Fandom

Wiki Errantes

Cosas en común

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Relato escrito por Krogush. Hilo original aquí.



Cresta Fuego Glacial, un inhóspito páramo helado de inacabables inviernos, hogar ancestral del clan Lobo Gélido, una tierra exenta de piedad donde solo los fuertes prevalecen. El joven orco se arrebujo en sus pieles mientras escudriñaba el horizonte, buscando cualquier movimiento en ese desierto helado, al cabo de unos minutos fijó su vista en una silueta no muy lejos de su posición,un jabalí de la cresta, el cazador se agazapó y empezó a moverse por la nieve haciendo el menor ruido posible, como un depredador acechando a su presa. Se acercó al animal, siempre fuera de su campo visual. Todo iba perfectamente pero cuando solo se encontraba a unos pasos de su presa pisó una ramita, la criatura levantó la cabeza y se giró mirando al orco, bufando y preparándose para cargar, el cazador maldijo su mala suerte y preparó su hacha lanzándose encima del jabalí. Tuvo suerte, su hacha se hundió en el cuello de la bestia, provocando una muerte limpia, separó su arma del cuerpo del animal y dejó escapar una sonrisa, admirando su premio, una buena pieza.

Se estaba preparando para volver a Wor'gol cuando un sonido le llegó a los oídos, un sonido familiar, un sonido que le hacia hervir la sangre, escaló un pequeño montículo de nieve y miró al origen del sonido, confirmando sus sospechas, una partida de caza Señor Del Trueno. Seis cazadores acompañados de dos uñagrietas, cada animal arrastraba un carro de madera por la nieve, uno con las diferentes piezas que se habían cobrado y la otra con lo que debían de ser sus provisiones. Era extraño que se acercaran tanto a Wor'gol, se habían vuelto muy osados últimamente . Hubo algo en especial que llamó su atención del pequeño convoy, en el carro de los suministros se hallaba una jaula, no era lo suficientemente grande como para albergar a alguno de sus hermanos Lobo Gélido pero sí para encerrar algún animal de tamaño medio, desde tanta distancia no podía distinguir que había dentro pero sabia que estaba ocupada, tenia que seguirlos y averiguar que había en la jaula, le apenaba dejar su pieza recién adquirida a merced de los carroñeros pero su curiosidad era mas fuerte.

Pasaron las horas y el día dio paso a la noche, los Señor Del Trueno acamparon y el joven orco esperó pacientemente a que se hubiesen dormido y se acercó al campamento. Fue directamente a la jaula hecha de huesos entrelazados y unidos con cuerdas, en el interior logró discernir la silueta de un lobo gélido, parecía joven pero tenia ya el tamaño de un adulto. El animal empezó a gruñir cuando notó su presencia, justo en ese momento una nube se apartó del cielo y la luz de la luna iluminó el blanco pelaje del lobo, no era uno cualquiera, era Escarcha, el lobo de un amigo suyo, Lu'kosh, lo supo su pelaje, el mas blanco de su camada, la misma camada de su difunta loba, alargó la mano, colándola por uno de los huecos de la jaula para tranquilizar al animal << Escarcha... No temas, soy yo, Krogush, estoy aquí para salvarte>>.

Cuando Escarcha captó el olor conocido y la familiar voz los gruñidos cesaron, incluso empezó a menear la cola ligeramente, le propino al orco un par de lametones en la mano. Krogush frunció el ceño al fijarse mas en el animal, había recibido una paliza<<No te preocupes pequeño, te sacaré de aquí e iremos con tu compañero>>. Por grandes que fueran sus ganas de venganza tenia que encontrar a Lu'kosh y saber que había sido de él, sacó su hacha y corto las cuerdas que mantenían cerrada la puerta de la rudimentaria jaula. Escarcha salió de la jaula de un salto y aterrizó en la nieve<<Llévame con Lu'kosh, Escarcha>>. Al instante el animal empezó a olfatear el suelo, buscando un rastro mientras Krogush se aseguraba de que los Señor Del Trueno seguían dormidos. Cuando Escarcha captó el olor de su amo echó a correr en su dirección, Krogush siguiéndole por detrás.

Cuando llegaron al lugar donde estaba Lu'kosh el sol estaba empezando a salir. Una pequeña cueva, la salida estaba llena de cadáveres, tres o cuatro Señor Del Trueno, parece que Lu'kosh se había atrincherado ahí dentro, el lobo entró primero seguido del orco, lo que encontró dentro de la cueva desearía no haberlo visto nunca, Lu'kosh estaba sentado al fondo de la cueva, tripas colgando, su rostro mostraba rabia, aún sujetaba su hacha, le habían herido y dejado para desangrarse... Escarcha emitía gemidos lastimeros mientras le daba pequeños toquecitos a su amo, el cual nunca mas se volvería a mover, Lu'kosh se merecía descansar de forma digna no acabar siendo un cadáver mas en una cueva, quiso moverlo pero Escarcha empezó a gruñir al acercarse, no podría tocar a su amo. Decidió darle un poco de tiempo al animal.

preparó una pequeña hoguera y empezó a buscar rocas, cuando hubo encontrado un buen montón las dejo cerca de la cueva y se sentó al lado de la hoguera, esperando. Pasaron unas horas, ya habia esperado el tiempo suficiente, iba a entrar de nuevo en la cueva cuando cayo al suelo de rodillas, se llevó una mano a su hombro derecho, notando un gran dolor punzante, estaba lleno de sangre, le habían clavado una lanza.

-Vaya vaya vaya... ¿Qué tenemos aquí? Un pequeño cachorrito lobo gélido se cree que puede colarse por la noche en mi campamento y robarme mi nueva mascota, que osado... Y estúpido.

Un enorme Señor Del Trueno se había aproximado por su espalda y ahora estaba a su merced, el dolor le impedía moverse.

-Deberías haber vuelto con tu patética "manada" en vez de meterte con los mayores, ahora lo pagarás caro.

-Dime... Eso a la cara....- Ante el comentario del joven orco el Señor Del Trueno empezó a reír.

-Como desees...

El titan marrón se acercó a Krogush y le agarró del cuello, levantándolo en el aire y dejándolo a la altura de su cabeza.

-Mi cara será lo ultimo que veas antes de morir cachorrito.

Cuando estaba a punto de terminar con Krogush escuchó un sonido a su izquierda, Escarcha gruñendo al Señor Del Trueno.

-Ni se te ocurra hacer nada mascota, ahora iré contigo y te volveré a encerrar en tu jaula, donde deberías est...¡AGHHHHHH!.

El gran orco soltó a Krogush y empezó gritar posando su mano en una mejilla, Krogush había conseguido alcanzar su cuchillo de desollar y se lo había clavado en la mejilla izquierda.

-¡MALFITO BAFTARDO TE VOY A-!

Antes de que pudiese terminar la frase Escarcha se lanzó sobre el, mordiéndole el cuello, un mordisco limpio, el Señor Del Trueno dejó de moverse.

Krogush se sacó la lanza del hombro soltando un fuerte rugido de dolor y se vendó como pudo la herida con parte de sus pieles. Miró a su derecha y ahí estaba Escarcha sentado a su lado<<Bien hecho Escarcha, si no fuera por ti estaría muerto...>>. Volvió a mirar a la cueva donde se encontraba Lu'kosh y entro, recogió el cadáver de su amigo, y con un poco de esfuerzo por su herida en el hombro consiguió sacarlo, Escarcha le miraba apenado, pero no hizo nada. Dejó a Lu'kosh en el suelo y empezó a cubrir el cuerpo con las rocas que había encontrado, un pequeño sepulcro de rocas.

No podía hacer nada mas por su viejo amigo en estas condiciones, al menos ahora descansaría en paz, se acercó a Escarcha.

-Tenemos algo en común compañero, ambos hemos perdido a nuestros compañeros... Se que duele, pero hay que dejarlos ir... Y Lu'kosh se merece descansar de forma digna, no congelarse en esta cueva-Acarició lentamente la cabeza del lobo, este le miro directamente a los ojos, como si de verdad comprendiera lo que decía.

Se levantó y empezó a caminar hasta Wor'gol, cuando se quiso dar cuenta, Escarcha caminaba a su lado.

-Je... Parece que ahora estamos juntos... Volvamos a casa... Compañero.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar