Fandom

Wiki Errantes

Cartas de una hija

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Relato escrito por Tzao. Hilo original aquí.



Primera cartaEditar

Queridos padre y madre.

Soy Tzao, os escribo porque a estas alturas se que estaréis muy preocupados por mi, por favor, no intentéis buscarme, estoy bien y no corro ningún peligro, se que queréis que vuelva y lo haré, algún día, pero me temo que no será pronto, el motivo por el que me fui de la isla es porque ahí fuera había todo un mundo por descubrir y sabia que si os preguntaba a vosotros no me dejaríais marchar, sé que solo queréis garantizar mi seguridad pero a veces erais demasiado protectores, por eso me fui sin avisar. En este nuevo mundo he visto cosas que nunca creeríais, desde arboles tan altos como montañas hasta ciudades tan grandes como el mismísimo Shen-zin Su o incluso mas grandes, he visto animales increíbles y paisajes impresionantes. También hay peligros en esta tierra, pero no os preocupéis, tengo amigos conmigo que me ayudan, un par de pequeños seres verdes, parecidos a los gamberros que deambulan por la isla, quizás a primera vista parece que son unos egoístas y solo piensan en el dinero pero en el fondo son buenas personas y me han protegido y han cuidado de mi. También esta conmigo Pangzhu, ese bruto que enviasteis a buscarme, al final ha decidido quedarse conmigo hasta que vuelva a la isla, es sorprendentemente mas amable conmigo que antes. Se que me echáis de menos y yo a vosotros también no hay momento en el que no os recuerde y recuerde a la isla, volveré, os lo prometo, y cuando lo haga os contare mil historias de mis viajes por este mundo.

Con amor, vuestra hija.

Segunda cartaEditar

Queridos padre y madre.

Soy yo Tzao, he estado pensando que después de contaros que estoy al cuidado de tras personas que no sois vosotros debería explicaros quienes son, de Pangzhu no tengo que contar mucho mas que no sepáis ya de el así que empezaré por los seres verdes. Debería comenzar explicando que su raza se llama "los goblin" quizás visteis alguno cuando la horda y la alianza naufragaron en nuestra isla, pequeños seres sin pelaje, de piel verde y bastante inteligentes, siempre inventando artilugios extraños y locos, tienen fama, como os conté en la anterior carta, de ser unos codiciosos y unos avariciosos. Estos dos goblins que me ayudan se llaman Faustián Y Brioche.

Faustián es.... Bueno en su gran mayoría se parece mucho a cualquier goblin, solo piensa en el dinero y es bastante tacaño, da la sensación de que siempre esta buscando problemas allá donde va, y en efecto si que lo hace, pero parece mas que los problemas le buscan a él, siempre haciendo enemigos. Aunque eso es solo su exterior, lo poco que sé todavía de él me ha demostrado que en el fondo, muy en el fondo, tiene un buen corazón y se preocupa mucho por sus seres queridos, aunque lo enmascare siendo un borde y un gruñón la mayoría del tiempo.

Hablar de Brioche es mas difícil... La primera vez que la vi mi impresión fue... Que estaba loca, y seguramente es cierto, pero he de reconocer que con el tiempo Brioche se ha convertido en la mejor amiga que tengo aquí. Parece bastante inocente y da la sensación de que vive en su propio mundo perfecto alejada de la realidad pero en algunos momentos cambia drasticamente y puede que sea la mejor persona que tener cerca en esas circunstancias. Siempre esta con la tontería de que yo soy su "mascota", aunque se lo dejo pasar. Aunque viéndola normalmente no lo parezca tiene la(bastante) extraña afición de llamarnos para realizar diferentes actividades y juegos... ¿Como lo diríais vosotros? "subidos de tono".

Bueno, esto es todo lo que os he podido contar sobre ellos de momento, espero que vosotros esteis bien en la isla. Seguiré mandando cartas contándoos mis viajes.

Con amor, vuestra hija.

Tercera cartaEditar

Queridos padre y madre.

Soy Tzao, no habéis recibido noticias de mi en un buen tiempo por un motivo, Faustián ha montado una expedición en busca de un libro que, según parece, es muy importante. Durante las últimas semanas ha estado reuniendo gente para ayudarle a encontrar el libro, todos los que llegaron le ayudan por unos motivos u otros pero lo que si he notado es que Faustián tiene una gran habilidad para encontrar personas... Peculiares: Desde los mas humildes sacerdotes hasta hábiles taumaturgos de las artes oscuras, incluso consiguió unir a la expedición a otra compañera Pandaren, de la isla, como nosotros, su nombre es Mai Ling, quizás vosotros la conocisteis.

Cuando pasó un tiempo y Faustián juzgo que eramos suficientes nos embarcamos en una nave goblin con un nombre bastante peculiar, ahora mismo no me acuerdo. El tiempo en el barco fue bastante aburrido, pero encontré una forma de pasar el rato, he estado hablando con Pangzhu, por mucho que odie reconocerlo, algún día tendré que defenderme yo sola, no siempre tendré a mis amigos cerca, así que accedió a entrenarme para poder luchar. Un tiempo después de empezar el viaje en barco tuvimos unos problemillas técnicos, nada importante pero nos vimos obligados a parar el viaje, por suerte había una isla cerca, donde pudimos pasar uno días relajados hasta que terminaron las reparaciones y pudimos seguir la travesía.

Por fin hemos terminado el viaje en barco y hemos llegado a Gadzetán, una ciudad goblin en medio de un desierto, una gran extensión de arena por todas partes sin absolutamente nada, parece un panorama bastante deprimente pero la tranquilidad y el silencio que se respira son fantásticos y por la noche el cielo es precioso. Por el día la cosa cambia mucho... El calor que hace aquí y la sequedad del ambiente es un gran problema ya que nosotros estamos cubiertos de pelaje... Espero encontrar una manera de soportar bien este calor. De momento estamos esperando a que Faustián de la señal para seguir con nuestro viaje, espero volver a escribiros pronto.

Con amor, vuestra hija.

Cuarta cartaEditar

Queridos padre y madre.

Soy Tzao, no se muy bien como empezar esta carta, supongo que lo primero será contaros que no he sido del todo sincera en mis anteriores cartas, la expedición que ha montado Faustián es para encontrar un libro, en efecto, pero este libro esta maldito, es un libro que contiene los nombres de demonios de toda clase, el objetivo de Faustián es encontrar el libro y guardarlo, para que no caiga en malas manos.

Durante toda la expedición, incluso antes, hemos estado afrontando peligros inimaginables, he tenido que luchar y matar para defenderme de demonios y fanáticos que adoran a estos como dioses, también he visto morir gente buena sacrificándose por la causa. Os cuento todo esto porque nuestro viaje nos ha llevado al sitio que creemos que es el lugar actual donde se encuentra el demonomicón y antes de ir hacia ese lugar donde no sabemos que clase de peligros nos aguardan quería que supieseis toda la verdad sobre lo que he estado haciendo.

Hay otra cosa que me ha estado rondando en la cabeza bastante tiempo, y si no lo expreso aquí creo que me va a acabar consumiendo. Hace unos días, mientras andábamos por el desierto, ocurrió algo muy extraño, una gran tormenta de arena nos arrastro y cuando quisimos darnos cuenta habíamos sido transportados al interior de una especie de caverna con vida, un gran organismo vivo. Allí mientras intentábamos descubrir la forma de escapar del horrible lugar experimentamos algo que no se lo desearía ni a mi peor enemigo Todos los miembros de la expedición, comenzamos a ver imágenes y escenas de nuestro pasado, y de nuestros horrores mas profundos... Todas esas escenas.... No eran meras ilusiones, todas tenían parte de real. Lo que yo vi... Fue nuestra casa, una imagen en la que vosotros... Os olvidabais de mi... Y las cartas que os enviaba las tirabais al suelo sin importaros lo que me pasara... No quise creer lo que veían mis ojos y aun ahora no me creo lo que vi... Pero aun así quiero que sepáis... Que si no vuelvo a responderos, que si caigo en ese lugar maldito intentando recuperar el demonomicón y nunca vuelvo a la isla... Quiero que sepáis que os quiero, sois lo que mas quiero en este mundo y nada podría cambiar eso.

Con amor, vuestra hija, Tzao Zarpaveloz.

Quinta cartaEditar

Queridos padre y madre.

Soy Tzao, hacia tiempo que no os escribía, el motivo es porque viajé hasta Pandaria, nuestra tierra ancestral, con Pangzhu, eso os lo contaré en otra carta, llevada por la curiosidad de que algo extraño pasaba en una tierra llama las Tierras Devastadas me he acabado uniendo a un grupo liderado por dos orcos que pretenden castigar a unos malvados orcos, aunque no conozco demasiado bien a la pareja lo poco que sé de ellos me ha gustado, son dos orcos que practican el arte del chamanismo, Ulfgeir y Nun'kui.

Aparte de mi mas gente se ha unido a su pequeña cruzada, un grupo menos extraño que cuando viajaba con Faustián y Brioche pero también bastante variopinto. Creo que los que mas destacan en el grupo son un anciano chaman tauren, llamado Konar, es muy tranquilo y sabio, un curioso orco bastante tímido llamado Drog'osh, me recuerda bastante a mi cuando salí de la isla, me cae bastante bien, es encantador y lo que parece ser un mestizo de orco y draenei llamado Grizoltk, también es bastante sabio.

Nuestra aventura nos ha llevado a un pantano llamado el bosque corrupto, donde esperamos encontrar a esos malvados orcos. Escribiré otra carta tan pronto como pueda.

Con amor, vuestra hija, Tzao Zarpaveloz.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar