Fandom

Wiki Errantes

Adiós Ventormenta, adiós

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Relato escrito por Eámanë. Hilo original aquí.



A mis Queridas Amigas de la gran Capital:

No es menester ni placer estar aquí ahora mismo escribiendo estas palabras, pues las sospechas infundadas vieron finalmente luz y anuncian la incuestionable voluntad de mi Madre. A mis espaldas, me vigilan bultos y maletas preparados para el viaje mientras aún de fondo se puede escuchar a mi Madre dando órdenes a los sirvientes para que todo quede dispuesto lo antes posible…

Es como sospechábamos. El final de mi estancia en la Capital. Su voluntad ha sido siempre cumplida y parece ser que esta no era la excepción. Ya me quedé sin escusas y argumentos para retrasar la marcha. Ella tomó la decisión por mí. Además a raíz del último suceso…

Una Kaldorei joven paseaba con una gran bestia por dentro de la ciudad, esta desbocó y la víctima aunque leve, fue mi querida Madre… No fue apenas nada, solo un par de rasguños y una caida, fue más la mancha en su orgullo del acto en público. Esto la ha sacado de sus casillas en nuestra intimidad y no veía nada lógico que una criatura asi viajara por la ciudad sin una mínima vigilancia. Finalmente su estado de ánimo fue calmado por mis palabras, pero más por las de una viajera del Exodar que nos visitó hace poco días.

El simple hecho de contemplarla era increíble, nunca había tenido el placer de estar tan cerca de un Draenei. Todo lo que ella era, despertó gran fascinación en mi, así como me recordó todo lo que aún debía aprender, lo cual fue aplastado por el sentimiento de condena de la partida inmediata. Ella hablaba con una preciosa voz. Cada palabra y entonación retumbaban en mi cabeza encontrando paz y sosiego. Después de un rato de conversación, el rostro de mi Madre cambió en ese momento y con estas palabras dio por finalizado el hecho: “Creo que podemos dejarlo pasar, tenemos cosas más importantes de las que ocuparnos”.

La sonrisa de ese ser era tan hermosa que podría decir que iluminó la estancia. El sentimiento negativo, frio y de rencor que había antes en el lugar desapareció en un solo segundo. Fue algo impresionante y puede que a la vez perturbador al darte cuenta del brusco cambio. Por cómo se dirigía a mi madre y mi madre a ella, parecían guardarse respeto mutuamente. Eso es algo raro en mi Madre pues no valora a la buena a cualquiera así como así, por lo que considero la opción de que debían conocerse de hace un tiempo.

Una vez marchó la Draenei, volví a mi cruda realidad. Marcho de la Capital hacia Dalaran. Se acabaron las escapadas, el estar con vosotras, nuestras habladurías, nuestros paseos por los exteriores, los chicos, el beber algo con vosotras tranquilamente en un local… Se acabó lo bueno. Vuelta de nuevo al enclaustrado día si día también. No desprecio el conocimiento y el saber, todo lo contrario. Me fascina pero obviamente echaré de menos todo esto. Mi madre dice que solo pienso en perder el tiempo y no en mis estudios… Puede que quizás una época centrada me venga bien. Hecho en falta algo que solo los libros y el estudio me pueden otorgar pero siempre fui partidaria de que podía continuar aqui con ello, cosa que mi Madre desaprueba completamente. No solo por la "falta" de concentración ante tantos estímulos sino por los últimos acontecimientos y mi seguridad.

Pues, queridas amigas, con este escrito me despido de vosotras. Espero volver a veros pronto y que nos escribamos frecuentemente. Sois lo que más voy a extrañar de esta ciudad pues verdaderamente ya no me ata nada aquí. Solo tenéis que ver que mi madre me hizo adoptar su apellido y me ayuda a dejar en el olvido a los que me olvidaron en el pasado.

Sin extenderme más, nos vemos al atardecer en el puerto, en mi último día en Ventormenta.

Os quiere

Eámanë Eärendil

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar