Fandom

Wiki Errantes

Ereliria Ilthamar

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios7 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Ereliria Ithamar Othar
Imagen de Ereliria Ithamar Othar
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo Flecha Máldita
Título Hersir del Clan Nibeljorn
Género Femenino
Raza Hombres del Norte
Edad 28 años
Clase Exploradora
Alineamiento Neutral Bueno
Ocupación Señora de "La Venganza del Norte"
Lugar de nacimiento Un pueblo cercano a Cabo Pillastre
Residencia Nibelgaard
Afiliación Sangre, Clan Nibeljorn
Estado Viva

TrasfondoEditar

“Nací uno de los días en los cuales el martillo de Thorim chocaba contra su yunque haciendo tronar los cielos mostrando su furia o bendición a los Norteños. Nací en unas tierras cargadas de una eterna promesa de libertad”

¿Quién soy? Esa es una buena pregunta, mi nombre es Ereliria Othar, nací hará veintiocho veranos en un pequeño poblado cercano a la fortaleza del Clan Nibeljorn, aquel pueblo fue conocido como Ilfamar. Mi padre nació de una larga estirpe de guerreros fieles a los Nibeljorn pero desde que mi abuelo perdió su mano derecha, mi familia se convirtió en carpinteros. En aquellos tiempos me sentaba en el regazo de mi padre y escucha decirme que Freya nos había regalado la vida por lo tanto aquellos arboles con los que hacíamos nuestros Drakar eran simplemente una bendición de la diosa y yo, tonta de mi me pasaba horas y horas apoyando mi cabeza en los grandes pinos del Fiordo intentando escuchar en vano a la Titán.

Mi padre tenía muy claro que era necesario restituir la tradición guerrera de la familia por lo tanto paso largos años de su vida intentando engendrar un primogénito, era un pensamiento normal y no lo culpo por ello ahora mismo, vivimos en una tierra dura donde los hombres parecen soltar en cada bocanada de aire un grito de guerra y donde su única ambición es morir con honor en el campo de batalla para poder entrar en el Valhalla. Consciente de esta herencia cultural y familiar logre convencer a mi primo Logrim para que me enseñara a luchar, simplemente quería convertirme en el hijo que mi padre nunca logro engendrar, quería ser una hija de Thorim.

Cuando cumplí las nueve primeras empecé a sentir las consecuencias de mi decisión de vida, las humillaciones por querer participar en los saqueos veraniegos, las risas, las mofas; todo aquello que en su día me hacía esconderme en mi lecho de paja fue poco a poco dándome más fuerzas, más ganas de participar en aquel modo de vida que no todos entendían. A la edad de desposarme fui repudiada por todo hombre del pueblo siendo marginada como algo peor que una desertora ¿Quién querría por mujer una guerrera? Lo normal en aquellas tierras era que la mujer labrase las tierras, cazase, engendrase hijos, los cuidara y esperase pacientemente cada verano que su marido volviese de los saqueos quedándose en lo poblado con los niños y ancianos.

Con la llegada de la hora del crepúsculo volvía a la pequeña choza de mis padres y en mis sueños mi corazón latía con fuerza al imaginarme en los saqueos y en las guerras que  por razones de nacimiento me fueron impedidas de disfrutar; al Alba escapaba al bosque y gritaba de frustración mientras entrenaba con guerreros imaginarios, forjaba mis propias leyendas y me imaginaba en el Valhalla con los titanes.

La plaga no tardo en aparecer en mi vida, primero fueron rumores, luego pequeños casos pero cuando empezaron a caer clanes, poblados incluso fortalezas a su caso mi corazón se encogía de miedo con cada noche ¿Qué pasaría si mi poblado era el siguiente? Habían llegado noticias de que el Jarl Nibeljorn estaba dispuesto a luchar contra aquel mal ¿Pero cuanto duraría aquella lucha?, desde luego no duro mucho, pronto las huestes no-muertas tocaron con su esquelética mano la puerta de mi hogar llevándose a casi toda la población, armada con un hacha logre sobrevivir aquel fatídico día escondida en un pequeño drakar que estaba amarrado en el puerto. En un principio fui incapaz de reconocerlo pero más tarde cuando logre prestar atención a los detalles del tallado de la madera pude encontrar la huella de mi padre.

Escape de aquella tierra con solo diez hombres, diez supervivientes que no dudaron en ponerse bajo mis inexpertas ordenes al ver que me había adueñado de un drakar, ignoro porque Thorim me bendijo así pero en esos hombres encontré los hermanos que siempre había querido. Nuestros jóvenes y codiciosos ojos se pusieron en el sur de nuestras tierras, cruzamos el gran mar y llegamos a nuevas tierras, tierras que nos sobrecogieron el corazón algunas veces por lo que allí vimos, tierras extrañas y mágicas, tierras de pescadores y granjeros y por ultimo tierras de hombres de orejas picudas y ojos verdes. Con aquellos viajes conocí el saqueo, el honor de la batalla y desde luego logre sentirme completa. Pero mi corazón seguía latiendo sangre Nibeljorn y me pedía a gritos que volviese con mi Jarl.

Al volver vi un clan diezmado pero con el corazón de antaño, una hueste de norteños liderados por mi Jarl Sigurd Nibeljorn acompañado de aquellos clanes con los que había soñado y escuchado tantas canciones, juntos todo el Norte y nuestros nuevos e inesperados aliados de la Alianza derrotamos a Trisha y su ejercito Drakkari.

De nuevo me siento en casa y mi voz ruge a unísono con la de mis hermanos, de nuevo los cuernos del Clan Nibeljorn suenan por todo el Norte prometiendo sangre y justicia, es hora de recuperar la gloría de antaño ¡ES LA VENGANZA DEL NORTE!

AparienciaEditar

Mide un 1,87. Constitución ágil y de pelo negro como el azabache, suele tenerlo atado con una burda coleta poco elaborada o en caso de tenerlo suelto puede notarse como lo tiene recortado muy bruscamente sin demasiado cuidado. Su piel esta pintada de colores azulados o verdes trazando pequeñas runas y dibujos nórdicos. De su cinturón cuelgan dos hachas pequeñas y del hombro un arco tallado. Sus armaduras están hechas de cueros poco trabajados con pequeños remaches metálicos.

CarácterEditar

Carácter servicial con aquellos que considera sus superiores pero en el combate deja su apariencia de tranquilidad absoluta para demostrar un carácter fiero y despiadado. Cree profundamente en los titanes y se considera una gran devota.

FamiliaresEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar