tras cumplir la misión que se les había asignado si necesitaban ayuda.

Cima de Kun'Lai.

Nada más llego la unidad se dirigieron al campamento de la Horda en la zona, que les suministro las tiendas de campaña que necesitaban, algunos cañones y un par de refuerzos. Llevaron todo eso al punto que Krognuk marco para asentarse, un lugar que les daba un rapido acceso a las montañas asi como facil de defender.

Tras montar el campamento se informo a toda la unidad de que formaban parte de la misión encargada de descubrir reliquias de Pandaria que tuviesen alguna utilidad para el combate. Asi que al día siguiente se dirigieron a investigar las ruinas de las montañas.

A la vuelta al campamento encontraron a un desertor Kor'kron llamado Roknar. Este les conto como su compañia se dirigio a un poblado pandaren y, cuando no consiguieron lo que querian, lo arrasaron. Espiritu del Pueblo le aseguro que le protegerian y que no tendría que seguir huyendo, preparandose asi para la posible llegada de la unidad kor'kron.

Despues de que pasasen unos cuantos días explorando las ruinas de las montañas, buscando la posible compañia kor'kron y preparando las defensas del campamento la unidad oyo un fuerte estruendo dirigiendose hacía su posicion. Este estruendo correspondía a unos tambores de guerra orcos, ellos y su compañia fueron introduciendose por el angosto desfiladero hasta llegar al campamento de Espiritu.

Alli entablaron conversación, pero cuando descubrieron que estaban dando refugio al desertor de Roknar comenzo una feroz pelea que resulto una masacre para la compañia Kor'kron, gracias a la superioridad numerica y las trampas que habían colocado en el perimetro. No obstante tres kor'krons intentaron escapar y, si no fuera gracias a la pericia de Veruno a la hora de disparar el cañon de la entrada, uno de estos acabo rindiendose y dejandose apresar junto el resto de sus compañeros vivos cuando vio como una bala de cañon mataba a los otros dos que huian.

Con el peligro de la compañia kor'kron despejado, Roknar juro lealtad a Krognuk y al Espiritu del Pueblo, la cual demostraria al día siguiente siendo de gran ayuda en una camara mogu que encontraron en las montañas. Al parecer ya había sido saqueada, pero un ala de esta camara no lograron abrirla los anteriores saqueadores, con unos cuantos barriles de polvora accedieron a esta para encontrar unas extrañas tablillas. Recogiendo la recompensa escaparon rapidamente al campamento, para impedir quedar atrapados por los mogu, ya que el estruendo se oyo por todas las ruinas.

Una vez llegaron al campamento prepararon todas las defensas y levantaron obstaculos ante un posible ataque. Este no se demoro y a media noche una centena de mogus apoyados por cuarenta zandalaris asaltaron el campamento por todos los puntos. Espiritu del Pueblo apenas contaba con 30 guerreros, pero gracias a la pericia de los cañoneros y a los usuarios de magía volcaron la batalla a su favor, obligando al enemigo a retirarse.

Estalla la guerra civil.

Los dos días siguientes a la batalla se lo pasaron celebrando con algo de alcohol que compraron en Barrilia, al fin podrían volver a casa. Pero de pronto la celebración se convirtio en un tenso silencio.

El Lok'amon Krognuk recibio sus nuevas ordenes. Se le ordenaba matar a los trols de la unidad asi como de volver cuanto antes a Orgrimmar. Este reunio a toda la unidad y les comunico lo que pasaba en Kalimdor y como los Lanza Negra se habían sublevado contra Garrosh. Tras esto y, haciendo caso a su honor, les comunico que esta decisión pertenecía a cada uno de ellos y él no les ordenaria seguirle.

Asi pues Espiritu del Pueblo se dividio en dos facciones, aquellos que apoyarian la rebelión fueron puestos bajo el mando de Krozgen y los que seguirian siendo fieles a Grito Infernal siguieron bajo el mando de Krognuk.

Veruno abrio un portal hacia Durotar para los leales a Garrosh y otro en Cima del Trueno para su grupo de rebeldes. Pero antes de marchar Krognuk le ordeno destruir las tablas bajo las palabras de que no se debian utilizar contra hermanos.

Debido al alto grado de deserciones que hubo en Espiritu del Pueblo, al llegar a Orgrimmar se disolvio oficialmente la unidad y los guerreros que volvieron a Orgrimmar se les reasigno otra escuadra. Solo en el lado rebelde se mantuvo en activo la unidad.

Durotar y Los Baldíos del Norte.

El Espiritu bajo las ordenes de Krozgen siguio una politica de enfrentamiento activo, lo que le llevo a desplazarse entre Durotar y Baldíos del Norte constantemente para ayudar en cualquier asalto que se fuese a llevar.

Por ello sirvieron en su mayoria como refuerzos en las zonas atacadas y se les encomendo misiones de patrullaje o escolta de suministro. No obstante tambien ayudaron en los ataques lanzados por la elfa de sangre Seldune.

Hubo un momento critico en la unidad cuando las fuerzas kor'kron en Los Baldíos del Norte capturaron a la mitad de estos, para encontrarse con la sorpresa de que estas fuerzas estaban comandadas por Krognuk. Este, atadado de manos por un guerrero de Mal'korok, fingio que ahogaba a sus antiguos compañeros en el rio, como castigo por su traición, dejandoles una bolsa de aire para respirar gracias a sus poderes chamanicos. Gracias a esto lograron salir indemnes.

Meses más tarde, con la campaña de Los Baldíos Norte finalizada y centrandose en el cerco a Orgrimmar, Krognuk y parte de sus nuevos guerreros desertaron al lado de los rebeldes en una emboscada contra estos. La mayor parte del Espiritu del Pueblo volvia a estar unido.

Asalto a Orgrimmar.

Con el asalto inminente a Orgrimmar y la desaparición de Krozgen en batalla la unidad volvio a ponerse bajo el mando de Krognuk, que dio unas ordenes claras, salvar a los civiles.

Asi pues en la batalla de Orgrimmar siguieron las ordenes del mando Lanza Negra hasta lograr superar las murallas, momento en el cual participaron por libre, yendo a conquistar los Valles para evacuar a los posibles civiles del combate, matando a quienes les atacasen, fuesen kor'krons o soldados de la Alianza.

Los Baldíos del Norte.

Tras la sangrienta batalla de Orgrimmar el Espiritu del Pueblo se volvío a reunir en el Cruce, llegando apenas a ser diez los guerreros supervivientes a la locura de la guerra civil.

Alli Krognuk les informo que debían trabajar para asegurar la reconstrucción de los asentamientos dañados, asi como asegurar los suministros para el Cruce y posteriormente Orgrimmar. Pero tambien les informo que pensaba desligar al Espiritu del Pueblo de la Horda, pues ya no era merecedora de ellos al haber puesto a hermanos contra hermanos sin importarle nunca el pueblo de esta. Trabajarian independientemente, pero por el pueblo de la Horda, no por sus lideres.

Pese que Veruno decidio abandonar el, ahora, clan, el resto siguio junto a Krognuk y asi comenzaron su campaña de hostigamiento, caza y ejecución de los kor'krons que no rendían las armas y obstaculizaban los procesos de reconstrucción, asi como de los soldados humanos que se quedaron para causar estragos en la población de la Horda.

En dicha campaña Krognuk pronto cayo gravemente enfermo.

ActualmenteEditar

Tras la caida en la enfermedad de Krognuk, el orco Hejard ha tomado las riendas del clan y, siguiendo las enseñanzas de su maestro, va a aquellos lugares donde el pueblo de la Horda esta sufriendo para ayudarles, asi como el clan sigue siendo un leal aliado de la Horda contra aquellos enemigos que intenten destruirla.

Todas las razas de la Horda dispuestas a luchar por el pueblo de esta, por medios que ahora la Horda no puede efectuar o no quiere, son bienvenidas en el clan.

Webs externasEditar

NotasEditar

  • MoP Parche 5.1.0a: Fundación.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar