Fandom

Wiki Errantes

El Pacto Áureo

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
El Pacto Áureo
Imagen de El Pacto Áureo
Información de la hermandad
Servidor Los Errantes
Estado Inactiva
Razas Razas de la Alianza
Categoría Milicia
Líder Garron Baines

TrasfondoEditar

El Pacto Áureo fue creado después de la partida de Garron Baines y Myrall Thompson de la campaña de Durotar. En el viaje de vuelta, y tras una horrible pesadilla donde sólo se veía destrucción y muerte, decidió dejar de lado el título de Señor que se le había otorgado para luchar por el bien no sólo de su Casa y del reino de Gilneas, ya perdido, sino para defender a todos y cada uno de los miembros de la Alianza. Tras darse cuenta de que varios reinos estaban desprotegidos por la guerra, supo que alguien debía mantener la seguridad de los ciudadanos. Después de pasar una noche en Bahía del Botín, y conocer a personas con su misma idea, oficializó la creación de esta nueva cofradía. 



ObjetivoEditar

El objetivo del Pacto Áureo es el de mantener la total seguridad en los pueblos afiliados a la Alianza, actuando al margen de la misma, pero haciendo 'su trabajo'. Luchan contra todo lo que pueda comprometer la paz del pueblo desde el anonimato y la sombra. Viajan allá donde esté el peligro y ponen paz donde se requiera, sin reparo: Ventormenta, Stromgarde, el continente de Rasganorte, las tierras de los elfos de la noche... allá donde haya dolor y sufrimiento, ellos irán a remediarlo. Sin líderes propiamente dichos, se erigen como una milicia que utilizará el poder del pueblo para mantenerlo a salvo.

CampañasEditar

- Trama del Martillo (13/11/13-29/11/13)

Tras pasar un tiempo en Ventormenta, atraer más miembros a su causa, y ser víctimas de un ataque de misteriosos desconocidos, el Pacto Áureo partió a su base en Ocaso, donde siguió la lucha contra estos nuevos enemigos. Una vez allí, y tras encontrarse una macabra escena en la taberna, derrotar a un extraño hechicero y limpiar la base de no-muertos, prosiguieron indagando en los individuos que les habían atacado, que parecían ser cultores del Martillo Crepuscular.

Encontraron en una granja a un malherido huargen, y en una casa en la misma hacienda cogieron un cofre con unos misteriosos orbes dentro. Garron pensó que un antiguo amigo suyo y de su familia, Elphias Blake, podría ayudarles, así que emprendieron su búsqueda. 

Tras preguntar en Villa Oscura, y obtener unas respuestas poco concretas, fueron a Ventormenta, uno de sus posibles paraderos, a preguntar por el mago. Al día siguiente, partieron a Páramos de Poniente, donde descubrieron que fue a Mechasur en un barco de contrabando. Cogieron otro barco y partieron a Mechasur, haciendo escala en Bahía del Botín.

Una vez en las Tierras Devastadas, Garron Baines y Alester Taellyr decidieron buscar en Nethergarde, donde informaron que Blake había ido a visitar a unos invocadores. Tras descubrir su guarida e infiltrarse en ella, sacaron a Elphias y lo llevaron a la fortaleza.

Pasaron unos días, y Elphias llevó a los milicianos al Templo de Atal'Hakkar, donde resultó ser un impostor y robó los orbes del grupo, entregándoselos a un invocador atal'ai, que quería invocar a un loa haciendo un sacrificio humano. Dicho humano colgaba sobre el invocador y, tras derrotarlo y liberar al auténtico mago, partieron corriendo a Nethergarde de nuevo.

La última parte de la trama se desarrolló en el Paso de la Muerte, utilizando información de Garron, que salió a explorar. Elphias dirigió el ataque por la zona hasta llegar a la vetusta torre de Karazhan, donde su enfrentamiento final daría lugar. Tras entrar y derrotar a los jefes de esta nueva célula del Martillo, incluído su lider Tobías Blake, acabaron con esta amenaza de una vez por todas.


-Trama del Fiordo Aquilonal (11/11/13-18/11/13)

Al llegar a Rasganorte, los muchachos del Pacto Áureo visitaron el puesto de Valgarde. Al día siguiente, fueron a la Fortaleza de la Guardia Oeste, donde visitaron una garganta cercana: La Garganta Susurro. Bajó a explorarla el grupo formado por Jesabela Rocarena, Myrall Thompson, Aenor Séregon, Remy Darvill y Garron Baines. Nada más comenzar el descenso, Aenor resbaló, cayendo por el precipicio y rompiéndose una pierna.

El grupo, sin Aenor, conoció a un extraño enano llamado Gravil, que decía buscar un tesoro de Ymiron. Accedió a seguir el camino con los exploradores y a repartir el botín. Una vez entraron en las oscuras catacumbas que según decían, guardaban el tesoro, se encontraron encerrados en una oscura sala. Un tenebroso susurro recorrió sus mentes, y se enfrentaron a una especie de prueba. El enano sucumbió, y Garron logró encontrar, con dificultad, una salida para continuar.

Al llegar a la siguiente sala, un hedor terrible los envolvió. Al mirar al frente vieron a un extraño hombre, seguido de otros dos. El primero, que tenía la piel muy pálida, casi como la cera, les habló y les propuso la siguiente prueba. Desapareció y sus seguidores se transformaron en lo que más temían los miembros del grupo. Tras quedar Remy y Garron atrapados por unas cadenas al perder el combate, Myrall y Jesabela continuaron solas a la última sala.

Allí, había muchos huecos en la pared, perfectos para el tamaño de un humano. El extraño hombre de antes se volvió a aparecer y, tras mostrarles la última prueba, se derritió dejando una cera blanca que fue a parar a cada uno de los huecos. Las mujeres tenían que encontrar una llave en alguno de ellos, ahora ocupados con figuras macabras y horripilantes, de aspecto humano. Algunas atacaban, otras asustaban, otras sencillamente no hacían nada. Al llegar a la última, una fea amalgama enana, antes llamada Gravil, salió, mordiendo a Jesabela en un brazo y dejándole una terrible herida. Tras destrozar lo que quedaba del enano, cogieron por fin la llave, abrieron el cofre que apareció en la sala y volvieron a la fortaleza.

En el interior del cofre había un orbe de visión, que Elphias estuvo analizando durante varios días. Sufrieron varios ataques de vrykul. Algunos eran figuras de cera, otros, mitad cera mitad carne. Tras descubrir el mago que estaban siendo atacados por los seguidores de un ignoto, fueron a un lago helado cercano a Vildervar a buscar un objeto que poseía una ninfa. Esa ninfa no era otro que el líder de los seguidores, que portaba el objeto al cuello. Tras derrotarlo, cogieron el objeto mientras el vrykul maldecía y daba información sobre su líder: Yn'zogh.

Blake descubrió que el ignoto se encontraba en las catacumbas de Utgarde. Jesabela le sugerió destruir el orbe porque, si tanto les interesaba, destruirlo sería la mejor opción. El mago lo hizo, desatando una oscura tormenta alrededor de Vildervar. Tras un buen rato, y tras maldecir mil veces al calvo hechicero, Remy salió y habló con una sombra que acudió a su llamada. Al día siguiente, irían a Utgarde a poner fin a este mal, por el bien de los pueblos afectados.

Tras llegar a Utgarde y ver a todos los oscuros siervos de Yn'zogh, llegaron a su cámara, donde hubo un intenso enfrentamiento. El Pacto, ayudado por algunos soldados de Valgarde y prisioneros del ignoto rescatados, consiguieron ponerle fin a la vida del maligno ser por la mano de Aenor Séregon, que murió al asestarle un espadazo para liberar a los suyos del hechizo sombrío al que Yn'zogh los había sometido. Tras la muerte del paladín, se dio fin a esta oscura historia, y a la vida del siervo de un Dios Antiguo. 


-El Tesoro de Quetz'lun

Webs externasEditar

NotasEditar

  • MoP Parche 5.4.0: Fundación.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar