Fandom

Wiki Errantes

Asedio de Orgrimmar

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Asedio de Orgrimmar
Imagen de Asedio de Orgrimmar
Información de la Batalla
Fecha 07/10/2013
Lugar Durotar
Resultado Filas de la Horda de Garosh mermadas
Beligerantes
Horda rebelde
La Alianza
Horda de Garrosh
Comandantes
Vol'jin
Baine Pezuña de Sngre
Krognuk
Varian Wrynn
Jaina Valiente
Vereesa Brisaveloz
Andor Noktumbra
Comandantes Kor'kron
Garrosh Grito Infernal
Nazgrim

TrasfondoEditar

Tras meses de preparativos en batallas para mermar las fuerzas de Garrsoh, los lideres de la Alianza y la Horda rebelde empiezan el Asedio a Orgrimmar.

Las ordenes de la horda y la alianza se dividierón e tres grupos:

  • Las hermandades aliadas por la puerta sur de Orgrimmar.
  • La Horda regelde por la puerta sur de Orgrimmar.
  • La horda de Seldune, por la puerta norte de Orgrimmar.


Trascurso de la batalla de las hermandades aliadasEditar

Se preparó el último de los Cónclaves y los asistentes fueron variados y de todas las hermandades que resisitían en Tiragarde. A la sombra de las ruinas de las casas derruidas, se decidió lanzar dos ataques. El primero flanquearía, ayudando a las tropas de la Corona, presionando junto a las líneas de los Rebeldes. Con el segundo, la guerra llegaría dentro de Orgrimmar, con un propósito: La liberación de los esclavos que Garrosh había tomado de los rebeldes y de la mismísima Theramore.

Los informes de los últimos días de los éxitos de Lady Seldune por el flanco de Azshara hacían creer en una victoria después de todo. Así pues se hizo la llamada a las armas, para llevar la guerra en nombre de la Libertad. Marcharon al caer la noche, mientras las columnas de humo se alzaban a las puertas de Orgrimmar. Los Rebeldes habían caido contra un primer contigente, contra el que luchaban con fuerza, pero llegaban mas refuerzos Garroshistas, que amenazaban con sobrepasarlos. 

Los cuernos de la Alianza resonaron anunciando la carga, la infantería pesada cargó como una sola, estrellando sus escudos contra los orcos, que cruzaron acero con las tropas aliadas, en un combate que se alargó por horas enzarzados en una brutal melée. El combate terminó con el suelo tapizado de carmesí con la sangre de los caidos por todos los bandos, Rebeldes, Garroshistas y Aliados. Tras la ofensiva, las tropas aliadas, pusieron rumbo a las granjas Garroshistas para liberar a los peones secuestrados y al ganado para que pudiesen llegar a manos Rebeldes.

Poco después de la batalla, la flota desembarcó y cargó contra el ejercito kor'kron y el Gigante Ferreo, las hermandades aliadas se retiraron para recuperarse de la batalla y sanar a los heridos.

El segundo asalto, llegó el día posterior. Las tropas de la Alianza, encabezadas por el Rey Varian, se encontraban en las profundidades de Orgrimmar combatiendo a los leales siervos del Tirano, mientras la ciudad, reinaba el caos. Las tropas leales a Garrosh, pequeños focos aún combatían ferozmente a pesar de haber sido derrotados, se negaban a rendirse, prefiriendo dar su vida por su señor. En la algarabía del combate, se llegaron a liberar un buen puñado de prisioneros de ambos bandos, cortando a espadazos sus cadenas, llevándolos seguros fuera de la ciudad, donde pudieron unirse a los Rebeldes de Vol'jin, o ser llevados para sanar sus heridas al Fuerte del Norte. Fue durante la evacuación cuando los vítores por la batalla anunciaron la derrota de Garrosh y el nombramiento de un nuevo jefe de guerra.

El número de heridos entre las tropas Aliadas se hizo especialmente alto en el último asalto, así que fué el último movimiento del Cónclave en Durotar, antes de recuperar las heridas y poder poner rumbo a Ventormenta, con el deber cumplido.

Trascurso de la batalla por la Horda rebeldeEditar

Cuando los rebeldes procedentes de Cerrotajo y liderados por Krognuk, Máhal y Sen'jar llegaron a la explanada principal de Orgrimmar, todavía fuera de los muros de la ciudad, se encontraron con medio centenar de kor'kron que les divisaron y que cargaron con rabia contra ellos. Los rebeldes en formación resistieron el envite y devolvieron letalmente los golpes, haciendo retroceder al enemigo. Una vez estos se retiraron varios metros más atrás un lanzacuchillas de los leales a Grito Infernal se dispuso a arrojar uno de sus terribles proyectiles. No obstante, varios rebeldes se percataron de esto y lograron inutilizarlo. El combate prosiguió a la par que los rebeldes conseguían con sudor y sangre arañar unos metros más, acercándose la capital. Finalmente, cuando otras dos decenas más de kor'kron se unían a la refriega contra los sublevados, el destacamento de la Alianza apareció comandados por Sir Tristan de la Tour y cargaron contra los garroshistas por el flanco del este. Cuando finalmente el medio centenar de kor'kron había caído a manos de las facciones aliadas, dos comandantes de Grito Infernal: un guerrero imbuido con sha y un chamán oscuro atacaron a los intrusos.

Los rebeldes de la Horda consiguieron derrotar al guerrero, de cuyo cadáver emergió un residuo sha que consiguió resistir algunos minutos más hasta que por su parte la Alianza también derrotó al chamán oscuro. Con la derrota de los dos comandantes los kor'kron restantes se retiraron hacia los muros de la ciudad de Orgrimmar, desde donde salía amenazante en esos instantes el gigante férreo acompañado de varios centenares de orcos. No obstante, la batalla no continuaría. Horda Rebelde y Alianza habían derrotado a los garroshistas y tomado el control de la extensión de terreno colindante a Orgrimmar y de la Bahía de Garrafilada.

El Asedio de Orgrimmar había comenzado.

Transcurso de la batalla por la Horda de SelduneEditar

Al caer la noche las máquinas goblin estaban preparadas. Horas antes los kor'kron se habían retirado de la cantera con dirección a la puerta trasera de Orgrimmar, que fue cerrada a cal y canto, dejando tan sólo fuera una unidad con varias catapultas que apuntaban hacia las posiciones de los sublevados. Cuando todos los soldados se habían marchado de la zona intermedia comenzó el fuego cruzado. A la señal de Seldune, la artillería goblin consiguió en un primer momento destruir dos catapultas kor'kron mediante cohetes explosivos. Sin embargo, los garroshistas contestaron con dureza logrando destruir una parte del Intercambiador, provocando bajas leves en el bando rebelde, que seguían suministrando munición a los lanzacohetes. Ambos contendientes no cejaban en dispararse todo lo que tenían disponible, aunque según pasaban los minutos los artificieros rebeldes se iban imponiendo una vez consiguieron acabar con las catapultas e impactar en las puertas.

Viendo que no lograban acabar con la maquinaria goblin, las puertas del norte de Orgrimmar se abrieron dejando salir varias decenas de kor'kron que se lanzaron a la carrera en un ritmo infernal con dirección a las posiciones sublevados. No obstante, los rebeldes aguantaron mientras cargaban una bomba de mayores dimensiones sobre un lanzador de considerable tamaño. Cuando los enemigos estaban al alcance el artefacto explosivo fue lanzado contra los garroshistas a la carga. Si bien no acabó con todos - el resto fue pasado a cuchillo en escaramuza - varios cayeron como causa de la explosión. Con la victoria en el fuego cruzado, los sublevados en Azshara avanzaron hasta tomar la cantera y el bosquecillo que habían incendiado días atrás, consiguiendo así vía libre para comenzar las incursiones dentro de Orgrimmar.

GaleríaEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar