Fandom

Wiki Errantes

El Cáliz de los Milagros

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Relato escrito por Alfdaen. Hilo original aquí.



Fábula del Cáliz de los Milagros

Érase una vez, en una pequeña abadía, vivían unos sacerdotes que se encargaban de sanar y ayudar a toda persona que lo necesitase.

La abadía era liderada por el padre Olaf, un hombre respetuoso, noble y virtuoso. Todo el reino le tenía una alta estima pues ayudaba a cualquier persona, fuese mendigo o fuese noble, ya que para él todos eran sus hijos y los cuidaba con mucho amor y aprecio.

Todo el reino vivía una época de paz y sosiego.

Pero entonces ocurrió algo inesperado. En una despejada noche, el cielo nocturno se iluminó y una estrella cayó de los cielos provocando un gran estallido de luz y color.

La estrella había caído cerca de la abadía y el hermano Olaf se acercó al cráter que había provocado el cuerpo celeste al impactar en la tierra.

Era brillante y preciosa, de color ámbar y que daba algo de luz en esa oscura noche. Olaf la cogió y para su sorpresa no se quemó, era agradable al tacto y emitía pequeñas sonidos armoniosos y cristalinos.

Olaf comprendió que era un regalo de la Luz para la humanidad y decidió utilizar la estrella para crear un artefacto con el que ayudar aún más a los habitantes del reino.

Fue a ver a un joven herrero y le pidió que hiciese algo especial con la estrella que había caído. El herrero se puso de inmediato a trabajar y tras tres días y tres noches, el herrero se presentó a Olaf y le mostró el resultado.

Un cáliz. Un cáliz brillante y majestuoso con varias piedras preciosas y un aura agradable que lo envolvía. Según el joven herrero, él había dejado su mente a disposición de la Luz y esta le prestó su fuerza. Juntos crearon la copa dorada.

Olaf le dió las gracias al herrero y se llevó el cáliz dentro de la abadía. Olaf pudo descubrir sus poderes. Al parecer, al depositar agua dentro de la copa esta conseguía un poder sanador que curaba cualquier herida. Debido a eso, se le puso el nombre del Cáliz de los Milagros.

El cáliz fue usado por los hermanos para curar a los ciudadanos del reino que lo necesitasen. Los habitantes empezaron a hablar sobre los milagrosos sanadores de la abadía y pronto su fama se extendió por todos los confines del mundo.

Sin embargo, un día, un temible y oscuro ejército atacó con todas sus fuerzas movido por la envidia y los celos que sentía hacia el reino. Miles de monstruos sin piedad engrosaban sus filas, sedientos de sangre y sufrimiento.

La desgracia se cernió sobre el reino. Muchas personas perecieron y los supervivientes tuvieron que escapar. Ya solo quedaban cenizas y ruinas de lo que una vez fue una gran y próspera nación.

Olaf, temeroso de que el artefacto sanador cayese en las manos del ejército y fuese utilizado con fines diabólicos, decidió ocultar el Cáliz de los Milagros y desde ese día la reliquia ha estado escondida a la espera de la llegada de un corazón puro que pueda reclamarla.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar