Fandom

Wiki Errantes

Adalberth Selwyn

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Alliance.png
Adalberth Lucius Adelbernson Selwyn y Selwyn
Imagen de Adalberth Lucius Adelbernson Selwyn y Selwyn
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Apodo Lord Denmorte
Título Conde de Selwyn, barón de la Torre de Plata
Género Masculino
Raza Humano
Edad 24 años
Clase Aristócrata
Alineamiento Caótico Neutral
Ocupación Aristócrata, Brujo en el Aquelarre de Ventormenta
Lugar de nacimiento Torre de Plata, Reino de Alterac
Residencia Ciudad de Ventormenta
Afiliación Reino de Alterac, Reino de Ventormenta, Aquelarre de Brujos de Ventormenta, la Gran Alianza.
Estado Vivo

TrasfondoEditar

Corominas34 aux.jpg

Adalberth jamás deja de frecuentar la corte de Ventormenta

Adalberth Selwyn, XII conde de Aurillac, VIII marqués de Lothringen y XXIII barón de la Torre de Plata y aristócrata de la Casa de Nobles en el Reino de Ventormenta es capaz de envanecerse de ser el último representante de un largo linaje nobiliario que remonta sus orígenes a los albores del Imperio de Arathor y a las sangrientas Guerras Trol.

Adalberth nació fruto de la unión entre el sagaz conde Adelbern de Aurillac, y la bella marquesa Lyanne Selwyn, una familiar lejana cuya rama se había asentado en Ventormenta hacía ya siglos y que con el tiempo había logrado medrar en las Montañas de Crestagrana hasta poder ostentar el título de la marca de Lothringen que les valía un asiento en la Casa de Nobles. El primer vástago de la unión entre Lyanne y Adelbern nació en la ciudad de Dalaran, pero a los pocos meses la familia hubo de marchar a Alterac para tomar posesión de los títulos que Adelbern, padre de Adalberth había heredado tras la heroica muerte de su padre y sus hijos en batalla.

A las luces de la Primera Guerra, y temiéndose una catastrófica invasión en el continente por la Horda el abuelo de Adalberth, también llamado Adelbern y cuatro de sus cinco hijos resolvieron reunir una gran leva de campesinos de sus haciendas para marchar hacia el Reino de Ventormenta, donde se sumaron a las desesperadas defensas sureñas contra una apabullante Horda ávida de sangre que amenazaba con acabar con la existencia de la humanidad por entero. Se cuenta que en los campos de batalla la valentía del conde Adelbern IV fue tal que sus compañeros lo apodaron el León Negro, debido a que la bruñida armadura que el aristócrata acostumbraba a portar estaba ensuciada de la sangre oscura de los orcos a todas horas. A pesar de su probada bravura, Adelbern IV murió luchando contra un guerrero del Clan Roca Negra y sus hijos no tardaron en seguirlo a la tumba.

Fueron pocos los campesinos que volvieron a la Torre de Plata, la hacienda familiar, y allí dieron la noticia. Así pues, el quinto hijo del viejo león de la Torre de Plata, que no parecía que fuera a heredar más que las migajas de lo que sobrase y también joven padre de Adalberth fue nombrado como conde de Aurillac y barón de la Torre de Plata en una austera ceremonia debido al luto por la muerte en combate del León Negro. Adalberth creció feliz y privilegiado, gozando de una educación prodigiosa y acceso a una de las mayores bibliotecas del mundo que se ocultaba en la Torre de Plata. Educado en heráldica, historia, materias de ciencia y letras, Adalberth se destacaba como un niño excepcional ya a la edad de siete años.

No obstante, Alterac fue invadida por el Reino de Lordaeron durante la Segunda Guerra debido a su pacto con la Horda y los territorios de los Selwyn fueron devastados, destruidos y abnegados de sangre durante la contienda. Se cuenta que fueron unos paladines de la Mano de Plata aquellos que acabaron la vida de los condes de Aurillac, dejando a un pequeño y desamparado Adalberth huérfano de padre y madre de un solo y trágico golpe que marcó su ser.

Nadie sabe exactamente cómo o porqué, pero Adalberth sobrevivió, a diferencia de sus padres. Sin saber adonde ir, recapituló todo lo que conocía y resolvió marchar hacia Dalaran, donde sus padres habían tenido amigos y aliados atravesando para ello las Montañas de Alterac corriendo un peligro mortal en su empeño por llegar a la Ciudad de la Magia.

Al llegar a la ciudad, fue recibido por el archimago Abenthy, un anciano arcanista que había servido de tutor a los Selwyn durante su juventud. El senescal de la mansión que los Selwyn poseían en Dalaran, llamado Leopold. En Dalaran, Adalberth aprendió todo lo necesario para convertirse en un prestigioso mago de renombre. A pesar de que los títulos nobiliarios que ostentaba no tuvieran valor alguno debido a la devastación de Alterac, Adalberth fue respetado y conocido en Dalaran por sus continúos meceznagos, su amor al arte y su valiosa colección de libros raros e inusuales. Antes del advenimiento de la Plaga, el joven conde desapareció en un viaje hacia el Sur, y se le dio por muerto. Años más tarde, reaparecería en Ventormenta, habiendo recuperado y repoblado sus tierras en Alterac con la venia de la Casa de Nobles, que por aquellos tiempos regía los destinos de Ventormenta junto a Bolvar Fordragón. Adalberth se estableció en la Corte de Ventormenta, pasando a integrarse en la nobleza ventormentina como uno más, pero sin olvidar sus orígenes.

295px-D.a.f-de-sade.jpg

El joven Adalberth

Hará cosa de un año se desposó con lady Moira Manderly, la hija de un próspero aristócrata enriquecido del Bosque del Ocaso, con una gran dote. La ceremonia nupcial fue conocida por el vulgo por su fasto y su grandeza, siendo casados los dos prometidos por Tristan de la Tour. A los pocos meses de feliz emparejamiento, el padre de Moira murió en extrañas circunstancias, con lo que los títulos, tierras y bienes fueron a parar a su única hija.

Se le suele ver frecuentando la Ópera de Ventormenta en compañía de elegantes nobles, hermosas damas o siniestros personajes por igual. También suele pasear por las muchas bibliotecas de la ciudad, y en más de una ocasión ha impartido un par de conferencias en la Academia de Artes Arcanas de la Ciudad.

En los bajos fondos se rumorea su pertenencia al Aquelarre del Cordero Degollado. Se pueden contrastar las apariciones en los círculos de brujería con las continúas estancias de Adalberth en Ventormenta y se le suele asociar con lord Denmorte, un misterioso brujo vestido de negro que luce una máscara de plata con una calavera tallada.

AparienciaEditar

0 868a2 da01db20 orig.jpg

Será mejor que nunca lo veas practicar las artes oscuras

Ante ti se encuentra un delgado joven de cabellos dorados rasurados conforme a la moda ventormentina; con un claro afán de evocar también con una patente carencia de vello facial el elegante estilo clásico que detentan una las antiguas estatuas humanas que guardaban los jardines del Palacio de Ciudad Capital.

Adalberth, como cabría esperar de un vástago de la más alta nobleza, es de piel endiabladamente pálida. El tono de piel que es el primero en dejar clara la raigambre y linaje al que pertenece, pues en sus venas corre una sangre azul equiparable a la de la realeza.

A pesar de su aspecto aristocrático, un detalle que a pocos se les pasa por alto en lo respectivo a Adalberth son sus ojos, de un frío verde venenoso que parecen ostentar una sobrada carga de cinismo, agriedad y altivez que muchas veces se trasluce en muecas apáticas que poco o nada de diplomático parecen tener.

Con todo, Adalberth busca dejar ver que es alguien elegante, de modales y gustos refinados que valora por encima de todo el protocolo y las maneras correctas; no sin aderezarlas con su toque insensible que escasas amistades suele grajearle. Además, Adalberth se afana en dejar ver a menudo su faceta más intelectual participando a menudo en el mundo de la cultura, la política y la filosofía; pues son intereses que acostumbra a dejar patentes en su agenda de actividades y en su estilo de vida, focalizado en el mecenazgo, el conocimiento y las ideas.

Dorian-gray-21.jpg

En la ópera con su discípula Alice Calway

A pesar de que demuestre continuamente ser un varón ilustrado y de ciencias, Adalberth es un vehemente defensor de una visión del mundo en la que cada cual ocupa un lugar concreto según su talento y su raigambre, y no dudará en poner en práctica esta percepción a la hora de relacionarse socialmente, de tal manera que asienta una premisa sencilla que se puede palpar tan solo con sus actos: el mundo es un tablero de ajedrez y las personas son meras piezas.

Dando a entender esto, el egregio conde de Aurillac siempre acostumbra a ladear su sonrisa en un contorno altivo, casi burlesco en una curvatura labial que no hace más que reafirmar la particular soberbia misericorde que se afana en otorgar a todos..

FamiliaresEditar

  • Selwin I de Aurillac: Fundador epónimo de la familia Selwyn y ancestro directo.
  • Adelbern I de Aurillac: Ancestro especialmente conocido por la creación de la villa de la Torre de Plata.
  • Adalbernias II de Aurillac: Ancestro conocido debido a la actitud beligerante y cruel de su siniestro gobierno. 
  • Se puede contar una línea interrumpida de condes Selwyn de Alterac desde los tiempos del imperio de Arathor hasta los días presentes, en esencia trece condes muy longevos, de ascendencia élfica, hasta llegar a:
  • Adelbern IV de Aurillac: Abuelo paterno, apodado el León Negro, caído en combate durante la Primera Guerra.
  • Adalbernias el Mariscal: Hermano menor de Adelbern, actualmente un anciano militar.
    Draco malfoy by yorinarpati-d671cfp.jpg

    Un poco amable Adalberth en su etapa de Dalaran

  • Raitharia Raythare: Abuela paterna, esposa de Adelbern.
  • Adalberth el Fuerte: Tío, primogénito de Adelbern IV, caído en combate durante la Primera Guerra.
  • Adaltharion el Orejaslargas: Tío, segundo hijo de Adelbern IV, caído en combate durante la Primera Guerra.
  • Adelbern el Rico: Tío, tercer hijo de Adelbern IV, caído en combate durante la Primera Guerra.
  • Anabelle la Hermosa: Tía, cuarta hija de Adelbern IV, desaparecida en combate durante la Primera Guerra.
  • Adelbern V de Aurillac: Padre, muerto a manos de la Mano de Plata durante la Segunda Guerra.
  • Lyanne Selwyn: Madre, muerta a manos de la Mano de Plata durante la Segunda Guerra.
  • Anabelle Selwyn: Hermana, estudiante en Dalaran.
  • Lady Moira Manderly: Esposa.

Historia de la dinastía SelwynEditar

Familienwappen Habsburg-Stroehl.jpg

El blasón de la dinastía Selwyn: un león de gules sobre un campo de oro coronado de azur.

La fundación de la Casa Selwyn se fundamenta en los míticos tiempos del Imperio de Arathor, durante los inicios de las Guerras Trol. El primero de la longeva dinastía fue Selwin el Mago, que era uno de los más afamados cronistas de la salvaje corte del Emperador Thoradin de los Arathi. Una vez se iniciaron las pavorosas contiendas contra los Amani, una comitiva de misteriosos y espigados Altos Elfos arribó, Selwin fue designado para guiar a una hechicera alta elfa a través de los vetustos muros de Strom. Nadie sabe cómo, Selwyn consiguió convencer a la quel'dorei para que le instruyera cómo uno de los cien primer

os hechiceros. Así pues, percatándose de su valía cómo guerrero, el magno Emperador concedió a Selwin un lugar en las tropas de auxilio para luchar contra los trols, junto con los cien magos humanos. En mitad de la batalla, Selwin logró acabar con un temible trol primigenio, desatando toda su magia, así salvando la caballería que el mismo Thoradin encabezaba. Una vez la batalla terminó, en las llanuras sangrientas y nevadas de Alterac, Thoradin ascendió a Selwin cómo señor y le concedió un feudo cercano al campo de batalla.

Así pues, rindiendo vasallaje al Emperador de Arathor, Selwin formó unos asentamientos y construyó una torre, conocida cómo la Torre de Plata, que siglos más tarde sería conocida por ser un poderoso castillo de Alterac, cercano a las posesiones de la familia Mordis. Se dice que Selwin desposó a la hechicera elfa y que tuvo una gran descendencia, que se encargaría de consolidar y mantener el poder de la nueva dinastía durante los siglos posteriores.

La decadencia de la familia comenzó con el alzamiento de los Perenolde cómo casa real de Alterac y el asentamiento de nuevas familias llegadas de los límites del antiguo Imperio de Arathor. Al perder su categoría cómo una de las pocas familias habitantes de Alterac, los Selwyn empezaron a experimentar un declive paulatino que dejó las posesiones de la familia en un territorio fronterizo a la entrada de Alterac, cuya posición a la hora de cobrar a los comerciantes que viajaban a Lordaeron fue 

Alterac.jpg

Blasón de Alterac por Chris Metzen

realmente enriquecedora para la familia. Los Adelberns, cinco en total, se dedicaron a promover la cultura y la ciencia con amplios contactos con el reino de Quel'Thalas y Dalaran.

Finalmente, la familia fue masacrada por los paladines de la Mano de Plata durante la Segunda Guerra, excepto el joven Adalberth, el flamante heredero que se crió en Dalaran durante los tiempos contemporáneos. Así pues, tras unas arriesgadas maniobras fiscales con el patrimonio de la familia, Adalberth consiguió establecer y asentar una base de poder familiar en el Sur de Ventormenta, mientras su tío abuelo sir Adalbernias y su hermana conviven en la suntuosa mansión de Ventormenta. 


Heráldica, blasonamiento, títulos y árbol genealógicoEditar

500px-Counts of Habsburg Arms.svg.png

Casa Selwyn y Condado de Aurillac: Escudo de armas ancestral de la familia Selwyn, representando un león rojo, erguido, de gules, con las zarpas cinceladas en  azur, coronado en el mismo color. Este mismo escudo se puede encontrar en las innumerables genealogías de la familia, siendo el león animal representativo de los Selwyn desde hace aproximadamente seiscientos años. Se puede encontrar también en los documentos referentes al Condado de Aurillac, ubicado al sur del reino de Alterac.

Torre donjonada.png

Baronía de la Torre de Plata: Torre de plata sobre campo azur, puertas y ventanales de gules. Se puede encontrar en la heráldica de los territorios de Alterac representando a la baronía de la Torre de Plata, cuya titularidad ostenta Adalberth.

Duque de Austria.png

Ducado de Aurillac: Una banda blanca sobre campo de gules. Se emplea usualmente para referirse al Ducado de Aurillac, que se compone del Condado de Aurillac, el vizcondado de Angulemois, la baronía de Alençon y la baronía de la Torre de Plata. La titularidad del Ducado de Aurillac está todavía por reclamar, a pesar de que Adalberth ostente los derechos y reclamaciones del ducado, pues se está tramitando el Decreto Real que lo autorice a ostentar dicho título.

500px-Blason Lorraine.svg.png

Marquesado de Lothringen: Banda de gules cruzando campo de oro, con tres aves de plata en su interior. Este escudo se puede encontrar en los documentos relativos al marquesado de Lothringen, ubicado en las Montañas de Crestagrana, heredado de su madre. La posesión de este marquesado le ofrece un sillón en la Casa de Nobles del Reino de Ventormenta con todas sus prerrogativas y derechos. Cuándo Adalberth reclamó y obtuvo este título, perteneciente a su madre, muchos nobles ventormentinos se ofendieron debido a que era un extranjero alteraquí y levantó asperezas un tiempo en la corte.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar