Fandom

Wiki Errantes

Édgar Veniant

1.451páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Neutral.png
Édgar Veniant
Imagen de Édgar Veniant
Información del personaje
Servidor Los Errantes
Título Caballero, Lord
Género Varón
Raza Humano
Edad 50 (Al fallecer)
Clase Caballero de la Muerte (2ª Gen)
Alineamiento Neutral Malvado
Ocupación Señor de la Casa Veniant
Lugar de nacimiento Valle del Terror
Residencia Mansión Veniant, Valle del Terror
Afiliación Casa Veniant, Culto de los Malditos, La Plaga
Estado Fallecido

Parte de esta Wiki permanecerá sin redactar por motivos de Rol.

TrasfondoEditar

JuventudEditar

Nacido durante el año 28 antes de la Apertura del Portal Oscuro, en la villa del reino de Lordaeron actualmente conocida como Valle del Terror. Hijo de Nargom Veniant, descendiente de un linaje de nobles y militares mayormente varones. Aunque nunca tuvieron gran peso ni destacaron demasiado, los Veniant estuvieron ahí casi desde la formación del Reino.

Édgar no tuvo una niñez complicada, sino todo lo contrario. Pudo disfrutar de los lujos de un servicio que, aunque escaso, era obediente. Jamás tuvo que preocuparse de aprender a hacer las cosas por sí mismo, y creció en la idea de que si él estaba ahí, si él era quien mandaba, es porque así debía ser.

A los ocho años tuvo un hermano, Hudor. Nunca sintió aprecio por él, ya que le veía como un lastre y ni siquiera le creía con derecho a existir. Desde que Hudor tuvo uso de razón, Édgar nunca le permitió tener la más mínima importancia, y puso gran empeño en que no pudiera destacar en nada.

Llegada la adolescencia, no cambió demasiado. Su padre se preocupó de que aprendiese a manejar las armas y a montar a caballo, preparándole para continuar con el linaje familiar. El jóven Édgar no parecía demasiado entusiasmado con el arte de la espada, pero sí con la idea de que aquello le daría aún más poder y control sobre aquellos que se atreviesen a contrariar sus designios y peticiones.

AdultezEditar

Tras varios años, Édgar era el 'perfecto' jinete de guerra. Al menos en teoría, puesto que nunca había participado en una batalla real, salvo duelos o enfrentamientos de uno contra uno. Había crecido bien y se veía apuesto, con un cuerpo suficientemente trabajado, procurando siempre mostrar un aspecto cuidado y adinerado. Así, no le fue difícil encandilar a la que sería su futura mujer, Ágnes Bondure, hija de Henry Bondure, un burgués dedicado al comercio y transporte de objetos exóticos.

Los Bondure vieron esta relación como una oportunidad para subir un escalón en la sociedad, y Nargom no opuso resistencia, ya que lo importante para él era conseguir descendientes para la familia, y una burguesa siempre era mejor que una plebeya cualquiera.

Como muchas relaciones, todo comenzó bien, pero en seguida se pudo ver cómo iba camino del desastre. Édgar era autoritario, controlador, y bastante celoso, de modo que Henry comenzó a creer que todo aquello no había sido una buena idea para su hija. Sin embargo, Agnes parecía reacia a dejar su lado, por diversos motivos personales, aunque siempre dejaba ver su incomodidad para con la situación. Poco tiempo después contrajeron matrimonio, y Agnes comenzó a perder el trato habitual con su hermana Lottie y su padre. Esta fue la consolidación de la Casa Veniant como tal, comenzando a ser 'algo más' que una familia noble.

Primera y Segunda GuerraEditar

La siguiente noticia destacable que pudo dar Édgar, fue el nacimiento de Deisa Veniant, casi en mitad del estallido de la Primera Guerra. Como primer gran acto paternal, Édgar desatendió a su recién nacida hija para ir a combatir por Ventormenta junto a su padre y su hermano. El hecho de que Deisa hubiera resultado ser niña no fue motivo de alegría para él ni para su padre, y eso se hizo notar con el tiempo.

Quizá fuese el hecho de que Édgar no se vio del todo envuelto en grandes contiendas durante la guerra, o quizás que los tres miembros de la familia volvieron con vida a Lordaeron pese a la caída de Ventormenta, pero aquella experiencia había dado más alas si cabe a la mentalidad de Édgar y su supuesta superioridad innata.

Agnes no supo demasiado bien cómo recibir la vuelta de los Veniant, al haber pasado los cinco últimos años al cargo de Deisa, únicamente atendida por el servicio de la Casa, de la que también había tenido que hacerse cargo junto a su padre. Édgar ni siquiera prestaba atención a la pequeña, que desde su primer encuentro le observaba con unos ojos llenos de rencor.

Sin embargo, no hubo tiempo para una vida cotidiana con demasiadas sorpresas, ya que al año siguiente la Horda comenzó a atacar Lordaeron. Se repitió el proceso, aunque esta vez los entonces Caballeros Veniant se llevaron algo más que la experiencia de esta guerra. Nargom murió durante los últimos asaltos de la Guerra, Hudor perdió una mano y sufrió heridas severas, pero Edgar volvió de una pieza, siendo ahora el cabeza de familia y señor de la Casa.

Cuando la guerra terminó, la Casa Veniant acogió a los restos de la familia Mariel, únicamente el señor de la Casa, su hijo, y sus escasas posesiones y siervos. Esto les haría ganar algo más de potencial, sumado al título de Lord que el Reino entregaría a Édgar por los servicios de su familia en la guerra.

Liderazgo de la Casa VeniantEditar

Desde entonces, rumores sobre adulterio y malos tratos por parte de Édgar eran comunes en el lugar. Incluso se rumoreó que tuvo al menos una hija con una sirvienta. En esta época, Henry desapareció. Nunca se supo demasiado sobre el tema, pero las malas lenguas se atrevían a decir que lo último que hizo fue ir a hablar con el entonces Señor de la Casa Veniant.

Édgar despachó a Hudor, negándole el uso de la recientemente construida Mansión Veniant en Valle del Terror, y procurando negarle de nuevo toda oportunidad de hacerse ver como parte importante de la Casa, o siquiera de la familia.

Nada cambió durante los siguientes años. Deisa creció sin atención de su padre, alistándose en el ejército regular en cuanto pudo, y su matrimonio se veía prácticamente en ruinas, sosteniéndose por el mero hecho de que Agnes no se veía capaz de abandonarle. Édgar vivía únicamente para dar órdenes y acumular poder y oro.

La única actividad que haría junto a Deisa sería un viaje hacia el Sur, por motivos que nunca explicó a nadie.

Culto de los MalditosEditar

Entonces llegó el Culto de los Malditos. No fue difícil para Édgar tomar una decisión cuando se le ofreció poder y un lugar destacable en un nuevo mundo. Era el objetivo perfecto.

Con Deisa en el ejército, combatiendo las hordas de no-muertos, la primera de la familia en caer fue Agnes, al enterarse de la nueva afiliación de su marido. Los siguientes serían Lottie, su marido Zedock Laubert y su hijo Malverik, en una visita sorpresa al Señor de la Casa.

Este sería su momento de gloria. Junto a la Plaga, Édgar trajo el terror a buena parte del Valle que tomó ese nombre tras la guerra. Los pocos supervivientes o disidentes de la Casa Veniant se refugieron temporalmente con Hudor, o huyeron al Sur con Fernán Devólia, consejero de la Casa.

Al tiempo, Deisa caería en batalla, y su padre le daría por fin un uso útil para él. La convirtió en una Dama de la Muerte, obligándola a llevar la muerte y el horror en su nombre. Fue el apogeo de su poder, de su gloria, y de su egocentrismo. Hasta que el Rey Lich comenzó a perder poder.

Lo último que verían los ojos no-muertos de Édgar sería a una Deisa demenciada, riendo, acercándose a él, y asestándole el que sería su golpe de gracia.

AparienciaEditar

En vida era un hombre con buen aspecto. De ojos marrones, pelo castaño, melena por los hombros, barba y bigote bien cuidados, y siempre un buen porte. Su cuerpo estaba bien trabajado, aunque no demasiado musculado, y su piel era pálida, pero no en exceso.

Su aspecto más conocido, al servicio del Culto de los Malditos, era bastante más diferente. Su pelo había perdido casi todo el color, siendo grisaceo y blanco, sus ojos habían adoptado un tono blanquecino azulado, su piel se había tornado amoratada, y las marcas del Culto se dejaban ver en su rostro.

CarácterEditar

Posesivo, dictatorial y déspota. Todo se debía hacer cómo y cuando él lo requería. Nadie debía cuestionarle, y quien lo hacía pagaba un alto precio. Egoísta y avaro, normalmente sin importarle el precio, ya que terminaría por pagarlo otro. Era un hombre fácil de influenciar, siempre que se le ofreciese algo que a él le pudiera interesar. Lo más importante para él siempre era tener dominio sobre aquello y aquellos a su alrededor.

FamiliaresEditar

  • Humano.jpg Nargom Veniant: Padre (Fallecido)
  • Humano.jpg Hudor Veniant: Hermano (Fallecido)
  • Humana.gif Ágnes Bondure: Esposa (Fallecida)
  • Humano.jpg Henry Bondure: Suegro (Desaparecido)
  • Humana.gif Lottie Bondure: Cuñada (Fallecida)
  • Humano.jpg Zedock Laubert: Cuñado (Fallecido)
  • Humana DK.gif Deisa Veniant: Hija (No-Muerta)
  • Caballero de la Muerte.gif Malverik Laubert: Sobrino (No-Muerto)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar